filasieteCrítica de Cine

Unamuno, íntimo y humano

Unamuno, íntimo y humano Unamuno, íntimo y humano

Unamuno, íntimo y humano

'la isla del viento'HHHHH

Multicines Al Andalus Punta Umbría.- Producción: España 2015.- T.O.:La isla del viento.- Duración: 105 minutos.- Dirección: Manuel Menchón.- Guión: Manuel Menchón, Dionisio Pérez y José Javier Rodríguez Melcón.- Fotografía: Alberto D. Centeno.- Música: Santiago Pedroncini.- Montaje: Alejandro Lozano.- Intérpretes: José Luis Gómez, Víctor Clavijo, Ciro Miró, Ruth Armas, Ana Celentano, Enekoiz Noda, Didier Roussel, Susamira Gil, Pepe Batista, Miguel Cubero.

José Luis Gómez, el gran actor onubense, director teatral y miembro de la Real Academia Española, entrañable amigo desde la más incipiente juventud, desde que hiciera sus primeras experiencias teatrales en esta su tierra, tuvo la gentileza con la distribuidora de su película y su director, de presentar La isla del viento el pasado mes de agosto en el centro de arte Harina de otro costal en el municipio de Trigueros. Fue una grata primicia que se adelantaba a la conmemoración de un hecho lamentable en la memoria histórica de nuestro país, y que el film evoca en uno de sus pasajes más significativos y dramáticos, protagonizado por el general José Millán Astray, fundador de la Legión, en el paraninfo de la Universidad de Salamanca, mi tierra por cierto, con ocasión de la apertura del curso el 12 de octubre de 1936, cuando en un momento muy tenso del acto provocado por el militar, el profesor y filósofo pronunció aquella frase memorable: "¡Venceréis pero no convenceréis!".

Se adelanta también la película, y ese es el motivo que la ha inspirado, al 80 aniversario de la muerte de Miguel de Unamuno que se cumplirá el próximo día 31 de diciembre. De Don Miguel, como se le recuerda en Salamanca, nacido en Bilbao, que vivió la mayor parte de su vida como profesor de griego y rector de la Universidad salmantina, se tiene una imborrable memoria en la ciudad monumental. Conocí a su familia, amiga de la mía, y sobre todo tuve una gran amistad con su primer nieto, Miguel Quiroga de Unamuno, hijo del poeta, ensayista y periodista, José María Quiroga Plá, que ejerció unos años como médico en San Juan del Puerto.

Por todo ello la película tiene una especial estimación para mí, que, sin abandonar mis criterios críticos, nos ofrece a lo largo de una visión intimista y humana del personaje pero también del escritor, de carácter muy especial y polémico, dispuesto siempre al debate - "A veces quedarse callado equivale a mentir", decía- en una época decisiva y crucial en la vida del protagonista como fue su destierro a la isla de Fuerteventura por sus severas críticas al gobierno del dictador Miguel Primo de Rivera en 1924. Cuatro meses que Unamuno vivió en aquellos desolados parajes, no exentos de cierta insólita belleza, que tanto influyeron en su vida, en su actitud existencial y en su obra, pero también en la de los propios isleños ya que ejerció con ellos una fructífera labor humana y docente a favor de la educación de los niños. Es una faceta en la biografía del filósofo quizás menos conocida y que el director, Manuel Menchón, a pesar de la escasez de medios con los que ha contado para su realización, retrata con emotiva sensibilidad y convincente realismo. Contribuyen a la eficacia de su trabajo y a su singular estética los impresionantes planos debidos a la magnífica labor fotográfica de Alberto D. Centeno.

Pero es sobre todo la actuación de José Luis Gómez, que sólo hace unos días estrenaba con éxito en Sevilla su versión de La Celestina, de Fernando de Rojas, en una afortunada colaboración del Teatro de la Abadía, que con tanta maestría dirige, y la Compañía Nacional de Teatro Clásico, quien dota de la auténtica y conmovedora dimensión dramática e interpretativa al personaje. Un difícil cometido, un reto singular y apasionante que José Luis resuelve con su reconocido talento y sus poderosos recursos interpretativos. Una actuación que hace más verosímil la controvertida figura de Unamuno, acentuando el valor incontrovertible de sus convicciones, que cobran vigencia actual y estimulan la reflexión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios