Huelva

Eugenio Rodríguez y María José Meniz reciben las Medallas de Oro de Valverde

  • El municipio reconoce como hijos predilectos a Obdulio Hidalgo y a José Manuel Villadeamigo

Premiados y familiares que acudieron en su nombre a recoger las distinciones. Premiados y familiares que acudieron en su nombre a recoger las distinciones.

Premiados y familiares que acudieron en su nombre a recoger las distinciones. / Javier Monterroso (Valverde)

Comentarios 0

Valverde del Camino sumó cinco nombres más a la nómina de personas ilustres que por su labor merecen ser reconocidas con la máxima condecoración de la localidad. Éstos son la oboísta María José Meniz; el cuidador de la Fuente de Saba, Eugenio Rodríguez; los autores de la letra del pasodoble del municipio, Obdulio Hidalgo y José Manuel Villadeamigo; y el creador de la música del himno valverdeño, Manuel Rojas.

María José Meniz Márquez se colgó al cuello la medalla en su categoría de oro por su extraordinaria carrera musical, que la ha convertido a sus 25 años en uno de los referentes culturales valverdeños. Comenzó sus estudios en el Conservatorio Elemental de Música de la localidad y a los siete años entró a formar parte de la Banda Municipal. Más tarde, continuó sus estudios en el Conservatorio Profesional Javier Perianes de Huelva y se graduó en Sevilla con las más altas calificaciones, recibiendo un premio al mejor expediente de su promoción.

Los éxitos no han parado de engrosar su trayectoria. Entre otros, es alumna de la Fundación Barenboim-Said; ha participado en conciertos de la Joven Orquesta Nacional de España y de la Orquesta Sinfónica de Radio-Televisión Española; ha realizado cursos de perfeccionamiento con importantes oboístas y ha estado bajo la batuta de los mejores directores; ha ganado el primer premio de solistas en el Conservatorio Superior de Música de Sevilla; y colabora actualmente con la Orquesta Sinfónica de Barcelona y Nacional de Cataluña.

Familia de José Manuel Villadeamigo, hijo predilecto a título póstumo. Familia de José Manuel Villadeamigo, hijo predilecto a título póstumo.

Familia de José Manuel Villadeamigo, hijo predilecto a título póstumo. / Javier Monterroso (Valverde)

La otra presea dorada de Valverde le ha sido otorgada a Eugenio Rodríguez Romero (76 años), desconocido para aquellos que no sepan que es el cuidador de uno de los valores naturales y emocionales del municipio, la Fuente de Saba, ubicada junto a la Vía Verde Los Molinos de Agua (dirección empalme) y en pleno paraje de la Dehesa de los Machos.

Desde hace 15 años, este vecino no falta a su cita diaria con esta fuente que tan buenos recuerdos le guarda de su niñez. Un día, aprovechando uno de sus paseos saludables, se reencontró con ella. La imagen del entorno era deplorable y se encomendó el reto personal y altruista de devolverle a su estado original. Ahora, la Fuente de Saba funciona a pleno rendimiento en un rincón limpio, fresco y lleno de vegetación por obra y gracia de Eugenio.

Los valverdeños también han homenajeado a los autores de su pasodoble, que se ha convertido con el paso del tiempo en el himno de la ciudad. A los autores de la letra, José Manuel Villadeamigo Vázquez y Obdulio Hidalgo Domínguez, se les ha concedido el título de hijo predilecto con carácter póstumo; mientras que al maestro Manuel Rojas Tirado, natural de Nerva y artífice de la música, se le ha atribuido el título de hijo adoptivo de Valverde, también, a título póstumo. Precisamente, sus notas resonaron en el Teatro Municipal Puerta del Andévalo, escenario de este pleno de entrega de Medallas de Oro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios