Provincia

La Junta activará un plan para la recuperación ambiental tras el incendio de Almonaster

  • La consejera de Desarrollo Sostenible aboga por una restauración que amortigüe los efectos del cambio climático y apela al compromiso de todas las administraciones

Los responsables de las distintas administraciones, en la reunión de esta mañana. Los responsables de las distintas administraciones, en la reunión de esta mañana.

Los responsables de las distintas administraciones, en la reunión de esta mañana. / H. Información (Huelva)

La consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, ha anunciado que la Junta de Andalucía activará un plan de reparación de los daños causados por el fuego que contemple actuaciones en zonas forestales, agrícolas y ganaderas tras el incendio declarado la semana pasada en Almonaster la Real (Huelva), que hoy mismo se ha dado por controlado.

La responsable de Desarrollo Sostenible ha mantenido hoy un encuentro con representantes de todas las administraciones cuyo primer objetivo es crear un grupo de trabajo para analizar, evaluar y recuperar la zona afectada por el fuego. En cuanto al plan de actuación, Carmen Crespo ha apuntado que se trabajará en una "recuperación ambiental que es de vital importancia".

La responsable de Medio Ambiente ha detallado que el Gobierno andaluz apuesta por la siembra de "plantas y especies que mejor se adapten al terreno, que sirvan para mitigar los efectos del cambio climático, ayudar a la compensación de emisiones y contribuir a la fijación de población al territorio".

La consejera ha anunciado también que, mientras se elabora el Plan y una vez extinguido el incendio, se encargará una actuación de emergencia y/o urgencia para tratar de paliar los daños "lo más rápido posible para evitar las dificultades que puedan derivarse de las lluvias y escorrentías". En este sentido, ha señalado que, para hacer frente a la situación generada, se cuenta con las medidas 5 (para restaurar el potencial agrícola y ganadero dañado por desastre natural, evento climático adverso y catástrofe) y 8 (para la reparación de daños causados a los bosques por incendios, desastres naturales y catástrofes) del Programa de Desarrollo Rural (PDR) de Andalucía.

Carmen Crespo ha apelado a "la unión de todas las administraciones para que todos arrimemos el hombro en función de sus competencias y posibilidades para hacer frente a esta situación". Al tiempo, ha anunciado reuniones con las asociaciones agrarias "para evaluar los daños en la agricultura, ganadería y silvicultura a fin de recuperar el potencial del sector", así como también con la Federación Andaluza de Caza para determinar sus efectos en esta actividad.

Superficie, medios y personal

La consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible ha trasladado a los asistentes las conclusiones de un informe preliminar relativo a este incendio del que, al no estar todavía extinguido, no es posible ofrecer aún datos definitivos. Las estimaciones que incluye este documento recogen, entre otros datos provisionales, que el perímetro recorrido por el fuego ronda las 16.900 hectáreas, y que las quemadas serían más de 10.000.

Según estos datos provisionales, el 20% de la superficie quemada se corresponde con arbolado, y de ella, el 50% es eucalipto. Por otro lado, casi el 40% de la extensión afectada estaba cubierta de matorral y el 40,5% tenía consideración de pastizal y suelo. Ninguna de estas superficies se encuentra incluida en el territorio del Parque Natural.

Durante los días en que el incendio permaneció sin estabilizar (del 27 al 31 de agosto), los medios aéreos han realizado 110 actuaciones y el Infoca ha movilizado a 2.164 trabajadores de todas las provincias de Andalucía (más de 400 diarios) y 320 de la UME (80 diarios). Además han intervenido 40 máquinas pesadas por tierra y 50 vehículos pesados de extinción, así como a la Unidad Médica de Incendios Forestales, la Unidad de Análisis de Grandes Incendios, Unidad Meteorológica de Huelva y la Unidad Móvil de Análisis del Ministerio.

A estos efectivos del Plan Infoca se suman los medios aportados por la UME, el Consorcio Provincial Contra Incendios de Huelva, a través de la Diputación, y el Ayuntamiento de Huelva para luchar contra las llamas.

Actualmente se mantienen en la zona seis medios aéreos, cuyo objetivo es reducir la intensidad de los puntos calientes, y también continúa en el área un operativo formado por alrededor de 20 retenes de especialistas repartidos por todo el perímetro y trabajando a turnos. En total, estos grupos de trabajadores suman alrededor de 150 personas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios