Huelva

Las reservas de última hora mejoran las previsiones del puente del Pilar en Huelva

  • La ocupación de los alojamientos turísticos de la Sierra rondará el 75%, mientras que en otras comarcas la mayor parte de los establecimientos ya han cerrado sus puertas

Turistas haciendo senderismo en el Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche. Turistas haciendo senderismo en el Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche.

Turistas haciendo senderismo en el Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche. / H. Información (Aracena)

El puente de la Hispanidad siempre ha sido un ansiado respiro tras la vuelta a la realidad postestival de muchos trabajadores, deseosos de una escapada otoñal que tradicionalmente ha significado un balón de oxígeno para los negocios relacionados con el turismo. Pero esta inédita entrega del fin de semana y el día de la Fiesta Nacional, pandemia mediante, arroja unas previsiones dispares en la provincia onubense, estrechamente vinculada a ese 12 de octubre en que Colón, los Hermanos Pinzón y sus marineros tocaron tierra americana hace 528 años.

En la Sierra, por ejemplo, la alta ocupación se mantiene "como cada año", según explica a Huelva Información la presidenta de la Asociación de Empresas Turísticas de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche (AETS) de la Federación Onubense de Empresarios (FOE), Cinta Aguilar.

Si al principio de esta semana parecía que iba a quedarse en torno al 60%, la situación mejora conforme se va acercando el puente. "Como la situación del Covid está como está, todo se está produciendo muy de última hora y creo que podremos rondar el 75%; se van a cumplir los objetivos de otros años, pero todo de muy ultimísima hora" en la afluencia de turistas al parque natural serrano.

La AETS, recuerda Aguilar, no solo aglutina a las empresas que ofrecen alojamientos, sino a un centenar de pymes que brindan todos los servicios turísticos disponibles en la comarca: turismo activo, restauración, agencias de viajes, etcétera. Oferta unas 2.000 plazas distribuidas en casas rurales, hoteles (pequeños o de cuatro estrellas) y apartamentos turísticos.

La presidenta del colectivo empresarial señala que el turista de este puente "es nacional", que ha reservado "tres noches de estancia, pero también hay reservas de menos noches". Es un cliente al que le apetece, "pasado el verano venir, disfrutar del ambiente otoñal en la Sierra, que tiene un encanto especial y lo aleja de su rutina diaria".

La crisis de la Covid-19, "en gran medida, no nos ha afectado y seguiremos trabajando para que la Sierra siga estando un poco libre de todo esto, para que podamos seguir tirando para adelante pese a todo", apunta Aguilar.

Lo que sí ha variado es la procedencia de los visitantes. "En este puente se están dando turistas de muy corto radio, de mucha proximidad: de Huelva, de Cádiz y de Andalucía, fundamentalmente, pero como Madrid está como está, pues se ve que las reservas de sus ciudadanos se quedan mermadas". Dice la responsable de AETS que, afortunadamente, "estamos cubriendo nuestras plazas con clientes de más proximidad que ya confía en nosotros".

La diversidad existente en la tipología de alojamientos propicia que "abarquemos todas las necesidades y tengamos desde familias con sus dos niños a otras que vienen con los abuelos y todos los nietos, o grupos de amigos".

Cinta Aguilar define al puente del Pilar como "el pistoletazo de salida para la temporada de otoño en la Sierra", una efemérides que se trabaja "desde mucho antes" para mostrar en todo su esplendor la oferta "gastronómica, cultural, lúdica, de paisajes, de naturaleza" del norte de la provincia.

La clave del éxito está conformada por varios factores. De un lado, que "nos esmeramos en un buen servicio" que fideliza a la clientela. De otro, que se han tomado todas las precauciones y medidas para mantener al coronavirus a raya, lo que ha propiciado una excelente temporada estival en la que la ocupación media se ha mantenido en el 80%. El hecho de que Huelva sea uno de los territorios donde el impacto de la enfermedad es menor también ha pesado a la hora de convertirse en el destino elegido por los turistas.

Varias personas disfrutan de la playa de Huelva en pleno otoño. Varias personas disfrutan de la playa de Huelva en pleno otoño.

Varias personas disfrutan de la playa de Huelva en pleno otoño. / Josué Correa (Huelva)

"Cuando se hace una reserva, se les informa con todo detalle de nuestras medidas y lo han podido constatar en sus vacaciones", observa Aguilar. Y eso "ha creado un ambiente de que es un sitio seguro y, por supuesto saludable porque estamos en un entorno natural". La confianza atesorada en verano se mantendrá, a su juicio, durante el otoño y el invierno.

La representante de los empresarios turísticos serranos celebra que la crisis sanitaria no haya tenido un impacto notable en las pymes del colectivo. Pero Aguilar, que también es vicepresidenta de la Asociación Provincial de Casas Rurales y Establecimientos Hoteleros (Aloja-Huelva), sabe bien que la situación de la Sierra es peculiar y que no se está reproduciendo en el resto del territorio onubense. "En la costa, por ejemplo, la temporada estival ha sido un desastre y nos solidarizamos con nuestros colegas".

Desde el Círculo Empresarial de Turismo, de hecho, se asegura a este diario que "hemos renunciado ha hacer previsiones para el puente, porque la facturación al mes de septiembre ya es un 71% menor que el año pasado".

De las más de 48.000 plazas disponibles en la oferta de los establecimientos asociados al Círculo –hoteles, apartamentos, campings o casas rurales–, "más del 65% se encuentran cerradas, y otros ni siquiera nos comunican el cierre".

Es por ello que el cálculo se muestra más fiel a la realidad si se hacer al revés: "En el mejor de los escenarios tendremos operativas unas 3.000 plazas este puente, por lo que, teniendo en cuenta que son tres noches, es irrelevante" su influencia en la cuenta de resultados.

El Círculo de Turismo afirma que el reinicio de la actividad no se plantea hasta junio

El negocio que no ha cerrado ya, lo hará previsiblemente una vez pasado el lunes que viene. Así que lo que centra en este momento toda la atención del Círculo Empresarial de Turismo de Huelva es qué va a ocurrir con los trabajadores. "En el sector hotelero prácticamente ninguno va a ERTE sino a cese de actividad, pero también tenemos personal fijo discontinuo en las plantillas (como el personal de mantenimiento, entre otros) que sí irán a ERTE", indican desde el colectivo.

Lo que queda por delante es "una travesía del desierto". El turismo del Imserso se ha esfumado, y también lo han hecho prácticamente el de golf y el de congresos, que mantenían la actividad en las empresas turísticas.

Las fuentes del Círculo precisan que "lo peor no es el puente, porque el escenario no es relevante, sino que el reinicio de la actividad nos lo estamos planteando para junio de 2021". Ni siquiera la Semana Santa vendrá a reflotar los negocios. "Muchos hoteles no se plantean ni abrir", apostillan.

Con este panorama, la previsión es que la caída de la facturación al final de año ronde el 80%. El verano no ha servido para amortiguar el golpe de la Covid-19. "Ha habido hoteles al 80% y al 90% de ocupación, pero con los precios por los suelos para atraer a la clientela; es más, la ocupación media en agosto ha sido del 56%, mientras que el año pasado estuvo en el 83%", lamentan desde el Círculo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios