Golfo de Cádiz

Llamada de atención de la flota del cerco al Gobierno central

  • Los barcos no saldrán a faenar por la falta de cuota de la sardina y la escasa de boquerón

Unos pescadores introducen las redes en un barco. Unos pescadores introducen las redes en un barco.

Unos pescadores introducen las redes en un barco. / Alberto Domínguez (Punta Umbría)

La parada biológica de dos meses de la flota del cerco que faena en el Golfo de Cádiz ha terminado. Coincide con un fin de semana por lo que las embarcaciones ayer permanecieron amarradas a puerto. Y van a seguir así durante este mes de febrero. La razón no es otra que la falta de cuota de sardina y la escasez de la que queda de boquerón.

Según el presidente de la Federación Andaluza de Cofradías de Pescadores y patrón mayor de la cofradía de Punta Umbría, Manuel Fernández, tan solo una decena de embarcaciones del Golfo de Cádiz saldrán a la mar el lunes, el resto, hasta un total de 82 de las provincias de Huelva y Cádiz, no lo harán.

La medida, que supone un toque de atención al Gobierno central, se debe a que aún falta asignar el cupo de sardina para este año, ya que falta por concretar el plan de gestión, explicó Fernández. Nada saben armadores y marineros de la cuota después de iniciar el pasado 1 de diciembre un paro forzoso de dos meses para la regeneración del caladero. Durante el tiempo de parada armadores y marineros reciben ayudas, aprobadas por el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía.

El cerco del Golfo de Cádiz solicita un cupo de sardina para este año de 4.020 toneladas. La cifra resulta del reparto que le correspondería a la flota andaluza del total de 30.000 toneladas que el sector de España y Portugal demanda atendiendo a los informes del ICES, que indican un stock de más de 300.000 toneladas.

Los barcos no saldrán a faenar por la falta de cuota de la sardina y la escasa de boquerón

Del total de las toneladas solicitadas, el 66,5% le correspondería a Portugal y el 33,5% restante a España. A su vez, del cupo para las embarcaciones españolas, el 60% sería para el Cantábrico Norte y el 40% para el Golfo de Cádiz, de forma que los barcos andaluces podrían capturar 4.020 toneladas de sardina, casi tres veces más que la cuota asignada para el año pasado.

Según los informes, el stock de sardina ha ido aumentado de forma progresiva en los últimos años, mientras que la cuota se ha ido reduciendo. Así, en 2017 fue de 103.000 toneladas y la cuota de 17.000; en 2018 de 180.000 y 12.000, respectivamente; y en 2019 de 223.000 toneladas de stock y de 10.800 de cuota.

A la imposibilidad de capturar sardina por no conocerse el cupo se añade la escasa reserva de boquerón que queda para capturar. Según especificó Fernández aún quedan cinco meses hasta que se establezca la nueva cuota, prevista para el próximo 1 de julio y solo resta un 40% de la actual, por lo que será necesario prolongar las capturas en el tiempo.

El cupo de capturas de boquerón se establece de julio a julio. Sin embargo para la actual campaña el cupo ha experimentado una reducción del 20% en la especie del boquerón (pasó de 6.000 toneladas a 4.800) y del 50% en la cuota de jurel, que han contribuido además a la difícil situación por la que atraviesa la pesquería.

Nasas en el puerto pesquero de Punta Umbría. Nasas en el puerto pesquero de Punta Umbría.

Nasas en el puerto pesquero de Punta Umbría. / Alberto Domínguez

La cuota de boquerón que resta es “la justa” para llegar a julio pero es preciso “alargarla todo lo posible”, sino todo el cerco permanecerá inactivo, señala Fernández.  “El cupo insuficiente de boquerón y el de la sardina por determinar” está causando un grave perjuicio al sector” que emplea a unos 800 personas y que genera unos 6.000 empleos entre directos e indirectos.

Ante esta tesitura, el presidente de Facope considera que el sector del cerco está “abandonado” por el desgobierno que se ha producido, aunque espera que una vez conformado el nuevo ejecutivo, éste comience a mover ficha, se atiendan su reivindicaciones y se dé una salida.

De no recibir ninguna respuesta urgente de la Administración, Fernández anuncia que los pescadores iniciarán una serie de movilizaciones, ya que el sector atraviesa por una situación complicada después de varios años de restricciones que han provocado pérdidas económicas para armadores y marineros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios