Huelva

Talan un pino centenario frente a las instalaciones de Aguas de Huelva

  • El Ayuntamiento indica que, por su inclinación hacia la calzada, suponía un peligro para la circulación

Tocón del pino centenario talado. Tocón del pino centenario talado.

Tocón del pino centenario talado. / Josué Correa (Huelva)

Talan un pino centenario, de diez metros de altura, en la avenida Manuel Siurot, frente a la Estación de Tratamiento de Aguas de Huelva. Desde el Ayuntamiento se señala que, por su inclinación hacia la calzada, el ejemplar, ubicado al borde del acerado, suponía un peligro para la circulación.

En un informe realizado sobre la necesidad de talar este pino piñonero se indica que la curvatura del tronco hacia la carretera no cumplía el gálibo mínimo necesario de 4,5 metros de altura para el tránsito de vehículos, ya que presentaba “dos zonas de impacto a 2,42 y a 3,01 metros”.

Se subraya en este documento que se produjeron “multitud de accidentes” al impactar vehículos pesados y autobuses urbanos en el tronco. Según el informe, desde marzo de 2007 se ha ido midiendo la inclinación de este ejemplar de Pinus pinea tomando un punto de referencia a través de plomada vertical, detectándose que ésta ha sido progresiva hasta llegar a los 61 centímetros, lo que achacaron a los impactos producidos, “que estaban provocando un descalce del sistema radicular y, por lo tanto, aumentando el riesgo de abatimiento por vuelco hacia la calzada”.

Aparte del riesgo de que el pino pudiera desplomarse sobre la carretera, tal y como se recoge en el informe, se apunta que este ejemplar presentaba “una vitalidad media-baja” y estaba “afectado por una plaga de escolítidos, presentando perforaciones repartidas por todo el tronco”. A esto se une “su gran porte, pronunciada y progresiva inclinación, y su ubicación”, pudiéndose clasificar como “de riesgo medio-alto”.

En cuanto a la alternativa de trasplantar el pino, en el documento se considera inviable, debido “a la complejidad de las operaciones que habría que realizar: rotura de acerado y calzada en una superficie mínima de 25 a 30 metros cuadrados para obtener un cepellón suficiente para equilibrar la parte aérea y el sistema radicular del árbol”.

Además, habría que disponer de una grúa de gran tonelaje, retroexcavadora y un camión de gran capacidad de carga para extraer y desplazar un pino con un peso superior a los 20.000 kilos, “en un espacio reducido y de difícil maniobrabilidad”.

Aparte de que “habría baja probabilidad de éxito, al tratarse de un árbol adulto senescente, de vitalidad baja”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios