consumo

El comercio vende un 10% más en el Black Friday de este año a pesar de la recesión del consumo

  • Las ventas del viernes negro superan entre el 50 y el 80% a las de cualquier viernes del año

  • El sector se prepara ya para Navidad

Un grupo de persona camina por una de la principales calles comerciales, el pasado viernes. Un grupo de persona camina por una de la principales calles comerciales, el pasado viernes.

Un grupo de persona camina por una de la principales calles comerciales, el pasado viernes. / Alberto Domínguez

Satisfacción, aunque algo contenida. El Black Friday ha dejado un 10% más de ventas de lo que hubo el año pasado en los comercios tradicionales de la capital. Ese dato se celebra. Primero, porque todo incremento es bien recibido y, segundo, porque los comerciantes acusan dos meses de una recesión en el consumo que algunos ven aún peor que la que hubo en tiempos de crisis. 

Daniel Caldentey cree que El Black Friday se ha convertido en algunos sitios en una 'black week' y eso "destroza” al comercio tradicional

Esa caída es habitual en la semana que precede al viernes negro, pero "este año se está alargando demasiado", según el gerente del Centro Comercial Abierto (CCA) Calles del Centro, Daniel Caldentey. El comercio tradicional limita los descuentos de final de noviembre a un solo día y por ello hablan de "una clara desventaja" con las grandes superficies que "pueden alargar las oportunidades a casi una semana, algo -subraya Caldentey- que nos destroza y con lo que no podemos competir".

Aún así son optimistas. No es para menos, porque las ventas que se llevan a cabo en la jornada del Black Friday suponen entre un 50 y un 80% más de las que se pueden realizar en cualquier viernes del año y se equiparan a otras dos fechas: la del 5 de enero y la del primer día de las rebajas. 

Regalos de Navidad

El trasiego de clientes fue "muy importante" el viernes, aunque también hubo movimiento a lo largo de todo el fin de semana. Especialmente para adquirir prendas de vestir, complementos y material de nueva tecnologías. La ocasión lo merecía porque había descuentos de entre el 30 y el 70% y eso invitó a muchos, como ha ocurrido en años anteriores, a llevarse a casa más de un regalo de Navidad y Reyes.

A partir de ahora, esperan con los brazos abiertos que "pase lo más rápido posible esta semana y llegue la primera de diciembre". Es entonces cuando presumiblemente el consumo se reactivará para llegar a sus picos más altos en las fechas más cercanas a la Navidad. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios