Provincia

Inmigrantes afectados por los incendios en los asentamientos de Lepe piden "soluciones" a su situación

  • Alrededor de 150 personas participan en una protesta para reivindicar que tienen "derechos y dignidad"

Un grupo de inmigrantes con pancartas en la protesta de Lepe para pedir condiciones de vida dignas. Un grupo de inmigrantes con pancartas en la protesta de Lepe para pedir condiciones de vida dignas.

Un grupo de inmigrantes con pancartas en la protesta de Lepe para pedir condiciones de vida dignas. / Jordi Landero (Lepe)

Bajo el lema Stop racismo, alrededor de 150 personas –a las que se fueron sumando algunas más durante el recorrido- se manifestaron ayer por las calles de Lepe, convocadas por la coordinadora Solución Asentamientos, para pedir "auxilio" y soluciones para los inmigrantes que hace ya tres semanas lo perdieron todo en los incendios que calcinaron los dos asentamientos chabolistas en los que vivían.

Los participantes exhibieron durante la marcha pancartas de cartón con mensajes como "Alojamientos dignos, nada gratis", "Habéis llamado mano de obra y han venido personas", "¿Me alquilas tu casa?", "No al racismo, sí a la igualdad", "Stop chabolas", "Lepe será la tumba del racismo" o "Vivimos peor que un perro", entre otros, y también han coreado consignas exigiendo soluciones a su situación.

La acción de protesta se ha desarrollado con normalidad y respetando las medidas de seguridad por la actual crisis sanitaria de la Covid-19, como el distanciamiento social o el uso de mascarillas por parte de los participantes. La marcha partió a las diez de la mañana desde el apeadero de autobuses de Lepe, para concluir a la una del mediodía frente al Ayuntamiento con la lectura de un manifiesto.

En nombre de Solución Asentamientos, Haya Fofana y Seydiou Diop señalaron que esta nueva acción de protesta responde a que "desde los incendios, llevamos ya 21 días esperando una solución para las personas que lo perdieron todo", algunas de las cuales duermen cada noche en la plaza del Ayuntamiento, una actitud que aseguraron "mantendrán" hasta que se busque una "solución a nuestros problemas ya que somos seres humanos y merecemos vivir dignamente".

En el manifiesto el colectivo recalcó que tanto los incendios, como los asentamientos chabolistas "no son nuevos" ya que "llevamos más de 20 años trabajando y viviendo entre palets, plásticos y sin ningún acceso a luz, agua ni saneamiento", a lo que añadieron que los fuegos "parecen haberse convertido en la estrategia perfecta para quitarnos de en medio cuando ya no hacemos falta" por lo que "ahora decimos basta. No somos trabajadores de usar y tirar. Somos personas con derechos y dignidad", así como "ciudadanos de esta provincia" que "no desaparecemos cuando la campaña se para, al igual que no desaparecen los recolectores autóctonos".

Consultado por este asunto, el Consistorio lepero se remitió ayer al comunicado que emitió el día anterior a la protesta, donde el teniente de alcalde portavoz del Ayuntamiento, Jesús Toronjo, informó haber solicitado a la Subdelegación del Gobierno de España en Huelva que prohibiese la manifestación "siguiendo las recomendaciones e informes de la Policía Local, la Junta Local de Seguridad y la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía, al objeto de dar cumplimiento a la Orden publicada en el BOJA del pasado 29 de julio que prohíbe la participación en cualquier agrupación o reunión de más de 15 personas para prevenir y contener el brote epidémico de Covid-19".

Toronjo incidió en que "nos encontramos inmersos en una pandemia, con casos positivos en el entorno que aconsejan que se eviten aglomeraciones de personas", por lo que calificó de "desafortunada la decisión del Gobierno de permitir la celebración de dicha manifestación".

Por otra parte señaló que la manifestación "bien podría celebrarse frente a la Subdelegación del Gobierno en Huelva o ante el propio Gobierno de España, puesto que es allí donde se ubica la institución responsable en materia de inmigración y de documentación para estas personas", a la vez que denunció la "campaña política y mediática que está soportando el municipio y el sector agrícola" ya que "somos un pueblo acogedor, integrador y trabajador al que quieren hacer responsable de una situación generada por la política de otras instituciones".

Por su parte, fuentes de la Subdelegación del Gobierno indicaron ayer a Huelva Información que la protesta fue autorizada "en las mismas condiciones que otras manifestaciones, con dispositivo de seguridad y sanitario".

Finalmente fuentes de la Consejería de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local de la Junta de Andalucía, a la que pertenece la Dirección General de Coordinación de Políticas Migratorias, indicaron a este periódico que "no tenemos mucho que decir" ya que "el tema de los asentamientos es sobre todo competencia municipal", y por tanto "es el Ayuntamiento el que está llevando a cabo la negociación con el Gobierno ante el ofrecimiento hecho por Defensa de levantar un campamento del Ejército, pero no hay acuerdo sobre el lugar".

Estas mismas fuentes recordaron finalmente que desde la Junta "dimos recursos a ayuntamientos como el de Lepe para atender a esta población durante el confinamiento", a lo que añadieron que "ante los trágicos incendios Ayuntamiento y Gobierno han planteado dar una alternativa a los afectados y están a la espera, pero ahí la Junta no participa".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios