Provincia

Cartaya estrena centinelas aéreos en sus pinares y playas

  • El sistema se basa en el uso de drones de última generación con la implementación de la tecnología más novedosa en inteligencia artificial. El objetivo es proteger el monte y tener unas playas seguras

Un dron sobrevuela la playa de Nuevo Portil. Un dron sobrevuela la playa de Nuevo Portil.

Un dron sobrevuela la playa de Nuevo Portil. / Jordi Landero (Huelva)

Vigilar playas y bosques, alertar sobre emergencias o incendios forestales, controlar aforos y contar personas, y hasta intervenir de forma activa en un rescate o salvamento. Éstas son algunas de las principales funciones del nuevo servicio que, tanto para preservar sus 12.000 hectáreas de pinar, como para vigilar su litoral, estrenó ayer el Ayuntamiento de Cartaya en el marco de un proyecto basado en el uso de drones de última generación, con la implementación de la tecnología más novedosa en inteligencia artificial.

La iniciativa fue presentada en dos puntos distintos del término municipal, los pinares del Campo Común de Abajo, concretamente junto a la torre de vigilancia de incendios forestales del Plan para la Prevención y Extinción de Incendios Forestales de Andalucía –Plan Infoca–, y en la playa de Nuevo Portil, con el objeto de poner de relieve las diferentes aplicaciones del nuevo sistema en ambos entornos naturales.

Con este proyecto, que nace con vocación de continuidad, el Ayuntamiento “apuesta por proteger el monte público de titularidad municipal” mediante el uso de nuevas tecnologías que facilitan la prevención y la actuación rápida; así como por contar con unas playas “más seguras, especialmente en un año como éste, marcado por la actual crisis sanitaria por la pandemia del coronavirus”.

Así lo subrayó la alcaldesa de la localidad, Josefa González Bayo, durante el estreno del nuevo servicio. La presentación también contó con la participación del concejal de Medio Ambiente y Seguridad Ciudadana, José Ángel Rodríguez Marcelino; Adrián Plazas, CEO de la empresa responsable del servicio, General Drones SL; y varios agentes de la Policía Local.

Para la primera edil cartayera, la implantación de este nuevo servicio nace de “nuestra apuesta por la conservación del medio natural, tanto del extenso y valioso pinar de 12.000 hectáreas con el que cuenta Cartaya, como del litoral, enclavado en un paraje único y protegido”.

Por su parte el concejal de Medio Ambiente y Seguridad Ciudadana subrayó que con esta iniciativa “Cartaya se pone a la vanguardia en el uso de una tecnología puntera de inteligencia artificial no sólo para actuar de forma preventiva, sino también para garantizar una rápida actuación en el caso de detectar cualquier tipo de emergencia, tanto en el monte como en las playas”.

Así, para la vigilancia del monte público los drones usados para este servicio están dotados con cámaras térmicas y zoom óptico, que potencian la vigilancia de los bosques, permitiendo la detección inmediata de cualquier foco de calor fuera de los parámetros habituales. Ello permite activar rápidamente los dispositivos de emergencia oportunos tanto para ese tipo de incidencias como en otras que puedan producirse en este espacio natural.

En el caso de las playas los aparatos están especialmente equipados para tareas de socorrismo, de manera que permiten “recortar de forma importantísima los tiempos de actuación”. Así lo indicó Adrián Plazas, quien añadió que cuando uno de los drones detecta a un bañista en apuros, el aparato se dirige al punto del suceso, suelta uno de los flotadores salvavidas con los que va equipado y avisa de inmediato al resto de dispositivos de socorrismo y emergencias. Además, cuenta con un altavoz que permite lanzar comunicados a los bañistas para avisarlos de cualquier incidencia, y permite además controlar el aforo.

Se trata de una experiencia pionera, que en la actualidad se ha implantado ya en otros once municipios españoles, la mayoría de ellos situados en la Costa del Sol y en el litoral levantino, que “pone a nuestra disposición herramientas fundamentales que aportan datos claves en tiempo real, lo que es primordial para cuidar nuestro patrimonio natural desde la prevención y desde la rapidez y eficacia en el caso de que sea necesario actuar ante cualquier emergencia”, concluyó Plazas.

Para la prestación del servicio, General Drones SL usa el aparato de fabricación propia Auxdron LFG, complementado con una unidad móvil de control completamente equipada para la realización de las distintas tareas encomendadas.

Las más importantes son el control de aforos ya que mediante un simple vuelo sobre la playa cuenta el número de bañistas en tiempo real, con lo que obtener la cifra total lleva apenas unos minutos.

El dron también detecta en tiempo real la distancia entre personas; grupos de bañistas que exceden las 15 personas; controlar los accesos a las zonas de baño mediante el análisis del flujo de visitantes; o avisar por aforo máximo ya que se activan alarmas que avisan instantáneamente en caso de que los aforos o las distancias no se respeten.

Igualmente realiza la coordinación y estandarización de criterios ya que las imágenes que obtiene desde el aire son reportadas en tiempo real al centro de control designado, lo que garantiza la coordinación de las decisiones a adoptar en función de los distintos planes de contingencia.

Por último, este dron también está habilitado para la asistencia directa en acciones de rescate y salvamento de personas ya que está diseñado para asistir a personas en peligro en el medio acuático. Para ello cuenta con dos flotadores que libera en caso de ser necesario para mantener a flote a la persona hasta la llegada de los socorristas.

Dado el equipo de megafonía que incorpora, también permite ofrecer todo tipo de información a los bañistas mientras sobrevuela las zonas de baño, bien relacionadas con las medidas de seguridad frente al Covid-19, bien sobre cualquier contingencia meteorológica, o simplemente para recordar a los bañistas, normas tan básicas como la prohibición de capturar coquinas en la orilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios