Huelva

La víctima tenía dos hijas fruto de su relación con su asesino

  • Llevaba cuatro años en Lepe y se dedicaba a las tareas agrícolas

Comentarios 0
Cristina, la joven rumana de 24 años de edad de nacionalidad rumana que hoy ha sido asesinada en Lepe, llevaba 4 años viviendo en la localidad onubense, y tenía dos hijas, de 2 y 3 años de edad, fruto de la relación con su pareja, presunto autor del crimen. Por el momento, no se ha confirmado si las hijas de la pareja se encontraban en la vivienda en el momento del suceso, mientras que los servicios sociales del Ayuntamiento han comenzado a trabajar a primera hora coordinados por la delegada Mariana Otero, para atender a las menores en todo lo necesario.
La joven no tiene familia en la localidad, mientras que el presunto asesino tiene cuatro hermanos y algún familiar más, aunque, en principio, los servicios sociales se han hecho cargo de las menores y se ha activado un protocolo de acogida urgente para que cuanto antes se encarguen de ellas una familia y estén aisladas de todo el proceso de investigación. La intención es que las niñas ya estén en una vivienda en acogida hoy mismo y se mantengan en ella el mayor tiempo posible, de forma que el shock sea el mínimo para ellas.
De forma paralela, la consejería de Igualdad ha activado de manera inmediata el Servicio de Apoyo Psicológico en Crisis para Hijas e Hijos de Mujeres Víctimas Mortales de Violencia de Género, con el fin de ofrecer de manera gratuita e inmediata atención psicológica de urgencia a la familia y el entorno.
La fallecida trabajaba con su marido en la recogida de la naranja en Lepe, después de que hace pocos días terminasen de trabajar en la de la fresa, lo que la joven llevaba haciendo desde hacía cuatro años, cuando llegó a Lepe en un contingente de mujeres rumanas para garantizar la cobertura de mano de obra necesaria para las tareas agrícolas en el pueblo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios