Marisqueo

Los coquineros a pie de Huelva recibirán ayudas por el cierre del caladero por toxinas

  • La nueva orden de la Consejería de Pesca contempla una reducción de la veda de dos meses a 45 días. La zona de Doñana se abrirá a un nuevo grupo de mariscadores

Reunión del sector de los mariscadores con los responsables de Pesca de la Junta de Andalucía. Reunión del sector de los mariscadores con los responsables de Pesca de la Junta de Andalucía.

Reunión del sector de los mariscadores con los responsables de Pesca de la Junta de Andalucía. / H. Información (Sevilla)

Ayudas por el cierre del caladero de la coquina por toxinas, reducir la veda a 45 días y aumentar el número de licencias a conceder son los compromisos alcanzados por las asociaciones de mariscadores con la Junta de Andalucía.

La sede de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible ha acogido una reunión entre responsables de la Dirección General de Pesca y Acuicultura, con José Manuel Martínez Malia a la cabeza, y los representantes de los mariscadores a pie del litoral de Huelva y de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) para abordar la problemática que este sector atraviesa, principalmente fruto de la inactividad que mantienen los coquineros por el cierre completo del caladero debido a la presencia de toxinas.

Tras la reunión, a la que asistió también el delegado territorial del ramo en Huelva, Álvaro Burgos, quedó abierta al marisqueo la zona 101, que corresponde a Canela, Ayamonte.

La clausura completa se produjo después de la segunda parada obligatoria del 24 de septiembre al 23 de octubre. La primera fue del 1 al 31 de mayo. Algunas zonas han estado cerradas casi un mes.Martínez Malia informó de las nuevas ayudas que su departamento ha puesto en marcha para paliar las paradas provocadas en 2019 por toxinas en la coquina. De hecho, ya aparecen contempladas en los presupuestos de 2020.

La Junta contempla ampliar el número de nuevas licencias concedidas hasta ahora y superar las treinta actualidad

En la reunión se abordó la toma de muestras y resultados analíticos preceptivos para el cierre y aperturas de las zonas de producción debido a la presencia de la biotoxina DSP y otras causas. Los técnicos de la Junta realizan desde hace semanas recogida de muestras y análisis de los bivalvos para determinar si siguen teniendo niveles tóxicos no permitidos.

Los responsables de la Consejería han dado a conocer cómo ha quedado la nueva Orden de Marisqueo a Pie, que será publicada en breve, donde se han tenido en cuenta la mayoría de las aportaciones del sector, como la licencia única, los horarios y los periodos de veda, entre otras cuestiones.

En lo que respecta a las paradas obligatorias para permitir la regeneración del caladero se han reducido de dos meses a 45 días, según ha informado el sector a este periódico. Inicialmente, el paro biológico se efectuará en los meses de mayo y junio.

Pesca informó a los mariscadores a pie de las gestiones realizadas con la Dirección General de Medio Natural, Biodiversidad y Espacios Protegidos para acabar con el agravio histórico que supone que la normativa permita a los coquineros de Doñana mariscar en todo el litoral onubense, mientras que el resto pueda hacerlo en todas las zonas menos en la del Parque Nacional.

Mariscadores faenan la coquina a pie en la costa de Huelva Mariscadores faenan la coquina a pie en la costa de Huelva

Mariscadores faenan la coquina a pie en la costa de Huelva / H. Información (Huelva)

El caladero de la coquina en Huelva se divide en ocho zonas: Isla Canela, Barra del Terrón, Desembocadura del Piedras, Punta Umbría, Mazagón, Matalascañas, Doñana norte y Doñana sur. Estas dos últimas están restringidas y solo pueden faenar en ellas los coquineros de Almonte, Hinojos, Sanlúcar de Barrameda (Cádiz), Villamanrique de la Condesa y Pilar (Sevilla).

Según los mariscadores, la Administración se ha comprometido a acabar con esta discriminación y ha anunciado que en fecha no determinada todos podrán faenar en todas las zonas.

Otra de las cuestiones que preocupa al sector es el furtivismo y la captura irregular de coquina, una problemática que desde la Consejería consideran necesario abordar de forma conjunta con el resto de administraciones.

182 solicitudes

En este sentido, para regularizar la actividad y acabar con el furtivismo, que ha proliferado debido a la pérdida de jornales por la parada forzosa de dos meses y el cierre intermitente, la Asociación de Mariscadores Nueva Umbría ha propuesto conceder todas las licencias que se han demandado. La solicitud de carnés para la coquina ha multiplicado por seis la oferta de la Junta, ya que era tan solo de 30 licencias y se presentaron 182 peticiones. Según ha podido saber este diario, la Administración se ha comprometido a incrementar el número de licencia concedidas pero no en qué cuantía.

Nueva Umbría también había propuesto reducir la tara, que en la actualidad es de 25 kilos al día por persona para que “todo el mundo pueda trabajar”, así como subir la talla del bivalvo hasta los 30 milímetros para que el marisco adquiera más valor en el mercado, pero no han sido tenidas en cuenta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios