Huelva Los sindicatos convocan una huelga educativa para el 18 de septiembre en Huelva

  • El colectivo de la enseñanza Marea Verde se manifestará mañana en Sevilla

Un maestro toma la temperatura a una alumna del SAFA Funcadia. Un maestro toma la temperatura a una alumna del SAFA Funcadia.

Un maestro toma la temperatura a una alumna del SAFA Funcadia. / Rafa del Barrio (Huelva)

La polémica del retorno a las aulas en Huelva ha impulsado a los sindicatos CGT, Ustea, CCOO y al movimiento Marea Verde a convocar para el viernes que viene, 18 de septiembre, una huelga educativa como protesta por el incumplimiento de la distancia de seguridad en las clases y para reclamar una bajada de la ratio, protección para las personas en riesgo o refuerzos infantiles.

Desde Ustea, su delegado sindical onubense, Luis Ramón Zapata, indica que "nos hemos encontrado en el primer día de clase con una gran preocupación en las familias y los maestros porque las aulas no están preparadas para mantener la distancia de 1,5 metros, que es una utopía conseguirla con esta saturación de la ratio".

El sindicato asegura que se entiende la excepcionalidad de estos tiempos de Covid, pero "esto no puede ser, en ningún caso, motivo que exima de las responsabilidades que la Administración tiene en todo el conjunto de despropósitos y situaciones de tremenda gravedad que la comunidad educativa está sufriendo en este inicio de curso".

La portavoz de Marea Verde, Laura Limón, indicó ayer a este diario en el mismo sentido que "los docentes y los equipos directivos no somos expertos sanitarios, no han obligado a elaborar y cumplir protocolos, asumimos un riesgo que no nos compete".

El colectivo ha convocado para mañana una manifestación en Sevilla que partirá de la sede de la Consejería de Educación siguiendo su calendario de movilizaciones. "Esto es un caos absoluto educativo y sanitario, y lo veíamos venir", apunta Limón.

La profesora de IES aljaraqueño Fuente Juncal lamenta que un día que "tenía que ser de alegría, ilusión y encuentro no se haya vivido así". Además, dibuja un panorama desolador, con "baños cerrados, niños que tendrán que estar los cinco días de la semana durante cinco horas en clase con la mascarilla puesta; hay alumnos que no van a poder salir de clase más de dos veces por semana y nos encontramos con grupos burbuja de 100 ó 200 niños".

La representante de Marea Verde destacó la dificultad que entraña para muchos padres conciliar la vida laboral con la familiar, porque hay centros que no disponen de aula matinal o de servicio de comedor. A ello hay que sumar que los refuerzos de limpieza y de docentes "son insuficientes: en mi instituto, por ejemplo, han llegado cuatro profesores de refuerzo para 850 alumnos". Y muchas de las bajas "no se han repuesto". Toda esta situación tiene indudables "consecuencias metodológicas, pedagógicas y académicas".

Desde la Fampa, María Jesús Valle destaca que "me consta que la Consejería de Educación no se está quedando de brazos cruzados" ante toda esta situación de inseguridad que tanto preocupa, y esperarán a conocer la opinión de todas las Ampas para ver si se suman o no a la huelga de la semana que viene.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios