Resumen del Año | La expansión de los regadíos

Un año histórico para los regantes del Condado

  • El Gobierno aprueba la transferencia de 15 hectómetros cúbicos de agua tras un largo proceso

Una balsa de riego en la zona del Condado onubense. Una balsa de riego en la zona del Condado onubense.

Una balsa de riego en la zona del Condado onubense. / H.I.

El 21 de noviembre de 2018 fue un día histórico para los regantes de Huelva. El Senado aprueba por 196 votos a favor, 17 en contra y 16 abstenciones, la Ley del Trasvase de 15 hectómetros cúbicos de agua de la demarcación hidrográfica del Tinto-Odiel-Piedras a la del Guadalquivir y al Condado de Huelva.

Fue el fin de un largo periplo que incluyó enfrentamientos políticos y reproches. El fin de un largo recorrido de trámites que concluyó con la publicación de acuerdo en el Boletín oficial del Estado (BOE) el pasado 7 de diciembre.

Cultivo de fresas Cultivo de fresas

Cultivo de fresas / H.I.

La última fase del proceso se inició en junio 2017, cuando el Pleno del Congreso de los Diputados dio luz verde a la tramitación de la trasferencia de agua al Condado al tomar en consideración la proposición de ley del Parlamento de Andalucía.

Después vendrían la demanda de prórrogas a las enmiendas a cargo de PP y Ciudadanos que solicitaron a la Mesa del Congreso la ampliación del plazo de enmiendas sobre el trasvase de recursos hídricos. Prórrogas que los populares y la formación reclamaron en varias ocasiones, lo que les valieron las críticas del PSOE.

La aprobación de la Ley de Trasvase ha tenido en vilo a los agricultores

Ya en octubre de este año la Comisión de Transición Ecológica en el Congreso de los Diputados aprobó la Proposición de Ley y en noviembre lo hizo la Comisión para la Transición Ecológica del Senado, que dio el visto bueno al proyecto. La iniciativa, remitida desde el Congreso de los Diputados, fue aprobada por los votos favorables de PP y PSOE en la Comisión, tras rechazar los cambios propuestos por las 12 enmiendas presentadas. El último paso fue su aprobación en el Pleno del Senado.

Con esta ley se daba seguridad jurídica los agricultores del Condado onubense que dependían de esta aprobación para la viabilidad de sus explotaciones y se aporta un recurso fundamental de una forma equitativa y sostenible para el Espacio Natural Doñana.

La ley permite una nueva transferencia de agua superficial para los regadíos, que se suma al acuerdo de Gobierno del 15 de febrero de 2008 por el que se aprobó la transferencia de 4,99 hectómetros cúbicos a la cuenca del Guadalquivir.

El texto fue tramitado por la vía de urgencia, al existir poderosos motivos de interés general para autorizar la transferencia de hasta 19,99 hectómetros cúbicos de agua superficial para “asegurar el abastecimiento de los pueblos del Condado y los agricultores en la comarca de Doñana, cuyo suministro a partir del embalse del Corumbel cuenta con escasa garantía o se suministran desde el acuífero 27”.

El proyecto aprobado incluye un listado anexo sobre las obras que deben ser declaradas de interés general del Estado. Entre ellas está el desdoblamiento del túnel de San Silvestre. Otras obras son la construcción de la presa de Alcolea, el desdoblamiento de sifones del canal del Piedras, el desdoblamiento del sifón del Odiel, el aumento de la capacidad de regulación de los depósitos de Huelva y de la balsa de regulación del anillo hídrico, en la demarcación del Tinto-Odiel-Piedras.

Los productores consideran prioritario el desdoble del túnel de San Silvestre

En la demarcación del Guadalquivir, contempla obras en las balsas de regulación e infraestructura de distribución e infraestructuras propias de transporte y regulación del trasvase. Partidos políticos y asociaciones agrarias celebraron la aprobación del trasvase. Nada más conocerse la noticia, las comunidades de regantes demandaron que el desdoble del túnel de San Silvestre sea considerada una obra preferente, por entender que esta infraestructura con su actual capacidad es el “verdadero cuello de botella” del sistema Andévalo-Chanza-Piedras-Los Machos que suministra agua a los regadíos, la industria y la población en general, incluido el sector turístico.

En la actualidad, el túnel proporciona un caudal de agua de 8 metros cúbicos por segundo. La idea es realizar un desdoblamiento que permita otros 20 metros cúbicos más. Los regantes sostienen que desde hace tiempo los servicios técnicos de la cuenca vienen advirtiendo de que sin esta actuación el sistema, aunque dispone anualmente de reservas más que suficientes en los distintos embalses, “no puede garantizar la demanda actual ni futura a los usuarios y posibilitar la transferencia de los 19,99 hectómetros cúbicos de agua al Condado.

Los regantes confían en que los partidos políticos asuman la propuesta sobre el túnel de San Silvestre, una vez constituido el nuevo Parlamento de Andalucía tras las elecciones, en lo que respecta a la parte que le corresponde a la Junta andaluza.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios