Provincia

Trabajos arqueológicos en la Ermita de San Benito descubren un muro de gran magnitud

  • El Ayuntamiento de El Cerro de Andévalo ha impulsado un proyecto para conocer si los orígenes del santuario pudieran ser anteriores a la fecha ya conocida

Vista aérea de la Ermita de San Benito, en la que se puede observar el muro perimetral descubierto. Vista aérea de la Ermita de San Benito, en la que se puede observar el muro perimetral descubierto.

Vista aérea de la Ermita de San Benito, en la que se puede observar el muro perimetral descubierto. / Javier Monterroso (El Cerro del Andévalo)

Los trabajos de arqueología que el Ayuntamiento de El Cerro de Andévalo está acometiendo en el entorno de la Ermita de San Benito Abad han dado como resultado el descubrimiento de un antiguo muro de gran magnitud sobre el que los expertos están analizando ahora su procedencia.

Se trata de un proyecto de carácter municipal que tiene como objetivo saber si el origen del templo cerreño pudiera ser anterior a las fechas ya conocidas, que lo datan entre los años 1427 y 1435. “Queremos conocer nuestra historia, los orígenes de nuestra romería, de nuestro pueblo, de nuestro santuario y de nuestra devoción a San Benito”, aclara el alcalde, Pedro Romero.

El muro hallado se encuentra a sólo seis metros de la ermita, en su parte trasera, donde se ubica el patio de los caballos. Presenta unas medidas de casi un metro de ancho y 15 metros de largo. Aunque los primeros indicios del arqueólogo local José María González apuntan a que se levantó en el mismo siglo XV, la intención es concretar su origen.

“No tenemos claro si se trata de una construcción primitiva o de si es un elemento de apoyo a la construcción actual. En eso estamos trabajando. Hay que analizarlo, mantener la calma y saber de qué fecha proceden”, explica el regidor cerreño, quien se ha mostrado “sorprendido por la amplitud”, pero “satisfecho por el hallazgo”.

Los trabajos de arqueología en el entorno de la Ermita de San Benito han dejado al descubierto un antiguo muro que ahora se está investigando. Los trabajos de arqueología en el entorno de la Ermita de San Benito han dejado al descubierto un antiguo muro que ahora se está investigando.

Los trabajos de arqueología en el entorno de la Ermita de San Benito han dejado al descubierto un antiguo muro que ahora se está investigando. / Javier Monterroso (El Cerro del Andévalo)

Este proyecto arqueológico, que suma un presupuesto superior a los 9.000 euros financiados por la Asociación para el Desarrollo Rural del Andévalo Occidental (Adrao), emergió tras detectarse restos de guijarros en el recinto romero, fruto de la erosión por el paso del tiempo.

Junto al muro, la excavación ha descubierto también restos de vasijas de la época y una moneda acuñada del siglo XVII. El Consistorio pretende que las tareas, en las que se afanan cuatro vecinos al amparo del experto local, se prolonguen hasta septiembre para dilucidar la conclusión de la muralla.

El proyecto ha despertado el interés ciudadano, por lo que el Ayuntamiento ha organizado una visita para mostrar los resultados: “En El Cerro de Andévalo llevamos muy a gala las tradiciones, las raíces y se trata de conocer un poco más nuestros orígenes. Los vecinos estaban intrigados y hemos creído conveniente una visita guiada”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios