Iniciativa

Las obras de la residencia de mayores en el San Pablo de Huelva se iniciarán en 2020

  • La empresa está a la espera de que le concedan la licencia para comenzar los trabajos de acondicionamiento del edificio del colegio mayor en el primer trimestre del próximo año

Edificio del Colegio Mayor San Pablo. Edificio del Colegio Mayor San Pablo.

Edificio del Colegio Mayor San Pablo. / Alberto Domínguez (Huelva)

Las obras de acondicionamiento del edificio del Colegio Mayor San Pablo para convertirlo en una residencia de mayores se iniciarán en el primer trimestre de 2020. El Obispado de Huelva, propietario del inmueble, cedió por un periodo de veinticinco años la gestión de la edificación a la empresa Clece Vitam.

El edificio, que cuenta con cincuenta y dos años de antigüedad, se someterá a una profunda reforma, cuyo plazo de ejecución girará entre los quince y los dieciocho meses, para adaptarlo a su nuevo uso, así como a la normativa vigente en cuanto a eficiencia energética y accesibilidad.

La nueva residencia de mayores, ubicada en el número 40 de la avenida Manuel Siurot, de la capital onubense, contará con 125 plazas, y cuando esté a pleno funcionamiento dará empleo a treinta personas y generará unos sesenta empleos indirectos, según indicó Ángel Fernández, delegado de Clece en Andalucía Sur-Occidental.

La rehabilitación, que llevará a cabo Clece, mantendrá el aspecto externo del edificio con algunas innovaciones, se le realizarán las actuaciones que sean precisas para reforzar el aislamiento exterior y obtener mejoras en la eficiencia energética del mismo.

El interior de la construcción se reformará en su totalidad adaptando la distribución a un edificio residencial. Fernández destacó que “se utilizarán materiales de alta calidad en las instalaciones para lograr un alto nivel de confort y la máxima comodidad de los usuarios”.

El centro contará con climatización en todas las habitaciones y zonas comunes, dispondrá de cocina y lavandería propia, servicios médicos y asistenciales, de podología, fisioterapeuta y peluquería, entre otros. La residencia, que se llamará Clece Vitam Mirador del Odiel, tendrá cinco plantas –se mantiene la altura actual– y las 125 plazas se repartirán entre setenta y cuatro habitaciones, de las cuales veintitrés serán individuales y cincuenta y una, dobles.

Además tendrá dependencias comunes como una moderna sala de rehabilitación y otra destinada a actividades de estimulación sensorial y cognitiva, y espacios comunes repartidos por las diferentes plantas, además de unas zonas exteriores ajardinadas, con una superficie de unos 2.000 metros cuadrados, que estarán a disposición de residentes y familiares.

La actuación que se va a llevar a cabo contempla el acondicionamiento también de los espacios libres de la parcela, que tiene una superficie total de 6.413 metros cuadrados, de los cuales 4.526 son espacios libres, que pasarán a tener 4.508 metros cuadrados con los nuevos volúmenes necesarios para la mejora de la accesibilidad del edificio, la superficie construida pasará de 5.997 metros cuadrados a 6.252.

En los espacios libres se mantendrán los accesos existentes, tanto peatonales como para los vehículos. Se redistribuirán las plazas de aparcamiento, se crearán sesenta y tres, lo que equivale a una plaza por cada cien metros cuadrados construidos, y se diseñarán zonas de esparcimiento más acordes al nuevo uso asistencial.

La parcela está actualmente clasificada como dotacional docente, que se cambiará por uso dotacional asistencial, que es compatible según el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU).

El Colegio Mayor San Pablo estuvo durante cincuenta y un años al servicio de los estudiantes. El centro cerró sus puertas el pasado 30 de junio. La imposición de becas del curso 2018/19 fue el último acto académico que se celebró en las instalaciones.

La antigüedad del edificio y la necesidad de realizarle una rehabilitación integral para adaptarlo a la normativa vigente en materia de eficiencia energética y accesibilidad, y la falta de usuarios, el bajo número de estudiantes no daba para autofinaciar el colegio mayor, fueron los motivos que llevaron al Obispado de Huelva a decidirse a cambiar el uso de la edificación y ofrecer a la ciudad una nueva opción asistencial para el colectivo de mayores.

Aparte, en el programa de la rectora de la Universidad de Huelva, María Antonia Peña, se contempla la construcción de una residencia de estudiantes en el campus del Carmen. El Colegio Mayor San Pablo quedaba bastante retirado de este campus universitario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios