Incendio en Lepe

Las ONG denuncian la “falta de respuesta” de las administraciones

  • El fuego arrasa el techo y las pertenencias de unos 120 migrantes

  • Asnuci convoca hoy (19:00) una concentración frente al consistorio

Una persona camina entre los restos de las chabolas, todavía humeantes y en llamas. Una persona camina entre los restos de las chabolas, todavía humeantes y en llamas.

Una persona camina entre los restos de las chabolas, todavía humeantes y en llamas. / Jordi Landero (Lepe)

La historia se repite, y buena parte del asentamiento de chabolas ubicado junto al cementerio de Lepe fue pasto de las llamas durante la madrugada de ayer. De nuevo los que menos tienen lo pierden todo. El escenario, el de siempre: bombonas que explosionan, olor a plástico quemado, una gran columna de humo negro elevándose al cielo, llamas que según algunos marineros que faenaban a esa hora eran visibles hasta desde alta mar, y sobre todo mucho miedo entre los que, sobresaltados, se ven obligados a coger apresuradamente lo que pueden antes de salir corriendo para presenciar desde la distancia como su chabola es devorada por enésima vez por el fuego.

Cáritas Diocesana de Huelva, la Delegación de Huelva de la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (Apdha) y la Asociación de Nuevos Ciudadanos por la Interculturalidad –Asnuci- lamentan la "falta de respuesta" de las administraciones ante los incendios de chabolas y reclaman recursos "urgentes" para los afectados.

"No podemos seguir tolerando que esta realidad se convierta en un hecho cotidiano sin que las administraciones adopten medidas inmediatas de acogida que eviten que estas comunidades de temporeros dejen de estar expuestas al riesgo que conllevan las situaciones de infravivienda en las que se encuentran", apostillan las ONG.

Para dar visibilidad a la situación, Asnuci ha convocado para las 19:00 de hoy una concentración ciudadana ante el Consistorio lepero bajo el lema Alojamientos dignos ya para temporeros y temporeras. No hay riqueza sin dignidad.

Cruz Roja atendiendo a las víctimas del siniestro. Cruz Roja atendiendo a las víctimas del siniestro.

Cruz Roja atendiendo a las víctimas del siniestro. / Jordi Landero (Lepe)

El aviso del incendio, que según las organizaciones humanitarias consultadas por este periódico afectó a unas 120 personas, todos inmigrantes, así como a un centenar de chabolas –lo que supone aproximadamente un tercio del total de asentamiento ubicado junto al cementerio lepero– se inició a las 2:30, según precisó el 112, que activó inmediatamente a bomberos del Consorcio Provincial, a Policía Local, Guardia Civil, Protección Civil y a los sanitarios, aunque afortunadamente no hubo que lamentar ningún herido.

Las aproximadamente 300 personas que en ese momento se encontraban durmiendo en dicho asentamiento tuvieron que ser evacuadas, dadas las dimensiones del incendio, por el intenso humo que se propagó por toda la zona y por el riesgo de explosión de las numerosas bombonas que los migrantes acumulan para cubrir algunas de sus necesidades básicas como la alimentación.

Según indicó el Consorcio Provincial contra Incendios de Huelva, hasta el lugar del siniestro se desplazaron un total de ocho bomberos y cinco vehículos procedentes de los parques de Ayamonte y Punta Umbría, que dieron por controlado el incendio a las 3:45, y por extinguido pocos minutos antes de las siete de la mañana de ayer.

Desde enero a esta parte ya se han registrado siete incendios de cierta entidad en asentamientos de inmigrantes de Huelva, según Cáritas

Las claras del día dejaron entrever un panorama desolador, y una estampa a la que nos estamos acostumbrando en Huelva después de los siete incendios de cierta entidad que, según Cáritas, se han registrado desde el pasado mes de enero en distintos asentamientos de inmigrantes repartidos por la provincia: dos en Lucena del Puerto, Palos de la Frontera y Moguer, respectivamente, y este último en Lepe, localidad donde desde 2010 ya se ha contabilizado casi una treintena de estos incidentes.

Pasadas las ocho de la mañana comenzaron a llegar a la zona personal de distintas entidades humanitarias, entre ellas Cruz Roja, Cáritas y Cepaim, que se coordinaron para iniciar la atención de las necesidades más básicas a los afectados.

Uno de los afectados reconstruye la estructura de la chabola. Uno de los afectados reconstruye la estructura de la chabola.

Uno de los afectados reconstruye la estructura de la chabola. / Jordi Landero (Lepe)

En el caso de Cepaim, sus técnicos se centraron en la documentación que había sido pasto de las llamas. Por su parte, voluntarios de Cáritas Diocesana, según señaló a esta redacción su responsable de asentamientos, Susana Toscano, repartieron entre quienes lo habían perdido todo mantas, ropa, calzado y alimentos de primera necesidad. Finalmente Cruz Roja se centró en la contabilización de los afectados, así como en el reparto entre ellos de productos varios de primera necesidad como ropa, toallas y leche "con el objeto de contrarrestar el efecto del humo inhalado durante la madrugada", según indicó Antonio Lucas, técnico de la asamblea local en Lepe de dicha ONG.

Por su parte el Ayuntamiento de la localidad gestionó el alojamiento de emergencia de aproximadamente un centenar de personas en el Estadio Municipal de Fútbol Ciudad de Lepe, situado a escasos metros del lugar del incendio. Dichas personas permanecerán alojadas en las instalaciones deportivas leperas al menos durante dos días.

No obstante, y con los restos del asentamiento aún humeantes, algunos de los afectados ya habían iniciado antes del mediodía de ayer la reconstrucción de sus chabolas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios