Provincia

La Estación Biológica de Doñana acerca a los escolares especies en peligro de extinción

  • El objetivo del proyecto didáctico es dar a conocer los animales y protegerlos

Escolares en la puerta de un colegio de Huelva. Escolares en la puerta de un colegio de Huelva.

Escolares en la puerta de un colegio de Huelva. / Josué Correa (Huelva)

La Estación Biológica de Doñana (EBD), un instituto de investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), ha participado en un proyecto didáctico con el objetivo de dar a conocer especies en peligro de extinción.

Así, para promover la conservación de las especies de los ambientes acuáticos temporales, unas grandes desconocidas, un equipo con participación del CSIC, en concreto de la Estación Biológica de Doñana (EBD), llevó a la Linderiella, –un animal con aspecto de camarón que nada boca arriba y que vive únicamente en una laguna temporal en un ambiente muy humanizado–, a los colegios andaluces y dejó que los niños le pusieran un nombre en castellano que, con total seguridad, la hará más conocida y, se espera, más apreciada.

“Tomar medidas decididas para proteger especies en peligro de desaparecer necesita de apoyo social, que se construye a partir del aprecio que la gente tenga a esos organismos. El mero conocimiento es el paso inicial e ineludible para generar cierto aprecio hacia los mismos. Sin embargo, el valor que se les asigna a las distintas especies amenazadas no está equitativamente repartido”, afirma en una nota de prensa Miguel Clavero, investigador de la Estación Biológica de Doñana.

“La gente tiende a conocer y a apoyar la conservación de especies y lugares emblemáticos, típicamente mamíferos y aves grandes o bonitos o de apariencia poderosa, o todo ello a la vez, que viven en vastos espacios naturales, como grandes bosques y humedales o imponentes montañas. En este contexto, ¿cómo puede fomentarse el conocimiento y elrespeto por un invertebrado de poco más de medio centímetro que vive en charcas de lluvia, a menudo en ambientes humanizados y cuya existencia se desconocía hasta entrado el siglo XXI?”, señaló el investigador.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios