Urbanismo

La revisión del PGOU se abre a las aportaciones de la sociedad civil

  • La consultora encargada de su redacción presenta la fase de participación para captar reflexiones e ideas que definan el diseño de la ciudad futura

  • Llamada a unas 200 entidades locales y a toda la población, que puede contribuir a título individual

Dos de los responsables del trabajo técnico para el nuevo PGOU, Manuel Ángel González Fustegueras (d) y Miguel González, avanzan los detalles de la fase de participación en su diseño. Dos de los responsables del trabajo técnico para el nuevo PGOU, Manuel Ángel González Fustegueras (d) y Miguel González, avanzan los detalles de la fase de participación en su diseño.

Dos de los responsables del trabajo técnico para el nuevo PGOU, Manuel Ángel González Fustegueras (d) y Miguel González, avanzan los detalles de la fase de participación en su diseño. / Josué Correa

Tiene ahora mismo ante sí Huelva un reto trascendental como ninguno. Porque ningún otro es tan determinante en el futuro de una ciudad como éste, la revisión del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU). Se pide a la ciudadanía que se moje, que se involucre la sociedad civil al completo, y para ello se ha lanzado, con el proceso ya en marcha, una fase participativa que es considerada clave para la elaboración.

“Los planes urbanísticos –aclaraba ayer el director del equipo de trabajo– no son de autor, son de la sociedad. Y a lo que quiera la sociedad es a donde podremos llegar”. El alcalde, que tenía este objetivo desde que accedió a presidir la Corporación y ahora lo ha puesto en marcha, va más allá: “No estamos con el plan de un alcalde, ni siquiera el de un equipo de gobierno; este plan es de la sociedad, de toda la ciudad”.

A ella mira ahora esta etapa de trabajo en la que se pretenden recabar reflexiones, ideas y sugerencias sobre los aspectos considerados más relevantes, a tener en cuenta en el desarrollo a medio y largo plazo como ciudad.

Se parte de un guion previo, establecido por los profesionales para confluir en una concepción básica de la que ramificar la expresión urbana total. Y se acude, de entrada, a una serie de colectivos y entidades sociales que alcanzan casi los 200. Pero no se para ahí. “Con la web que presentamos va a estar abierto a que cualquier ciudadano pueda hacer lo mismo. No vamos a restringir ninguna opinión, y de todas ellas daremos buena cuenta en los siguientes documentos”, explicaba antes del acto de presentación de ayer el responsable de la empresa Territorio y Ciudad SLP, encargada de dar forma a esa revisión, Manuel Ángel González Fustegueras.

El alcalde, Gabriel Cruz, señala que no es casual el lema elegido para lanzar esta revisión del planeamiento, Dibujemos Huelva entre todos. “Es una tarea importantísima la que abordamos, y la más especial, porque damos salida a la participación ciudadana en el diseño de la ciudad”.

La puesta en escena en el Salón de las Chimeneas de la Casa Colón, aun comedida por las restricciones debido a la covid-19, quiso incidir, precisamente, en esa trascendencia que tiene, y que se subraya, el nuevo PGOU.

El alcalde, Gabriel Cruz, durante su intervención en el acto de ayer. El alcalde, Gabriel Cruz, durante su intervención en el acto de ayer.

El alcalde, Gabriel Cruz, durante su intervención en el acto de ayer. / Josué Correa

González Fustegueras lo eleva a rango de “Constitución urbana”, por su categoría legal que lo diferencia de otros planes estratégicos. “Posiblemente sea el documento más importante que puede hacer una Corporación local porque implica cómo va a ser la calidad de vida en los próximos decenios en la ciudad, y no sólo para esta generación sino para generaciones futuras”.

Es importante la participación, insistieron, para no permitir errores que condenen el futuro. “Huelva está pagando mala decisiones que se pudieron tomar en algún momento, y eso tiene una trascendencia que va más allá, por supuesto, de una Corporación, y de una generación”.

La vista está puesta en Huelva, además, desde el exterior. Cuentan desde la consultora encargada de los trabajos que tienen ante sí “la oportunidad de poner en marcha los nuevos paradigmas de la planificación urbanística a la que se está orientando el país”.

El plan onubense será pionero por reflejar el nuevo paradigma urbano con los ODS

Hay detrás de eso “una legislación completamente nueva” que contempla, también más allá del urbanismo, “la regeneración urbana, entendiendo como tal la rehabilitación de la ciudad, no sólo física sino también social y funcional”.

Intervendrá ahí la Agenda Urbana 2030, los nuevos objetivos del milenio, los Objetivos de Desarrollo Sostenible, de obligado reflejo en el PGOU. “Cuando hablamos de sostenibilidad no es solamente ambiental, hablamos de sostenibilidad económica y social, porque los temas de cohesión social van a ser muy importantes, a través de la intervención en muchos barrios de la ciudad para mejorar las condiciones de vida de mucha gente”.

Ciudad para disfrutar

Gabriel Cruz ya ha hablado en repetidas ocasiones de su aspiración de alcanzar una ciudad para la felicidad de sus vecinos. Y destaca de los profesionales encargados de la redacción su “especial sensibilidad para el diseño y la planificación de ciudades con alma, que recojan su fortaleza, sus señas de identidad, preparadas para el desarrollo económico y donde la gente se pueda sentir bien porque sean ciudades disfrutables, con una importante presencia cultural, abierta a todas las posibilidades”.

El alcalde insiste en facilitar el desarrollo “de nuestros proyectos de vida, pero también nuestros proyectos profesionales”, y para ello pide ayuda a la población. De ella depende su futuro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios