El valor del Festival de Cine para Huelva es incuestionable, como la entrega del equipo que lo organiza cada año, muchas veces haciendo encaje de bolillos para que todo cuadre y funcione, aún más en tiempos de pandemia. Otra cosa es que, incluso teniendo en cuenta el especial contexto actual, se detecte un muro invisible entre la ciudad y el certamen. Para muchos onubenses ha pasado desapercibido, quizá por falta de promoción local, de visibilidad en las calles o de acciones participativas con el público general. Trueba pedía el viernes que no se pierda nunca este Festival. Quizá llega el momento de apostar un poco más por él.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios