Huelva

El mes de los propósitos

  • Los gimnasios de Huelva experimentan un crecimiento en el número de matriculados del 60% en septiembre

Un hombre practica deporte mientras observa el Muelle del Tinto al fondo. Un hombre practica deporte mientras observa el Muelle del Tinto al fondo.

Un hombre practica deporte mientras observa el Muelle del Tinto al fondo. / Josué Correa (Huelva)

Comentarios 0

El período estival ha concluido y el sonido del despertador de los onubenses hace añicos la idílica rutina del verano. El regreso al trabajo es para muchos la vuelta a los hábitos del resto del año aunque, para muchos, el tiempo de acomodo a los mismos puede prolongarse durante un mes.

Una de las prácticas olvidadas que se retoman con la vuelta a la rutina es el deporte. Septiembre y enero comparten la particularidad de ser los más meses que más personas ven pasar por los gimnasios para pedir información o, directamente, para apuntarse. De hecho, este “remordimiento de conciencia es mayor en septiembre que después de las navidades”, apuntan desde el gimnasio Basic-Fit, ubicado en la plaza de las Monjas.

Así, es frecuente que las calles de Huelva durante el mes de septiembre se llenen de personas ataviadas con ropa de entrenamiento y su bolsa de deporte para ir a los gimnasios que reúne la capital onubense.

En este sentido, este espacio deportivo ha visto como el número de matriculados ha ascendido un 60% en el mes de septiembre, “aunque es en octubre cuando más gente viene al gimnasio”. Sin embargo, gran parte de los nuevos matriculados no consigue encontrar acomodo en esta rutina saludable y “en dos o tres meses deciden dejar de venir”, según sostienen desde este centro de deporte.

Los gimnasios suelen acumular gran cantidad de demandas por las numerosas prestaciones que albergan en sus recintos. De este modo, mientras algunos prefieren el trabajo en salas, otros optan por las piscinas o por las clases dirigidas, donde el abanico de posibilidades resulta muy amplio. Así, conviven dentro de un mismo espacio actividades tan frenéticas como el body combat o el concepto multifuncional que ofrece el Omnia, o más pausadas para desconectar de la rutina como pilates o el yoga.

Igualmente, el running representa otra de las prácticas saludables más habituales en la ciudad. Uno de los motivos que explica el gusto de los onubenses por esta modalidad es el atractivo paisaje que atesora. La Avenida de Andalucía luce un espectacular aspecto que envuelve al deportista en un espacio verde, donde la naturaleza es la principal protagonista.

Por su parte, el paseo de la Ría, otra de las zonas que más deportistas acostumbra a ver pasar, se presume como un paisaje ideal para contemplar mientras se practica deporte. De este modo, su majestuoso atardecer invita al disfrute del mismo, al tiempo que se realiza una actividad física, como un recorrido en bicicleta, en patines o una sesión de running.

El deporte en grupo se presenta como otra de las opciones más apetecibles para los onubenses. Trabajar en grupo imprime una mayor sensación de compañerismo, lo cual se traduce en un incremento de los estímulos entre compañeros, mientras que el entrenamiento individual puede contribuir a un aumento del aburrimiento y, por consiguiente, una mayor dejadez en la realización de ejercicios.

En contadas ocasiones, el deporte viene acompañado de una alimentación saludable. Por este motivo, los excesos y las calorías ingeridas durante el verano suelen dar paso a una comida más saludable que, para varias personas, supone un complemento a la práctica de ejercicios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios