Provincia

El Parlamento insta al cese inmediato de los vertidos en Nerva

  • La Comisión de Medio Ambiente aprueba por unanimidad la proposición de IU, que rechaza el recrecido por la falta de licencia. El debate en la Diputación deja contradicciones.

Comentarios 1

Vía libre a la interrupción inmediata de los vertidos en el Centro de Residuos Industriales de Nerva. Todo depende ahora de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, después de que los grupos parlamentarios aprobasen ayer por unanimidad la proposición no de ley presentada por Izquierda Unida en la Comisión de Medio Ambiente. Ésta obvia el recrecido de la planta por faltar "la preceptiva licencia de obras". No se tiene en cuenta, así, la sentencia judicial favorable a la empresa en este sentido por silencio administrativo. Y tampoco se aguarda a la resolución del informe técnico, solicitado hace justo tres meses por la misma comisión, para comprobar la capacidad actual de los vasos de residuos. PSOE, PP e IU optan por la vía de urgencia para actuar en el vertedero de Nerva.

Ésta es la segunda ocasión que se aprueba una proposición no de ley relativa a los vertidos en la planta nervense. Ambas parecidas pero con matices diferentes importantes. La misma comisión parlamentaria aprobó el pasado 3 de septiembre, también por unanimidad, instar a la Consejería a que verificara "técnicamente la capacidad y la seguridad actual del vertedero de Nerva, y en el caso de que se haya superado la capacidad autorizada inicial, comenzar el procedimiento para la clausura del mismo en el menor tiempo posible, en el caso de que no estuviesen realizados los informes técnicos correspondientes". Fue producto de una enmienda del PSOE a los dos primeros puntos de la propuesta inicial presentada por Izquierda Unida.

Ahora, justo tres meses después, no hay noticias de ese informe técnico, por lo que IU ha promovido una nueva proposición no de ley (PNL) rescatando el texto original de septiembre. Y esos dos primeros puntos, modificados antes, han sido aprobados ahora por todos los grupos parlamentarios para que el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía inicie "los procedimientos necesarios para la interrupción inmediata de la admisión de residuos peligrosos en el vertedero de Nerva, en tanto que la fase de recrecido final RP, en la que se dice que se están vertiendo actualmente, no cuenta con la preceptiva licencia de obras". Por tanto, hay una petición de cese inmediato de vertidos, diferenciando entre peligrosos y no peligrosos para condicionarlo a los resultados de informes técnicos de Medio Ambiente.

El segundo punto de la PNL aprobada ayer, de hecho, sí supedita a éstos los vertidos no peligrosos, al solicitar la verificación de "la capacidad utilizada en los vasos originarios de residuos no peligrosos para, en el caso de que estén colmatados, iniciar los procedimientos necesarios para la interrupción inmediata de la admisión de residuos no peligrosos en el vertedero de Nerva, en tanto que la fase de recrecido final RNP no cuenta con la preceptiva licencia de obras".

En el debate anterior a la votación, de nuevo el PSOE, a través de la parlamentaria Rocío Rodríguez, defendió la necesidad de esperar el resultado de los estudios técnicos antes de tomar una decisión. "Me consta que están trabajando pero aún no hay conclusiones", dijo, acusando al grupo de IU de "sembrar la duda de falta de seguimiento o profesionalidad de la autoridad ambiental", que, aseguró, "hace flaco favor". Las dos enmiendas presentadas por los socialistas en este sentido no fueron admitidas por los izquierdistas.

Manuel Baena, portavoz de IU en la comisión, defendió la nueva PNL sobre los vertidos de Nerva "pese a la sentencia desfavorable al Ayuntamiento de Nerva" por la falta de noticias del citado informe técnico, tomando, de esta forma, como base la modificación de la Autorización Ambiental Integrada (AAI) realizada por la Delegación Provincial de Medio Ambiente en febrero de 2012.

"En la AAI -explicó Baena en su intervención- la Junta reconocía explícitamente que los tres vasos originales estaban llenos, colmatados. Se decía que había más vertidos en el recrecido final pero el Ayuntamiento no ha concedido licencia de obras, por lo que desde 2008 se han realizado los vertidos sin el recrecido preceptivo".

En la misma línea, el parlamentario popular Alberto Fernández recriminó a Rocío Rodríguez la remisión al informe técnico: "La propia Junta dice en la AAI que los vasos están colmatados. ¿A qué esperar a ver qué dicen esos estudios? ¿Cómo esperar a ver el nivel actual si conforme a lo que se podía, ya se ha superado?". Y mantuvo también que, a pesar de la sentencia judicial favorable a la empresa Befesa, "no hay licencia de obras". "El Juzgado ha dicho que se le debe dar por silencio administrativo, pero esa sentencia no es firme", recordó.

El PP volvió a hablar de la idoneidad de realizar un estudio epidemiológico para comprobar los efectos del vertedero en la población. Ese fue el tercer punto de la PNL aprobada en septiembre, precisamente por una enmienda popular. El restante apuntaba a, en caso de que Befesa mostrase su intención de ampliar la planta, "la apertura de un proceso de diálogo y negociación con el Ayuntamiento de Nerva mediante el establecimiento de un marco democrático que contemple una consulta participativa mediante la cual la ciudadanía de Nerva se pronuncie acerca de la ampliación y de las nuevas condiciones". Idéntico texto componía el tercer punto de la PNL debatida ayer, que retiró previamente IU para evitar la duplicidad.

Ese consenso alcanzado ayer en el Parlamento tuvo sus contradicciones en la sesión plenaria celebrada en la Diputación, en Huelva. El apoyo prestado en Sevilla por el PSOE a la propuesta de IU de interrumpir los vertidos de inmediato ("porque este tema requiere de la máxima unión, aunque tengamos formas distintas de proceder", justificó Rocío Rodríguez) no tuvo su correspondencia en la institución provincial, donde una moción izquierdista similar fue rechazada con los 13 votos socialistas y sólo sustentada por los 11 populares y el del diputado de IU, con la abstención de la diputada no adscrita. Eso, incluso, a pesar de que la diputada socialista Susana Rivas reconociera que "el proceso de revisión de la AAI constata que tres vasos están colmatados pero también que es necesario el recrecido para optimizar el rendimiento".

Es cierto que en la citada moción se incluía como segundo punto la exigencia a la Junta de la retirada de la AAI en vigencia al vertedero. Y también fue esto motivo de descoordinación entre los representantes de Izquierda Unida, que no llevaron a la comisión parlamentaria esta petición el mismo día, a pesar de que podrían haber presentado una enmienda a la propia proposición no de ley.

Los socialistas y la diputada no adscrita sí aprobaron en la Diputación la moción del PSOE que rescataba el acuerdo de septiembre pasado de la Comisión de Medio Ambiente del Parlamento, instando a la Consejería a "finalizar a la mayor brevedad posible el estudio que se está realizando para conocer la situación real de los vasos originarios de residuos", condicionando a sus resultados que "se proceda por parte de la administración autonómica al estricto cumplimiento de la legalidad medioambiental vigente, y que se defina por los servicios jurídicos de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio cuál es el proyecto que debe servir de referencia para analizar los resultados obtenidos, y definir en consecuencia el futuro de estas instalaciones", dice el texto de la moción. IU y PP votaron en contra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios