Cultura

'Fritas' recibe el premio al Mejor Corto Iberoamericano en el certamen de Almería

  • La historia, que aborda la temática del maltrato en la Andalucía de la década de los 70, fue rodada íntegramente en Rociana 'Víctor XX', elegido Mejor Cortometraje Nacional

Comentarios 0

Fritas, de Manuel Gomar, se ha hecho con el premio al Mejor Cortometraje Iberoamericano de Almería en corto. La historia, que aborda la temática del maltrato en la Andalucía de la década de los 70, fue rodada íntegramente en Rociana del Condado y con equipo onubense el pasado mes de mayo. El cortometraje ha sido el más votado a través de la web de RTVE, entidad que concede el premio y recibió la distinción durante la gala de clausura del certamen celebrada el domingo por la noche en el Auditorio Maestro Padilla.

Manuel Martínez Gómez (Manuel Gomar ) firmó hace poco más de medio año su último corto cinematográfico con una terna de artistas de primera fila como María Alfonsa Rosso, Elisa Matillas y Miguel Guardiola, a los que secundan dos de los jóvenes onubenses con más futuro en el ámbito interpretativo: Berta Hernández y Javier Mora. Gomar se mostraba insultante por tener a sus órdenes a semejante plantel de actores cuando el pasado 31 de mayo explicaba a Huelva Información su experiencia. Entonces detalló que si ya es difícil contar en un corto con un protagonismo de altura al que seducirle con la historia e involucrarlo en un proyecto donde no va a estar retribuido como en un estreno en pantalla grande, más afortunado puede considerarse por contar con un plantel de actores "de primer nivel". El corto aborda el maltrato al que se ven sometidas una madre y una hija, a la que dan vida, respectivamente, Rosso y Hernández. Pero lejos de ser un film de denuncia social en el que el drama lleve todo el peso del guión, la pieza escénica se muestra ambiciosa y busca abordar subtramas que no centren la temática en el mismo hilo argumental. Fiel a esta estrategia, el guión introduce importantes dosis de humor negro y busca poner en primer plano los lazos que la familia Gene teje con "los vecinos, con quienes forjamos a diario una relación afectiva que, en muchos casos, es más intensa y cercana que con los de nuestra propia sangre, confesores en muchos casos del drama que se vive en cada casa". Esa bondad con la que nos obsequian los desconocidos es retratado en un metraje donde se combina con maestría el uso del humor negro, tan característico de la idiosincrasia andaluza; un espíritu que no solemos perder ni tan siquiera en nuestros momentos más adversos.

Dramaturgo de pasión y convicción Aunque natural de Huelma (Jaén), Gomar es onubense de adopción, tierra en la que lleva afincado toda una vida y en la que ha desarrollado su faceta profesional, en el IES Alto Conquero de la capital, donde ejerce como director. Dramaturgo de pasión y convicción, su pasión por el séptimo arte le llevó a canalizar su vena artística a través de la dirección, donde ha firmado cortos como Trece pasos (2012), Espera y verás (2013) y Miedo me da (2014), está última protagonista en el Festival de Cine de Islantilla. Ese mismo año rodó La bruma, seleccionada por varios festivales internacionales como el SGAE en corto 2014 o el Curtetratges Santia Arizón; entre otros. Huelga decir que Fritas se convierte por derecho propio en su obra más ambiciosa. Financiada por la Diputación de Huelva y la Asociación Rodando en AC, cuenta además con la colaboración del Ayuntamiento de Rociana y la Sociedad Cultural Casino de Rociana. Uno de los puntos fuertes de la cinta es la excelente ambientación, gracias a que se ha rodado en algunos de los caserones de estilo regionalista del casco urbano de Rociana, que conservan esa decoración de las viviendas tan característica de la época en la que se recrean los hechos. Gomar explicó que "fue un lujo contar" con algunos de estos inmuebles, uno de los cuales no fue necesario desarrollar ningún trabajo artístico, pues ningún elemento del mobiliario desentonaba. "En la vivienda de Manuel Bort, sí que hubo que hacer ese trabajo de reconstrucción para poner mesas, sillas, enaguas y modificar la luz para lograr ese iluminación de baja intensidad de las casas antiguas". Una tarea en la que ha contado con un equipo técnico de profesionales como Daniel Mauri, Carlos Crespo en el montaje, Mario A. Torres en el sonido; y Antonio González Écija, que firma la banda sonora.

Además de la cinta de Gomar, la gran protagonista fue Víctor XX, del almeriense Ian Garrido, elegida como Mejor Cortometraje Nacional. Víctor XX se llevó también las estatuíllas de Mejor Cortometraje Andaluz y de Mejor Interpretación en un Cortometraje almeriense para la actriz Alba Martínez.

El premio al Mejor Cortometraje Internacional recayó en Plein Soleil, una ficción belga de Fred Castadot. Destacó también la entrega del galardón al ganador del segundo Certamen Ópera Prima, para la película A cambio de nada, dirigida por Daniel Guzmán.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios