Pensiones

Los jubilados onubenses claman por unas pensiones dignas

  • El Día del Mayor ha sido aprovechado por la tercera edad para encabezar una manifestación por las calles del centro de Huelva para exigir la derogación de la reforma de 2013

Manifestación de los jubilados onubenses durante el Día del Mayor. Manifestación de los jubilados onubenses durante el Día del Mayor.

Manifestación de los jubilados onubenses durante el Día del Mayor. / Alberto Domínguez (Huelva)

Por unas pensiones dignas rezaba el cartel que abría la manifestación que encabezaban los jubilados onubenses y las asociaciones de defensa de sus derechos para clamar contra la “escasa preocupación” del Gobierno por la vida de los mayores cuando finalizan su etapa laboral.

Los colores rojos de las banderas que portaban los miembros de Comisiones Obreras y de la Unión General de Trabajadores se fundieron con el blanco de las camisetas reivindicadoras de las decenas de jubilados que se congregaron para marchar por las calles onubenses en busca de unas pensiones que dignifiquen su trabajo. Al tiempo, las voces de los mayores se alzaban para que sus reclamos llegasen al futuro Gobierno, pues la evidente inestabilidad política que atraviesa el país, que se encuentra a las puertas de unos nuevos comicios, afecta considerablemente a la situación de los jubilados.

El recorrido finalizó con la lectura de un manifiesto en la plaza de El Punto en el que se pusieron en común las peticiones que la tercera edad realizaba al Gobierno central. Por su parte, todas las personas congregadas mostraron su disconformidad en este momento con las políticas actuales y unieron sus fuerzas para quejarse de la compleja situación que atraviesan.

La cita coincidía con el Día Internacional de las Personas Mayores. La conmemoración de los jubilados se antojaba como la oportunidad ideal para reivindicar el papel que tienen en la sociedad los mayores de 65 años. Esta fecha fue promovida por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) con ánimo de impulsar políticas y programas públicos que se centren en las personas de la tercera edad con objeto de que permanezcan activas durante un tiempo mayor. En este sentido, los jubilados tienen una participación dinámica dentro de la agenda política del país y en la defensa del Estado del Bienestar. El mismo fue logrado, precisamente, por ellos, si bien es cierto que ha quedado “maltrecho”por las diferentes reformas de los Gobiernos, según apuntaba UGT.

Las personas mayores de Huelva estuvieron respaldadas por un amplio sector de la población, cuya edad distaba mucho de ser la necesaria para jubilarse. Esto se explica, según un colectivo de mujeres de CCOO, porque es un “problema que afectará a las nuevas generaciones”. De hecho, los jóvenes que acompañaban a los jubilados se mostraban sorprendidos ante la falta de población de edad media, quiénes “en unos años tendrán que vivir de las pensiones que, previsibiblemente, podrían reducirse si no se acomete el problema”, apuntaron desde CCOO.

Huelva es, además, una de las provincias más castigadas por las pensiones, pues percibe un 8% menos respecto a la media nacional. Asimismo, la situación en la provincia es más grave si se tiene en cuenta que el 40% de las personas mayores no alcanza el salario mínimo profesional, lo que deriva en situaciones de riesgo de pobreza.

La petición que se exige con más agilidad al gobierno que salga electo el próximo 10 de noviembre es la derogación de la reforma de 2013. Esta ley supuso el fin a la revalorización de las pensiones en relación al IPC y estableció un mecanimo de devaluación de las mismas, de manera que se estima que esta medida provocará una reducción del 30% de las pensiones en términos reales a lo largo de los próximos 20 años.

Otra de los reclamos es la eliminación del factor de sostenibilidad. Igualmente, desde el colectivo de personas mayores se pide que las pensiones se incrementan conforme lo haga el Índice de Precios al Consumo (IPC).

El secretario general de UGT, Sebastián Donaire, añadió también en el grupo de exigencias prioritarias “la eliminación del copago sanitario y el establecimiento del Pacto de Toledo”.

Este acuerdo se presenta como una herramienta que permita que los agentes sociales se reúnan para posibilitar un pacto que “haga olvidar las pensiones”, según Donaire, pues no comportarían un problema al ser dignas.

Los mayores también se han visto afectados por la reforma laboral que ha azotado al mercado del trabajo con la consiguiente reducción de los ingresos. Por ello, desde UGT advierten de que “o se buscan fórmulas de financiación de las pensiones o no se podrán sufragar las del futuro”.

En lo que a la situación nacional se refiere en cuanto a la hucha de pensiones, Donaire apuntó que ha sido “esquilmada”, pues actualmente las pensiones se pagan con los préstamos que se piden, una situación que podría ser insostenible al destinarse 9.000 millones de euros al mes en los pagos a los mayores.

Los jubilados fueron la voz de los onubenses y compartieron su solidaridad con las generaciones venideras, las cuáles serán las que podrán verse afectadas en gran medida por las continuas reducciones que sufren las pensiones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios