Almonte

Ayuntamiento y Subdelegación abordan las sanciones por las salvas a la Virgen del Rocío

  • Los almonteños que han realizado la práctica centenaria de disparar balas de fogueo al aire durante esta Venida han sido sancionados por la Guardia Civil, en cumplimiento de la ley

La Virgen del Rocío de pastora en la parroquia de Almonte La Virgen del Rocío de pastora en la parroquia de Almonte

La Virgen del Rocío de pastora en la parroquia de Almonte / A. Uceda (Almonte)

El equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Almonte se reúne hoy con la subdelegada del Gobierno, Manuela Parralo, para tratar de encontrar una solución a la situación creada en torno a las salvas de escopeta que los almonteños lanzan al aire con motivo de la Venida de la Virgen del Rocío a Almonte y que les ha conllevado sanciones económicas por parte de la Guardia Civil.

Las salvas de escopeta son una tradición entre los almonteños que se da el año de la Venida de la Virgen del Rocío a Almonte, y que consiste en disparar al aire con balas de fogueo durante todo el año y en especial durante determinadas fechas para celebrar lo especial de este año en particular, cuando la Blanca Paloma deja la aldea para morar en Almonte.

En esta ocasión, la Guardia Civil, en cumplimiento de la ley, tal y como informaron desde la Subdelegación a este diario, sancionó durante el pasado año a almonteños que han realizado la actividad, motivo que ha llevado a estos a quejarse a instancias municipales y a la Hermandad Matriz del Rocío por no esperarse las denuncias, según confirmaron fuentes municipales a Huelva Información. Las mismas son por una cuantía de 600 euros, que se quedan en la mitad, 300 euros, si se abonan en un cierto plazo.

El asunto se trató el pasado martes en una Junta Local de Seguridad que estaba programada para abordar el dispositivo especial de seguridad ante las peregrinaciones de las hermandades de Pilas y Triana, que atraen una afluencia de visitantes muy alta hasta Almonte y también El Rocío.

Punto de encuentro

En la Junta se dispuso como otro punto del orden del día el tratar este tema con representantes de la Subdelegación del Gobierno en Huelva que asistieron a la cita, debido a la necesidad de encontrar un punto de encuentro entre la tradición y la seguridad, siempre “con el máximo respeto a la ley”, tal y como señaló el concejal de Seguridad Ciudadana, Manuel Ángel Fernández, a este periódico.

En dicha reunión, los representantes municipales plantearon una medida para poder conciliar tradición, seguridad y respeto a la ley en la que acotar una zona donde se puedan realizar las salvas, sobre todo durante la procesión del próximo mayo. Este planteamiento va a ser estudiado por la Subdelegación, cuyo cometido a través de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado es velar por la seguridad y la integridad física de las personas, entre otras funciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios