Huelva

Los vecinos califican de “obra importante” la ejecución de la Edusi en el barrio de El Carmen de Huelva

  • La asociación vecinal destaca que se dota a la barriada de instalaciones deportivas y de ocio. Tras la ejecución de tres proyectos urbanísticos se platea como reto un parque de mayores

Las pistas deportivas del barrio y el nuevo paseo. Las pistas deportivas del barrio y el nuevo paseo.

Las pistas deportivas del barrio y el nuevo paseo. / Josué Correa (Huelva)

La ejecución de los proyectos urbanísticos enmarcados en la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado (Edusi) supone para la Asociación de Vecinos El Ancla dar respuesta a unas viejas reivindicaciones vecinales. Así lo manifestó su presidente, Rafael Minayo, que apuntó que con la realización de los mismos se dota a la barriada de El Carmen de instalaciones deportivas y de ocio.

Ahora, tras la ejecución de los tres proyectos de la Edusi, desde la asociación vecinal se proponen como reto conseguir que se realice en el barrio un parque para mayores, con su correspondiente circuito biosaludable. Los vecinos proponen que se ubique entre el Centro Público de Educación de Personas Adultas Los Esteros y el Humilladero de la Cinta.

Minayo explicó que el centro educativo cuenta con un patio de grandes dimensiones, que “no se utiliza”. Subrayó que sólo se emplea este espacio para “echar los fuegos artificiales de las Fiestas de la Cinta”. La asociación de vecinos plantea que la Junta de Andalucía ceda una parte del patio para que se pueda realizar el parque para mayores. El representante vecinal comentó que son muchas las personas mayores las que acuden diariamente a la zona del Humilladero.

En el marco de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado, tras la rehabilitación de las pistas deportivas de la barriada, que fue la primera actuación que se realizó en El Carmen, con una inversión de 150.000 euros, se adecuó, en las traseras de la calle Tres Carabelas, un nuevo espacio público que incluye un paseo peatonal hasta la carretera de La Cinta y unos aparcamientos para paliar uno de los principales problemas de la zona. Aparte se ha habilitado un parque infantil y un área canina.

Estas obras contaron con un presupuesto de más de 170.000 euros. Se amplió la zona de aparcamientos, llegando a un total de 84 plazas, cuatro de ellas habilitadas para personas con movilidad reducida. Entre las actuaciones se incluyó además el acondicionamiento de la plaza existente, generando una zona de estancia, entre el aparcamiento y el parque infantil, con mobiliario público (bancos, papeleras...).

En cuanto a la zona de juegos para niños, ésta alberga dos conjuntos multijuegos, columpios adaptados y balancines. El suelo, de acuerdo a la normativa vigente, se ha colocado de caucho.

En uno de los extremos del parque infantil, junto al decantador de Aguas de Huelva, se ha habilitado el recinto canino, que también cuenta con bancos y papeleras y un bebedero para los animales.

En las pistas deportivas del barrio, que se encontraban en muy mal estado, se llevó a cabo un nuevo drenaje para evitar inundaciones, se impermeabilizó y se colocó un nuevo pavimento. Aparte, se reformaron los vestuarios.

Minayo señaló que antes de realizarse esta actuación, las instalaciones deportivas estaban impracticables y no se utilizaban. Ahora, después de las obras de mejora, “tienen mucho uso”. Indicó que, además de los niños de la barriada que juegan en ellas, en el barrio hay dos escuelas deportivas, una de ellas de fútbol, “que se desdobla en dos”, y otra, de baloncesto, y los menores que pertenecen a las mismas van por las tardes, mientras que por las mañanas son los alumnos del Virgen de Belén los que las usan “para hacer deporte”.

En relación al parque infantil, incidió en que de momento no se puede utilizar debido a la situación actual derivada de la Covid-19, a lo que añadió que el área canina “está teniendo mucho éxito entre los vecinos”.

Respecto al nuevo paseo peatonal, el presidente de la Asociación de Vecinos El Ancla destacó que cuando se estaban ejecutando las obras se aprovechó para hacer las canalizaciones para soterrar las líneas del tendido eléctrico, de manera que lo que queda ahora es que la compañía eléctrica “soterre los cables y se quiten los postes para que el paseo quede más estético”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios