Provincia

El CSIC determina las fuentes de contaminación del agua de Doñana

  • Los investigadores señalan directamente a los residuos y a la actividad agrícola como la principal fuente de nitratos en las aportaciones a los recursos hídricos del Parque Nacional

Marismas del Parque Nacional de Doñana en el entorno de El Rocío. Marismas del Parque Nacional de Doñana en el entorno de El Rocío.

Marismas del Parque Nacional de Doñana en el entorno de El Rocío. / H. I. (Doñana)

Un equipo de investigación liderado por la Estación Biológica de Doñana (EBD), centro del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), comprobó en un estudio que los fertilizantes usados en la agricultura y las aguas residuales tratadas son las dos fuentes predominantes de contaminación por nitratos en las aguas superficiales de los arroyos vertientes a la marisma del Parque Nacional de Doñana. La investigación fue publicada recientemente en Agriculture, Ecosystems and Environment.

En opinión de Irene Paredes, investigadora de la EBD y autora principal, “se ha demostrado que la contaminación por nitratos en las aguas superficiales de las cuencas vertientes al Parque Nacional de Doñana proviene de múltiples fuentes relacionadas con la actividad humana, sobre todo asociadas con los principales usos del suelo en la cuenca.

La contribución relativa de cada una de las fuentes contaminantes es muy variable dependiendo del punto de muestreo y del momento del año. En ecosistemas mediterráneos temporales como los arroyos vertientes a Doñana, las fuertes fluctuaciones en las precipitaciones junto con su frecuente carácter torrencial influyen enormemente en la cantidad de nitratos que son arrastrados a las aguas superficiales por lixiviado de las cuencas, especialmente en zonas con una alta presión agrícola”.

La fauna es abundante en el entorno de las marismas del Parque Nacional. La fauna es abundante en el entorno de las marismas del Parque Nacional.

La fauna es abundante en el entorno de las marismas del Parque Nacional. / H. I. (Doñana)

El equipo analizó tanto la concentración de nitratos como la composición isotópica del nitrógeno y oxígeno en 29 muestras de aguas superficiales recogidas entre 2015 y 2016 en diferentes arroyos y una laguna localizados en tres de las principales subcuencas vertientes a la marisma de Doñana (La Rocina, El Partido y Los Sotos).

También se incluyeron muestras de la Laguna Primera de Palos, situada a 35 kilómetros al noroeste del Parque Nacional, con el fin de obtener valores isotópicos de referencia de un sistema acuático afectado casi exclusivamente por fertilizantes inorgánicos, derivados de los cultivos bajo plásticos de fresón y otros frutos rojos que ocupan la totalidad de su cuenca, unas 280 hectáreas.

Puntualiza Paredes que una cantidad importante de los nitratos que llegan a los arroyos podrían estar siendo incorporados a través de las aguas subterráneas, especialmente en zonas con una intensa actividad agrícola, debido a que los sustratos arenosos sobre los que se asientan son muy permeables. Otro hallazgo de este estudio es que la desnitrificación, un proceso biogeoquímico que ocurre tanto en los suelos como en el agua, podría estar jugando un papel clave en la eliminación natural de los nitratos.

Flamencos en el Parque Nacional de Doñana. Flamencos en el Parque Nacional de Doñana.

Flamencos en el Parque Nacional de Doñana. / H. I. (Doñana)

Según los resultados isotópicos obtenidos, los investigadores estiman que entre un 50% y un 75% de los nitratos que potencialmente recibirían los arroyos y lagunas estudiados, son desnitrificados previamente. Esto significa que los protocolos de seguimiento de la calidad de las aguas que únicamente miden concentraciones de nitratos en agua estarían subestimando la contaminación real que suponen las actividades humanas en las cuencas.

La contaminación por nitratos en aguas continentales es una de las principales causas de la eutrofización, que es un fenómeno caracterizado por el enriquecimiento excesivo de nutrientes en los sistemas acuáticos, y uno de los mayores problemas de calidad del agua a nivel mundial, provocando efectos negativos como la falta de oxígeno, la mortalidad de peces y malos olores.

Los investigadores enfatizan la necesidad de profundizar en el estudio de las causas de la eutrofización en los ecosistemas acuáticos de Doñana y su entorno, pues a pesar de décadas de continuos aportes de nutrientes debido a las actividades humanas en la cuenca, aún existen pocos datos sobre la calidad de las aguas superficiales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios