Pleno municipal

El negacionismo de Vox sobre violencia de género en Huelva

  • Intenso debate de tres mociones que suplen la falta de declaración institucional y retratan la posición de Font

Un grupo de activistas sigue el debate en el Salón de Plenos con una pancarta en recuerdo a las víctimas. Un grupo de activistas sigue el debate en el Salón de Plenos con una pancarta en recuerdo a las víctimas.

Un grupo de activistas sigue el debate en el Salón de Plenos con una pancarta en recuerdo a las víctimas. / R.D.

Fue en 1981 cuando Naciones Unidas empezó a conmemorar cada 25 de noviembre el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. En los últimos años ha cobrado mayor significación en España por el grado creciente de sensibilización ante números de muertes en aumento. Y el Ayuntamiento de Huelva ha sido una de tantas instituciones que ha manifestado su apoyo a las víctimas y su rechazo a la violencia que sufre la mujer con una declaración institucional que simboliza la unidad contra la barbarie de los asesinatos y ataques que no cesan. Hasta ayer, día de la sesión plenaria de noviembre. Porque sólo dos días después de la conmemoración, no hubo lectura de ningún texto de apoyo por una nota discordante en la institución, la de Vox, presente en el Pleno con grupo propio, con dos concejales que ayer se significaron en el negacionismo que exhibe el partido de extrema derecha sobre la violencia de género. Fue durante el debate de tres mociones presentadas por el Partido Socialista, Ciudadanos y Adelante Huelva.

Por si había dudas, el portavoz de la formación, Wenceslao Font, lo dijo muy claro en la sesión: “La violencia no tiene género para Vox”. Para estos, declarados “contrarios a cualquier tipo de violencia, con independencia de sexo o raza”, no hay violencia específica que se centre en la mujer. Hablan de “atajar la violencia en el núcleo familiar básico”, esa que anteponen a la de género, “la intrafamiliar”, y ésta es considerada por el resto parte de un argumentario “vergonzoso”, en el más suave de los casos, además de “vomitivo”.

La respuesta entre el público se dejó oír también: “¡La violencia sí tiene género y es mujer! Es indignante que en nuestro Ayuntamiento escuchemos esto”, clamaba un pequeño grupo de mujeres que exhibía una pancarta con el número de víctimas; el mismo que, recordó la portavoz de Adelante Huelva, Mónica Rossi, refleja ya “más mujeres asesinadas por violencia de género que por el terrorismo de ETA. No es necesario decir más”. Si acaso que los asesinatos son “la cara más terrible”, pero que hay mucho más detrás.

El lamento por la falta de declaración institucional fue generalizado entre los demás grupos municipales. Algunos, respetando su posición, aunque rechazándola totalmente; otros, retirándole a Vox cualquier señal de respeto, sin insultos ni faltas personales pero con un absoluto desprecio por su consideración política. A pesar de que Wenceslao Font comenzara su intervención manifestando su “respeto hacia todas las víctimas” y los trabajadores que las apoyan.

La más dura fue la concejal socialista de Políticas Sociales e Igualdad, María José Pulido, que considera “lamentable, no, penoso el argumentario de Vox”, y que no dudó en señalar al propio Font por su trabajo anterior en su Concejalía durante el mandato del PP, por su presencia en actos de repulsa y minutos de silencio pasados, por su conocimiento “de la realidad mejor que yo con datos”, por los gestos con su compañera de grupo, tomados como frivolidad.

El edil de Vox elevó el tono en su réplica: “¡No quiero escuchar más ni una ofensa personal!”. Pero los ofendidos ayer fueron otros, el resto de grupos; sobre todo otras, las mujeres, atacadas en su libertad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios