Huelva

Un modelo flexible que debe ajustarse al mercado laboral

  • La necesidad de una ley para la FP Dual en todo el país es uno de los principales retos

Un grupo de alumnos con personal de Cepsa. Un grupo de alumnos con personal de Cepsa.

Un grupo de alumnos con personal de Cepsa. / M. G. (Huelva)

La apuesta de Educación por la FP Dual se sustancia en Huelva en un equipo específico en la Delegación provincial. “Vamos haciendo ver a las empresas que asumir a alumnos es una inversión, les hace partícipes de su formación y crea cantera, además del ahorro que supone en el proceso selectivo”, explica Estela Villalba, delegada de Educación en Huelva. Es una carrera de fondo, “un esfuerzo importante, pero con resultados a medio plazo” en una provincia como Huelva en la que las empresas “son muy receptivas y proactivas”, apunta Villalba.

Uno de los obstáculos de esta carrera, entre otros, es el propio modelo de FP en Andalucía, “muy diseminado, unos centros cuentan con mucho recorrido y otros tienen un solo ciclo, por lo que el paso al Dual es muy complicado”, señala la delegada. Por otra parte, el punto de partida es un desajuste entre ciclos con mucha demanda y poca inserción laboral frente a empresas que no encuentran al personal cualificado que necesitan. Es decir, “una oferta educativa no adaptada a la demanda del mercado” a lo que se añade una elevada tasa de desempleo juvenil.

“El desarrollo de una ley común es una asignatura pendiente”, apunta el coordinador pedagógico de la FP Dual en la Delegación de Educación de Huelva, Pedro Infante, porque a día de hoy existen 17 modelos diferentes que dificultan la movilidad de alumnos y profesorado, entre otros aspectos. Es el caso, por ejemplo, de las becas, Andalucía es una de las cinco comunidades autónomas en las que no son obligatorias.

Estela Villalba, delegada de Educación en Huelva. Estela Villalba, delegada de Educación en Huelva.

Estela Villalba, delegada de Educación en Huelva. / Rafa del Barrio (Huelva)

En positivo, Pedro Infante destaca la flexibilidad como uno de los grandes valores del modelo dual, máxime en un contexto como el actual que ha provocado que “muchas de nuestras previsiones se deshagan”. Por eso, explica, “la posibilidad de proyectar la formación cada año e incluso modificar la proyectada para readaptarla a las necesidades de la empresa, es uno de los grandes activos”. Infante llama la atención también sobre la necesidad de “fomentar profesiones con mucha demanda de mandos intermedios en un esquema con forma de diábolo”.

En este sentido, apunta al potencial de sectores como el industrial en Huelva, que requiere de personal cualificado en instalaciones, mantenimiento, electromecánica o climatización. “El Polo Químico llega a sus cuarenta años, los primeros trabajadores se están jubilando y el relevo exige personal más cualificado”, un proceso en el que “la Aiqbe está muy implicada”. “A mejores productos, mejor se pagarán y eso se consigue con cualificación”, resume Infante.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios