Provincia

Los desalojados del asentamiento chabolista de Lepe reclaman viviendas dignas

  • Casi 300 personas, la gran mayoría afectados por el incendio del 14 de octubre, se manifiestan por las calles

  • El Ayuntamiento trabaja “coordinar la oferta de alojamiento disponible”

Marcha de inmigrantes reclamando el acceso a una vivienda digna en Lepe. Marcha de inmigrantes reclamando el acceso a una vivienda digna en Lepe.

Marcha de inmigrantes reclamando el acceso a una vivienda digna en Lepe. / Jordi Landero (Huelva)

Bajo el lema ‘Chabolas no, viviendas sí’, casi 300 personas, la gran mayoría afectados por el incendio del pasado lunes, 14 de octubre, y el posterior desalojo del asentamiento de chabolas en el que vivían junto al cementerio municipal de Lepe, se manifestaron a lo largo de la mañana de ayer por las calles de dicha localidad costera en demanda de una solución habitacional para la situación de desamparo en la que se encuentran.

Los participantes portaron durante la protesta cartones, en los que a modo de pancartas pudieron leerse algunas de sus principales reivindicaciones y demandas: ‘Nadie es ilegal’, ‘No hay riqueza sin dignidad’, ‘No queremos chabolas, queremos casas’, ‘Todos somos iguales’, ‘Casas sí, chabolas no’ o ‘Somos inmigrantes, pero tenemos derechos’, así como en otras se rechazaban directamente ‘aporofobia, racismo, clasismo y xenofobia’.

La manifestación partió pocos minutos antes de las diez de la mañana desde la estación de autobuses de Lepe, situada en las inmediaciones del terreno donde se encontraba el asentamiento de chabolas en el que muchos de ellos han vivido durante los últimos diez años.

Varias asociaciones y colectivos se sumaron a la reivindicación de los inmigrantes

Desde allí, y de forma totalmente pacífica, los manifestantes avanzaron por uno de los carriles de la avenida de Andalucía, donde el tráfico fue regulado en todo momento por la Policía de Lepe, hasta llegar a la zona conocida como Los Cruces, desde la que se adentraron en el casco urbano del municipio hasta llegar pasado el mediodía a la plaza de España, donde se concentraron durante unos minutos y leyeron un manifiesto a las puertas del Ayuntamiento del municipio.

En la manifestación también participaron representantes y miembros de distintos colectivos sociales de la comarca y del resto de la provincia onubense como Huelva Acoge, la Asociación de Nuevos Ciudadanos por la Interculturalidad (Asnuci), Asisti o Izquierda Unida, entre otros.

Ana Mateo, presidenta de Asnuci, señaló a Huelva Información haberse sumado a la protesta “para apoyar la iniciativa de estos trabajadores temporeros, los cuales han perdido sus casas tras el incendio y la demolición de las chabolas que no se quemaron”. Mateo insistió en que “no se puede dejar en la calle y sin alternativas” a estas personas, y por ello se mostró confiada en que el Ayuntamiento continúe abriendo por las noches el campo de fútbol “mientras no se encuentre una alternativa”.

El Consistorio insiste en la vía de trabajo abierta para “erradicar el chabolismo”

Mateo también alertó sobre un posible empeoramiento de la situación porque “estos días están viniendo los trabajadores temporeros que han estado trabajando los últimos meses en otras provincias como Lleida o Albacete, y que regresan para incorporarse a la campaña agrícola de Huelva, encontrándose sus chabolas quemadas o demolidas”.

Finalmente para Asnuci las reivindicaciones del colectivo están totalmente justificadas ya que los inmigrantes reclaman tener acceso a una vivienda para compartir alquiler entre ellos, de modo que puedan seguir viviendo en el pueblo y trabajando en labores agrícolas. En este sentido defendió que un trabajador necesita un lugar donde descansar y vivir, “pagando alquiler como todo el mundo” y recordó que “los trabajadores agrícolas, personas inmigrantes en su inmensa mayoría, no desaparecen tras acabar su jornada laboral”.

Manifestación de inmigrantes por las cales de Lepe. / Jordi Landero

Por su parte Pepa Suárez, de la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía, señaló en declaraciones a los periodistas que “las administraciones públicas se están desentendiendo de estos inmigrantes, que tienen una situación de vulnerabilidad debido a las condiciones sociales, económicas y culturales, cuando lo que tendrían es que compensar y proteger a estas personas”. “Como trabajadores y ciudadanos están contribuyendo a la riqueza del país y del pueblo, cotizan y consumen y viven por aquí y se vulneran todos sus derechos, sólo tienen deberes”, criticó.

Suárez lamentó que “un país democrático y moderno, integrado en la Europa del siglo XXI, haya sido incapaz de erradicar el chabolismo; es algo que atenta contra la dignidad de las personas y pone en peligro sus vidas, en episodios como los incendios”.

Por su parte, David Díaz, responsable de Políticas Sociales y Migraciones de CCOO en Huelva, hizo hincapié por su parte en la poca implicación de las administraciones con este problema: “Desde CCOO hemos reclamado muchos planes y propuestas serias y aún no se ha hecho nada”, apuntó, al tiempo que tachó de “atropello” lo sucedido tras el incendio del pasado martes: “No se puede permitir lo sucedido, los han desalojado con alevosía; el Ayuntamiento ha colaborado en colocar las vallas en el solar que ocupada el asentamiento”.

Por su parte el alcalde de Lepe, Juan Manuel González (PP), acompañado de otros miembros de su equipo de gobierno mantuvo a finales de la pasada semana un encuentro con representantes de los sectores productivos de la localidad con el objeto de “coordinar la oferta de alojamientos disponible por parte de los empresarios del municipio y encontrar soluciones habitacionales” a las personas afectadas por esta situación.

Dicho encuentro, según indicó el propio Consistorio en un comunicado, se enmarca en la serie de reuniones instadas por el Ayuntamiento costero tanto con otras administraciones públicas competentes en materia de inmigración y/o vivienda, como con colectivos empresariales y ONG, “al objeto de encontrar soluciones a la problemática habitacional de las personas afectadas por el incendio, así como para establecer las medidas necesarias con las que erradicar de forma definitiva el chabolismo en la localidad”.

Según el propio Ayuntamiento, durante el encuentro con empresarios y representantes de los distintos sectores productivos de Lepe, “éstos mostraron su predisposición a colaborar con el Consistorio en las medidas que se adopten encaminadas a poner fin a las infraviviendas en el municipio”.

Por último indicó que el Ayuntamiento “trabaja desde hace años, en colaboración con otras entidades como Fecons, en la creación de una bolsa de viviendas en alquiler, para garantizar la existencia de una oferta adecuada a la demanda de las personas que se desplazan a nuestro municipio por cuestiones laborales”. Ejemplo de ello es “Lepe-Hábitat”, que permite una serie de bonificaciones y ventajas fiscales a los propietarios de viviendas que las pongan en régimen de alquiler para la erradicación del chabolismo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios