Toros Argumentos y verdad de Tomás Prieto de la Cal en la noche de La Divisa

  • El ganadero de La Ruiza protagoniza una intensa charla en la peña triguereña

El ganadero Tomás Prieto de La Cal flanqueado por el presentador del acto , Javier García Baquero, y a su derecha por el presidente de la peña La Divisa. El ganadero Tomás Prieto de La Cal flanqueado por el presentador del acto , Javier García Baquero, y a su derecha por el presidente de la peña La Divisa.

El ganadero Tomás Prieto de La Cal flanqueado por el presentador del acto , Javier García Baquero, y a su derecha por el presidente de la peña La Divisa. / Paco Guerero (Trigueros)

El El ganadero Tomás Prieto de la Cal y su historial ganadero le pusieron marco importante al ciclo de charlas de la peña La Divisa de Trigueros. Segunda jornada en liza y un nuevo lleno en ese salón de actos del Centro Cívico triguereño por ver qué daba de sí esa charla dirigida por el crítico taurino Javier García Baquero y un protagonista de la talla del ganadero de La Ruiza.

Buen cóctel metido en ese envase que Trigueros le presta de lleno al toro bravo y oportuna elección en un año tan especial como este donde los toros veragüeños cumplen sus cien años de antigüedad.

Tomás Prieto de la Cal defendió su modelo de gestión del toro de lidia, y como es un ganadero al que se le entiende perfectamente lo que le gusta o no de este modelo de Fiesta, la cosa termina resultando amena para el espectador. Así fue una vez más en la cita en la que las respuestas del ganadero a las diversas cuestiones que le planteó García Baquero pueden servir para enmarcar una página entera de titulares.

Preámbulos de historia en la documentada libreta del presentador. Antes, el agradecimiento por parte del presidente de la peña La Divisa hacia quien generosamente se había comportado con ese extinto festival taurino de Trigueros.

Y siempre ese romanticismo presente en esta historia ganadera tan especial de los veraguas. “El traslado desde esa finca gaditana de los Alburejos hasta la Ruiza aquí en tierras de Huelva, se hizo a pie. Cinco grupos de ganado con los mayorales y vaqueros atravesando todo hasta llegar a su destino”, dijo Tomás rememorando aquellos primeros tiempos de una ganadería que, como también dijo, “cuesta encajar en la tauromaquia de muchos que se denominan figuras y no han visto un toro de verdad en su vida. Mi padre sí vivió una época en la que la Fiesta y los que mandaban en ella querían un toro de verdad con el que medirse ante sus compañeros”.

Formas y maneras peculiares de criar un toro, un animal tan bonito “que no es honesto quitarle verdad. Me declaro antifundas y antigranja de cerdos para toros. Siempre digo a los que vienen llegando como ganaderos en mi casa, que respeten eso que nos hace diferentes. No somos mejores ni peores que nadie pero sí tenemos un toro diferente y eso tiene valor”, remarcó el ganadero presente anoche en uno de los ciclos culturales y taurinos más importantes de toda la provincia y que quiso estar al lado de este centenario de historia de los toros de La Ruiza.

“Los toros veragüeños siempre marcaron acontecimientos importantes de la tauromaquia y las figuras de aquel entonces entendieron que ganaderías de este tipo eran fundamentales para ostentar jerarquía en el escalafón”.Importante, amena y brillante jornada la vivida anoche en tierras triguereñas con un ganadero que como sus toros también aporta una personalidad diferente.

Etiquetas

, ,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios