Consumo

Escepticismo del comercio tradicional ante las rebajas tras una buena campaña de Navidad

  • Los comerciantes esperan facturar entre un 8 y un 10% más en el período que va de final de noviembre a Reyes

  • Los primeros descuentos del año llegan con 1.865 contrataciones

La calle Palacio, presentaba ayer gran afluencia de público. La calle Palacio, presentaba ayer gran afluencia de público.

La calle Palacio, presentaba ayer gran afluencia de público. / Alberto Domínguez

Optimismo y buenas expectativas para la última campaña del año que el comercio solapa con los primeros días de este 2019 que acaba de comenzar. Los comerciantes prevén cerrar la campaña de Navidad (que arranca con el Black Friday y concluye el día 5 de enero) con unas ventas que superarán entre un 8 y un 10% a las que tuvieron por las mismas fechas hace justo un año.

Los números cuadran y eso siempre se celebra aunque quizá ahora se haga aún más porque los buenos resultados llegan después de dos meses “muy malos”, en los que los comerciantes han estado prácticamente “parados”, según el gerente del Centro Comercial Abierto (CCA) Calles del Centro, Daniel Caldentey.

Y es que en los establecimientos tradicionales se ha sufrido una recesión en el consumo que algunos han llegado a calificar aún peor que la que hubo en tiempos de crisis.

Un grupo de personas acudía ayer a las principales vías comerciales de la capital. Un grupo de personas acudía ayer a las principales vías comerciales de la capital.

Un grupo de personas acudía ayer a las principales vías comerciales de la capital. / Alberto Domínguez

Esa parsimonia es la que seguramente haya provocado que la campaña de Navidad comenzase más tarde de lo habitual, ya que la actividad en las tiendas tradicionales de la capital no se empezó a notar hasta final de diciembre, entre el 20 y 21. Así no es de extrañar que el sector estuviera “deseando” que cambiara la marcha. Y lo ha hecho.

De momento, la facturación superara casi diez puntos a la del año pasado y eso que aún quedan los días más fuertes (mañana y pasado mañana), en los que los clientes apuran para poder realizar las compras que llegan en el último momento o se han dejado para el final.

Estos cuarenta días son esenciales para los comerciantes porque en este tiempo se anota entre el 30 y el 35% de la facturación anual; es decir, casi un tercio del total. La buena marcha se ha notado en todos los sectores, desde el textil hasta la joyería, pasando por las nuevas tecnologías, ropa y juguetes, algo que no ocurrirá a partir del día 7, cuando comiencen las primeras rebajas del año para las que los comerciantes se muestran algo escépticos.

Primeras rebajas del año

La situación se repite desde hace unos años porque el sector entiende que hay una “gran desigualdad” y cierta competencia desleal contra la que no pueden competir. La liberalización del período de descuentos es para ellos uno de los principales problemas y de ahí que la asociación de comerciantes siga abogando para que la Junta de Andalucía vuelva a instaurar el periodo obligatorio de rebajas para todos los comercios. Un hecho con el que se “recuperaría” el efecto rebajas, según Caldentey, que insiste en que estos descuentos “ya no tienen sentido” y que la falta de una delimitación “es un atentado al comercio”.

Afluencia de público en la zona comercial, ayer. Afluencia de público en la zona comercial, ayer.

Afluencia de público en la zona comercial, ayer. / Alberto Domínguez

Entre otras cosas, porque se extienden en el tiempo “demasiado”. De ahí, que soliciten además de fechas fijas para todos, un período que no vaya más allá de los veinte días. Con todo, estas primeras rebajas del año dejarán en la provincia buenas noticias para el empleo ya que se espera que generen 1.825 puestos de trabajo. Es la cifra que estima la empresa de recursos humanos Randstad, que supone un incremento respecto a la del año pasado, cuando la previsión apuntó a 1.693 contratos, es decir, que se espera un incremento del 7,8%.

Randstad se refiere a los contratos extra que se realizarán por esta campaña durante los meses de enero y febrero en los sectores de comercio, transporte y logística. En los últimos años, la contratación durante este período se ha visto afectada por el auge del consumo, en especial del comercio electrónico, uno de los principales impulsores del aumento previsto también para este año.

Desde Randstad, sí se prevé un aumento en el consumo en esta época que tiene su efecto directo en el mercado laboral, ya que “las empresas necesitan incorporar a profesionales para satisfacer el incremento de la demanda, en un sector tan estratégico para la economía como es el comercio”.

Candidatos para los puestos de trabajo

En este sentido, los perfiles ligados a estos sectores, como empaquetadores, carretilleros, mozos de almacén, transportistas, comerciales, profesionales de atención al cliente y contact center (gestor de todas las comunicaciones con los clientes), serán los más demandados durante estos meses. Las empresas buscarán en estos profesionales capacidades entre las que destacan la experiencia y la rápida adaptación al puesto de trabajo.

Pero esos no son los únicos requisitos para acceder a un empleo durante esta campaña. Las rebajas son una época de “intensa actividad”, donde “la actitud de los candidatos influye, en muchas ocasiones, más que la aptitud”. Es decir, una buena predisposición al trabajo es fundamental, “más aún” en los puestos de trabajo donde existe una clara atención al público.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios