Cultura

La nueva comedia romántica de Darín abre sin entusiasmo

  • El Festival de San Sebastián arranca con 'El amor menos pensado', del argentino Juan Vera

Ricardo Darín saluda desde el escenario junto a Mercedes Morán. Ricardo Darín saluda desde el escenario junto a Mercedes Morán.

Ricardo Darín saluda desde el escenario junto a Mercedes Morán. / Juan Herrero/efe

El actor argentino Ricardo Darín se convirtió una vez más en el protagonista del Festival de Cine de San Sebastián, que ayer levantó el telón de su edición 66 con una comedia a competición que fue recibida con risas y cálidos aplausos, pero que no entusiasmó a la crítica.

En El amor menos pensado, la primera película en la dirección del guionista y productor argentino Juan Vera, Darín da vida junto a Mercedes Morán, a una pareja que se ve inmersa en una crisis tras 25 años de matrimonio, al quedarse sola cuando su hijo se marcha de casa.

El actor vuelve a los registros con los que alcanzó gran fama con Juan José Campanella

Tras salirse del papel de galán en los últimos años en películas como XXY, El baile de la victoria, Carancho, Elefante blanco o "Relatos Salvajes", el actor de 61 años vuelve a un registro de comedia romántica en el que lo consagró Juan José Campanella en El mismo amor, la misma lluvia, Luna de Avellaneda o El hijo de la novia. Un registro que no le ha supuesto ningún problema. "No se trata del género, sino del guión", defendió el actor.

Un guión escrito específicamente para los dos protagonistas, confesó Vera en rueda de prensa. "Pensé en ellos desde el minuto cero hace cuatro años, sin saber si se iba a poder hacer la película. Es más fácil escribir si sabes quiénes van a ser los intérpretes".

Y los elegidos eran estos dos nombres consagrados entre los que hubo feeling al instante, confesó Darín. "La química se da o no se da, si no hay se puede trabajar (...) pero es más fácil cuando todo va y viene con fluidez y gracia".

Y química rezuman ambos en esta reflexión en torno al significado del amor y la evolución de los sentimientos, sobre lo que también fueron preguntados los protagonistas. "Cada vínculo entre dos personas en inédito", señaló Darín. "Por muchos lugares comunes y fórmulas que nos hagan creer cada uno debe enfocarse en ese vínculo, poner lo mejor de sí mismo y escucharse, desacralizar, quitarle dramatismo a las cosas. Pero por encima de todo, la sinceridad y la honestidad", dijo Darín. "Yo no tengo una receta para el matrimonio, tengo muchos en mi haber", bromeó Morán. "A mí no me ha resultado pero siempre estoy buscando el amor.

Ante la sorpresa de la crítica de que una comedia romántica abriera el festival, Darín defendió la calidad de una historia sin desenfocar las individualidades y puso valor en los diálogos, encuentros y reflexiones que conectan la historia con el teatro. Sin olvidar el humor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios