Marisqueo

Los coquineros reclaman a la Junta las ayudas por el cierre del caladero en Huelva

  • Los mariscadores recuerdan que es un compromiso de la Consejería de Pesca, que llevan meses sin poder faenar con normalidad y que las ventas han sido escasas

Mariscadores de la coquina con sus rastrillos en la costa onubense. Mariscadores de la coquina con sus rastrillos en la costa onubense.

Mariscadores de la coquina con sus rastrillos en la costa onubense. / M. G. (Guelva)

Los mariscadores a pie de la coquina siguen sin recibir las ayudas económicas comprometidas por la Junta de Andalucía para compensar el cierre de las zonas de producción del caladero desde el pasado año por la presencian intermitente de la biotoxina DSP, motivo por el que apenas han podido trabajar en los últimos meses. Los coquineros recuerdan que la Consejería anunció la concesión de las subvenciones hace un mes y aún no han percibido nada, mientras deben seguir abonando la cuota de autónomo y el sello a la Seguridad Social para no perder su carné de mariscador.

Responsables de las asociaciones de mariscadores insisten en que muchos de ellos atraviesan por verdaderas dificultades, lo que ha llevado a algunos a saltarse la veda y faenar para obtener unos pocos recursos económicos. Estos aseguran que, según han informado desde la Delegación de Pesca de Huelva que tan solo falta la rúbrica de la consejera del ramo, por lo que demandan a ésta que las “firme ya”.

La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible tiene intención de conceder ayudas a los mariscadores por el cierre del caladero por toxinas y de algas, lo que provoca graves perjuicios a los profesionales y a las empresas del sector, que “ponen en riesgo su continuidad y el mantenimiento del empleo”.

La Consejería reconoce que durante la campaña 2019-2020, el caladero de producción marisquera de coquina del litoral de Huelva ha sido objeto de continuos cierres por la presencia de DSP. Así, desde el 1 de junio de 2019 hasta el 30 de enero de este año, las ocho zonas de producción de coquina que discurren entre las desembocaduras de los ríos Guadiana y Guadalquivir han estado cerradas por presencia de toxinas por encima del 50% de los días hábiles de pesca.

Los mariscadores consideran que la veda de dos meses es excesiva y que perjudica a la reserva

La Administración ha fijado las condiciones y los requisitos para que los mariscadores a pie puedan acceder a las ayudas: estar dado de alta en la Seguridad Social como autónomo, poseer la licencia correspondiente para realizar la actividad marisquera, acreditar una actividad mínima en las zonas de producción afectadas por el cierre de 30 días en el año 2019. La cantidad fija por beneficiario es de 1.900 euros. Sin embargo, lo coquineros continúan a la espera de recibirlas.

La coquina es un molusco bivalvo que se captura en aguas del litoral del Golfo de Cádiz fundamentalmente por mariscadores a pie, los cuales, dada su limitada capacidad extractiva y que se dedican exclusivamente a la recolección de esta especie, se ven muy afectados por los episodios de cierre que inciden de forma periódica en las zonas de producción de moluscos.

Los coquineros a pies insisten también en oponerse a la duración de dos meses de veda establecida por la Junta por considerarla excesiva. Las asociaciones habían solicitado el adelanto del paro forzoso, debido a la escasa demanda y venta de marisco por el estado de alarma a consecuencia de la pandemia del coronavirus pero entienden que la duración de demasiado larga y que con un mes, o como máximo cuarenta y cinco días, sería suficiente. El presidente de la Asociación de Mariscadores de Nueva Umbría, Emlio Jaldón, es uno de los que ha enviado un escrito a la Delegación de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo en este sentido.

La Consejería ha adelantado en quince días la veda de la coquina para minimizar el impacto por la crisis sanitaria que ha mermado de manera considerable las ventas de coquina en los mercados debido al confinamiento de la población, y ha acordado modificar para este año el periodo para la captura de la coquina en el Golfo de Cádiz, que será del 16 de abril y el 14 de junio, ambos inclusive.

Caladero de la coquina de Huelva Caladero de la coquina de Huelva

Caladero de la coquina de Huelva

Habitualmente, la normativa establece la veda para esta especie del 1 de mayo al 15 de junio, si bien se cuenta con la potestad para adaptar estos períodos en caso de que el estado de los recursos lo permita o lo recomiende y previo asesoramiento de los científicos.

Los mariscadores reconocen que fueron ellos los que solicitaron el adelanto de la parada, pero no para que se prolongara más tiempo del establecido, sino para esperar a que se levante el confinamiento y las ventas vuelvan a recuperarse.

Los coquineros entienden que dos meses sin actividad es mucho tiempo, porque se han producido continuos cierres del caladero en los últimos meses y por tanto no precisa de mucha regeneración. Además, aseguran que las ocho zonas de producción de Huelva están llenas de marisco y que si se prologa dos meses se perderá toda la reserva que hay en la actualidad.

Por tal motivo, insisten en la necesidad de poner faenar lo más pronto que sea posible para “no perder” todo el marisco que abunda por la costa onubense y añaden que con las condiciones actuales este año no haría falta ni veda y solo la escasa demanda hizo que pidieran el adelanto del paro biológico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios