Literatura

Polémica por los retrasos en un certamen de relatos en Punta Umbría

  • El jurado denuncia que no han recibido los trabajos a valorar y la organización asume un fallo técnico

Exposición de fotos programada en la Semana Negra de Punta Umbría. Exposición de fotos programada en la Semana Negra de Punta Umbría.

Exposición de fotos programada en la Semana Negra de Punta Umbría. / M.G.

Un jurado compuesto por los escritores onubenses Juan Cobos Wilkins, Juan Villa, María Laso, Bernardo Romero, Rafael Moreno y Fátima Javier, más el editor Joaquín Cabanillas, fue anunciado en octubre pasado como uno de los atractivos del Certamen de Relatos Cortos ¿Quién fue William Martin?, que organizaba el Ayuntamiento de Punta Umbría como parte de las actividades de la Semana Negra, incluida en el programa de actividades del 75 aniversario de William Martin. El plazo de recepción de los relatos finalizó el 31 de enero y el fallo del jurado debía producirse en el mes de abril, pero ninguno de sus miembros ha recibido notificación alguna sobre el certamen desde su lanzamiento, según denuncian en un comunicado, en el que no figura uno de ellos, Rafael Moreno.

En este escrito del jurado remitido esta semana a los medios se asegura que no han recibido “ningún relato que leer y valorar, ni explicación alguna ni tampoco se contactó con nosotros”. Y rechazan que sea “achacable en modo alguno a quienes teníamos que valorar los trabajos presentados el que aún no se haya fallado el premio”.

El Ayuntamiento de Punta Umbría, a través de su edil de Cultura, Antonia Hernández, ha declinado responsabilidades en este tema, por cuanto que la organización del certamen corría a cargo de una empresa externa, Enfoque, “que dirigió todo el evento”. “Han sido ellos los que eligieron el jurado y los que se encargaron de todo. También son los que tienen el dinero de los premios [300 euros, en la modalidad senior, y 150 en la juvenil, según las bases] y sólo quedamos en saber los ganadores, cuando los hubiese, y el día de entrega de los premios, para estar presentes”, cuenta Hernández.

Por parte de la empresa Enfoque, Alberto de Paz reconoce la existencia de “un fallo global de coordinación”, en cuanto a la tramitación de los originales llegados a una cuenta de correo electrónico municipal. “No es por dejadez ni por falta de respeto a los participantes”. En cualquier caso, asegura, “todos los relatos están perfectamente fechados, en tiempo y forma registrados”, y su deseo ahora es encontrar una solución para el retraso generado.

El lunes se pusieron en contacto desde la empresa con los miembros del jurado para hablarles del retraso y remitirles los originales para su fallo, aun fuera del plazo de las bases. “La mayoría está de acuerdo pero uno de ellos se negó a seguir”, anota De Paz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios