Campaña de frutos rojos

La contratación en origen para la fresa alcanza las 19.000 temporeras marroquíes

  • El contingente marroquí es complementario al de trabajadores españoles, que sigue siendo con creces el mayoritario

Una temporera de Marruecos en la campaña de recolección de fresa. Una temporera de Marruecos en la campaña de recolección de fresa.

Una temporera de Marruecos en la campaña de recolección de fresa. / H. Información (Huelva)

Los productores de frutos rojos de la provincia de Huelva han demandado a la Administración central un cupo de unas 19.000 temporeras con contrato en origen de Marruecos para esta campaña de recogida. Es un número similar al solicitado para la pasada temporada, si bien finalmente las autorizaciones concedidas fueron entonces menores y también el número de trabajadores que llegaron a la provincia onubense.

En la campaña 2018/2019, las organizaciones empresariales agrícolas onubenses estimaron la necesidad de cobertura de puestos de trabajo en 25.840, publicándose finalmente 22.500 ofertas en los servicios públicos de empleo correspondientes. Una vez valoradas, la autorización fue de 19.179 trabajadoras. La contratación colectiva en origen del pasado año supuso la resolución de 16.391 autorizaciones favorables.

De ellas, 1.980 trabajadoras desistieron antes del viaje, por lo que el desplazamiento final a la provincia de Huelva desde Marruecos fue de 14.411 trabajadoras.

Administración y productores han mantenido ya varias reuniones para programar la llegada del contingente de jornaleras procedentes del país marroquí para esta campaña. Por lo general, la gestión administrativa suele iniciarse a mediados de septiembre. Sin embargo, el aumento de volumen de los trámites ha provocado que se haya adelantado al pasado 15 de agosto.

El número de contrataciones en Marruecos es similar al de la pasada temporada de recogida

Para contribuir a mejorar la gestión de la campaña la Administración española ha coordinado con la agencia nacional de empleo de Marruecos (Anapec) una serie de medidas en la tramitación de los visados y los desplazamientos de las trabajadoras hasta el punto de destino. También acciones para mejorar la fase de retorno a Marruecos y su acreditación.

Otra de las iniciativas ha sido elaborar materiales informativos que sirvan de guía breve de acogida para los trabajadores, explicando todos los aspectos del programa, con especial mención a los derechos y obligaciones de los participantes. Todas estas cuestiones y otras se tratarán en una reunión de la comisión provincial de flujos migratorios de Huelva que se celebrará a finales de este mes.

El inicio de la selección de las temporeras marroquíes está previsto para la tercera semana del próximo mes de noviembre, lo que supone también un adelanto de la gestión. El calendario acordado para la llegada del contingente en la fase de recolección se iniciará en diciembre, para lo cual se ha modificado el mecanismo y establecido cuatro fases.

La primera de ellas comenzará el 15 de diciembre con la llegada de temporeras repetidoras de más de dos años de campañas. A este grupo le seguirá otro de jornaleras de las mismas características para el 15 de enero y un tercero para primeros de febrero. Posteriormente, a partir de de marzo, llegarán las repetidoras de la pasada temporada y las de nuevo contrato.

Un grupo de mujeres marroquíes espera el turno para obtener el contrato en origen durante la selección Un grupo de mujeres marroquíes espera el turno para obtener el contrato en origen  durante la selección

Un grupo de mujeres marroquíes espera el turno para obtener el contrato en origen durante la selección / H. Información (Marruecos)

La campaña agrícola de Huelva genera 5 millones de jornadas de trabajo. La afiliación media a la Seguridad Social en el mes de mayo de 2019 arrojó una media de 91.291 altas en el régimen especial agrario, de las cuales 42.979 fueron trabajadores españoles (la mayoría de ellos de la provincia onubense), el 47%; 21.894 comunitarios (rumanos y búlgaros, principalmente), el 24%; y 26.418 extracomunitarios (Marruecos y zona subsahariana), el 29%. Estas cifras constatan que la contratación de trabajadoras marroquíes es complementaria, y no sustitutiva, a la contratación de trabajadores en España.

La mano de obra de Marruecos se completa con la oferta de trabajo que realizada el Servicio Andaluz de Empleo (SAE), así como con los trabajadores fidelizados que habitualmente tienen contrato con la empresa productora cuando llega la época de la recolección, y que no precisa acudir al SAE, motivo por el que personas que figuran en las listas del paro no acuden a la convocatoria. La oferta de empleo del SAE para esta campaña es de 12.000 personas para trabajar en la recogida de los frutos rojos.

La temporada de contratación de Marruecos se considera un ejemplo de buena práctica a nivel europeo y es seguido con atención por diferentes países para desarrollar proyectos similares.

Coordinación

Al tratarse de una campaña donde intervienen numerosos agentes y administraciones se pone en valor la coordinación con la que se desarrolla y la necesidad de seguir intensificando los esfuerzos para una mejor programación.

Los gobiernos de España y Marruecos han impulsado mejoras en la planificación de la campaña, incrementando el número de reuniones y la frecuencia de los contactos para, entre otras cuestiones, propiciar la llegada escalonada de las personas que vienen a trabajar de acuerdo al calendario y necesidades expresadas por el sector.

De cara a esta campaña, la Administración asegura que trabaja por si se volviera a constatar la ausencia de trabajadores disponibles en España. Así, la intención es renovar los esfuerzos para garantizar los derechos laborales y de alojamiento de las personas desplazadas y su atención social, involucrando cada vez más a la participación de las administraciones territoriales, así como de las organizaciones empresariales, sindicales y no gubernamentales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios