Cultura

Los escritores protagonizan el Día del Libro de Madrid

  • Numerosas caras conocidas de la literatura nacional firman ejemplares de sus trabajos

Arturo Pérez-Reverte, ayer en Madrid durante la firma de ejemplares de su libro 'Los perros duros no bailan'. Arturo Pérez-Reverte, ayer en Madrid durante la firma de ejemplares de su libro 'Los perros duros no bailan'.

Arturo Pérez-Reverte, ayer en Madrid durante la firma de ejemplares de su libro 'Los perros duros no bailan'. / J.P. Gandul / efe

Tras la tormenta llega la calma y por fin el sol salió ayer en la Feria del Libro, cuya inauguración oficial tuvo que suspenderse el viernes por el fuerte viento. Un hecho que despertó temor, en parte del sector, a que el Ayuntamiento quisiera sacar la feria del Retiro, lo que ayer desmintiósu director.

"La voluntad de la alcaldesa y de su equipo es que la feria continúe en el Retiro y nos lo ha repetido muchas veces, no sé de donde salió ese rumor pero es falso", ha reiterado a Efe Manuel Gil, director de la Feria del Libro.

"Es verdad que con las nuevas normas se han modificado algunas cosas, como a la hora de instalar las casetas -argumenta Gil-, y la entrada de los coches para montar, pero nosotros somos sensibles al cambio climático y somos una feria verde con un plan de sostenibilidad, porque creemos que debemos tener una unión corporativa en este tema".

El uso de material reciclado, la no utilización de vinilos, la medición con una huella de carbono -la medida del impacto que provoca la actividad del ser humano en el medio ambiente-, a través del sello del Ayuntamiento de Madrid; la colaboración con la Asociación de Amigos del Parque de Retiro o las jornadas de cultura sostenible para lo conservación del parque, son algunas de las medidas de esta edición que defiende Gil.

Así, ayer la feria sacó músculo y las riadas de gente por el paseo de coches se han hecho notar y los libreros estaban satisfechos. "Ayer (por el sábado) ya se vendió bastante y hoy (ayer para el lector) mucho", explica Elena, la representante de la caseta de Siruela, la editorial que publica a Fred Vargas, la escritora francesa, reciente premio Princesa de Asturias de las Letras. "Es una locura, vienen los que la conocen y buscan su último libro, "Cuando sale la reclusa", pero también los que no la conocían y quieren leer algo", añade la portavoz se Siruela.

Pero en un domingo, en el que los niños son también protagonistas con múltiples actividades, los grandes nombres como Arturo Pérez-Reverte, María Dueñas, Almudena Grandes, Javier Marías o Gustavo Martín Garzo cumplían con el ritual de firmas libros a sus seguidores, que ya exigen además una foto o un "selfie". En especial con Javier Castillo, uno de los autores más exitosos con "El día que se perdió la cordura".

En paralelo, Marta Sanz, José Ovejero, Benjamin Prado, Manuel Vilas o Leandro Padura, Ray Loriga, Alejandro Palomas, Cristina López Barrio o la ilustradora o Ana Juan compartían público para todos los gustos con Blue Jeans, Alberto Garzón, Manuel Campo Vidal, Miguel Ángel Revilla o Leticia Dolera con "Morder la manzana" y su reivindicación feminista, hecho que también se deja sentir en toda la Feria.

A las múltiples propuestas de títulos sobre el feminismo en todas las casetas, y en especial en la Librería de Mujeres, o Torremozas, se une, además del diseño del cartel de este año de la Feria de Laura Bonet, las frases de mujeres escritoras incrustadas alrededor de la caseta de la organización.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios