Costa

Nueva protesta de los desalojados del asentamiento chabolista de Lepe para reclamar viviendas dignas

  • El colectivo de trabajadores africanos denuncia la situación de desamparo en que se encuentran 

Manifestación de los desalojados solicitando una vivienda digna Manifestación de los desalojados solicitando una vivienda digna

Manifestación de los desalojados solicitando una vivienda digna / J. Landero (lepe)

Convocadas por el denominado Colectivo de Trabajadores Africanos (CTA), y bajo el lema “Chabolas no, viviendas sí”, alrededor de un centenar de personas, la gran mayoría de ellas afectadas por el incendio que el pasado 14 de octubre arrasó el asentamiento de chabolas ubicado junto al cementerio municipal de Lepe y que fueron desalojadas de dichos terrenos, volvieron a manifestarse ayer viernes por las calles de la localidad costera en demanda de una solución habitacional para la situación de desamparo en la que se encuentran.

Los participantes portaron durante la protesta cartones, en los que a modo de pancartas pudieron leerse algunas de sus principales reivindicaciones y demandas: “Nadie es ilegal”, “No hay riqueza sin dignidad”, “No queremos chabolas, queremos casas”, “Todos somos iguales”, “Casas sí, chabolas no” o “Somos inmigrantes, pero tenemos derechos”. Otros mensajes rechazaba directamente la “aporofobia, racismo, clasismo y xenofobia”.

La manifestación partió pocos minutos después de las seis de la tarde desde la estación de autobuses de la localidad, situada junto a los terrenos de los que fueron desalojados tras el incendio, y lanzaron proclamas sobre la “explotación” a la que afirman están sometidos, por lo que precisaron estar “en lucha” por sus “derechos sociales y laborales”. También lamentaron su “invisibilidad a pesar de estar a la vista de todos” y pusieron en valor la necesidad de su trabajo en el campo “para el avance y desarrollo de la agricultura en la zona”.

Después de recorrer algunas de las principales calles y avenidas de Lepe, la acción de protesta concluyó en la plaza de España, a las puertas del Ayuntamiento, donde leyeron un manifiesto.

La protesta del Colectivo de Trabajadores Africanos, que es la segunda desde el incendio del pasado 14 de octubre y la tercera en lo que llevamos de año, discurrió de forma pacífica, salvo algún incidente aislado que se produjo y contó con el apoyo y adhesión de distintos colectivos y entidades sociales de la zona y de la provincia onubense.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios