Doble crimen de Almonte Los familiares de las víctimas piden el cese del concejal de Seguridad Ciudadana

  • Califican de “calamitosa” la actuación del Ayuntamiento con el hallazgo de un cuchillo, que podría relacionarse con los asesinatos

Concentración para pedir la dimisión del concejal de Seguridad Ciudadana, ayer en Almonte. Concentración para pedir la dimisión del concejal de Seguridad Ciudadana, ayer en Almonte.

Concentración para pedir la dimisión del concejal de Seguridad Ciudadana, ayer en Almonte. / H. Información (Huelva)

Comentarios 0

Aníbal Domínguez, el hermano y tío de las dos víctimas del doble crimen de Almonte, en el que un padre y su hija fallecieron tras múltiples cuchilladas en abril de 2013, solicitó ayer la dimisión del concejal de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento, Antonio Joaquín Díaz, tras la polémica suscitada por el tratamiento del hallazgo de un cuchillo por parte de la Policía Local y su entrega a la Guardia Civil. Domínguez solicitó el cese del edil en una concentración celebrada ayer en Almonte, a la que asistieron unas mil personas, durante la que leyó un manifiesto y en la que se guardó un minuto de silencio en memoria de Laura Luelmo, la joven profesora de Zarmora asesinada en El Campillo

En su intervención Domínguez se refirió a la “calamitosa gestión” del Ayuntamiento en relación el hallazgo de un cuchillo en el Callejón de Los Granados, y que podría tratarse de un arma relacionada con el asesinato de Miguel Ángel y María.

“Nos sentimos absolutamente desolados por culpa de unos representantes públicos que han jugado con nuestros sentimientos y que han representado un papel de tragicomedia de cara a los ciudadanos, poniendo por encima de la justicia sus propios intereses personales, políticos o corporativos”dijo.

En su opinión, las distintas versiones, las contradicciones, las reuniones con los abogados del hoy absuelto, “han puesto de manifiesto, de forma descarada, la falta de imparcialidad de la institución local frente a nuestra causa, además de su inexistente empatía hacia nosotros”.

Las distintas comparecencias y declaraciones han puesto de manifiesto la "incompetencia" de las autoridades locales, según Aníbal Domínguez

Para Domínguez, las distintas comparecencias, las declaraciones y los gestos “no han hecho más que sumar dudas, arrojar sombras, alarmar a la población y poner de manifiesto la incompetencia (quizás interesada) con la han obrado los responsables de nuestra localidad, demostrando la red de intereses, relaciones familiares o incluso empresariales, que sostienen esta trama, entre los allegados al único acusado y algunos miembros del equipo de Gobierno”.

Domínguez considera intolerable que desde la institución local, que “tenía que ser la primera en la búsqueda de la verdad y la justicia para sus ciudadanos, no se haga más que enturbiar y enredar”.

Añadió que es intolerable que el concejal de Seguridad Ciudadana siga un minuto más en su cargo y exigió su cese inmediato. “La alcaldesa no puede demorar más ese momento, porque haciéndolo, se convierte en corresponsable de todo este despropósito”, indicó.

Antonio Joaquín Díaz asegura que no va a dimitir, porque no ha hecho “nada malo”

Por su parte, Antonio Joaquín Díaz ha asegurado que no va a dimitir al considerar que no ha hecho “nada malo, sino trabajar por el bien de los demás” y ha indicado sobre la concentración que, aunque le parece “una herramienta democrática perfectamente legal” y que respeta, “no deja de ser una protesta teledirigida y manipulada” contra él y ello porque se le acusa de “unas mentiras que desde luego, no he dicho”.

Por ello, ha insistido en que no va a dimitir porque no considera “justo” pagar “el precio del escarnio público, sólo por haber respetado los tiempos que la Guardia Civil me pidió para aportar datos; sólo por recibir a un abogado al que estoy obligado a atender, refiriéndose al letrado Francisco Baena Bocanegra que ejerció la defensa del absuelto por los hechos junto a Juan Ángel Rivera Zarandieta, que es su socio, solo por tener una empresa de ámbito local con dos socios desde hace casi seis años”.

Sobre la reunión con Baena Bocanegra, ha reconocido que, además de atenderlo por otras cuestiones relacionadas con su empresa, le preguntó por la posibilidad de algún extremo que debiera preocuparle con respecto a su responsabilidad pública por “los ataques y acusaciones que venía soportando”, pero ha asegurado que no pensaba en ese momento “actuar contra Aníbal ni su familia pues lo único que me preocupaba (y me preocupa) era el esclarecimiento y desenredo de este montaje, que con tanto interés se ha fabricado para destruirme”.

Díaz ha asegurado que no comparte “el ataque virulento y planeado” contra él por parte de Aníbal Domínguez ni que los partidos políticos “se estén aprovechando de todo este dolor, de toda esta desgracia y pena para intentar conseguir un puñado de votos”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios