Huelva

La garita que 'defiende' a la Universidad de Huelva

  • Una placa recupera la memoria en el Campus del Carmen, en la que se alude a la Compañía de Operaciones Especiales número 22 del Ejército de Tierra

La última garita sigue en pie. Criterios difíciles de entender borró de un plumazo la mayor parte de elementos del antiguo cuartel.

La memoria es frágil e incluso en el tiempo más cercano, cuando los pabellones militares resultaron el mejor refugio para la Universidad de Huelva que empezaba a caminar. No era la primera ocasión que se realizaba estas adaptaciones y de ello sabía bastante Ruiz Berraquero, el primer rector. Aquellos pabellones son hoy centro de la cultura y del saber de nuestros jóvenes. Mientras que en otra época alojaron a otros jóvenes soldados que hacían el Servicio Militar.

Algunos han querido ver correr por el campo montado a caballo al generalísimo; no sabemos si hayan pensado incluso en incluirlo dentro de la Memoria Histórica.

Placa conmemorativa en los pabellones de la Facultad de Humanidades. Placa conmemorativa en los pabellones de la Facultad de Humanidades.

Placa conmemorativa en los pabellones de la Facultad de Humanidades.

Lo cierto es que estos pabellones militares forman parte de la historia de la ciudad en muchos sentidos. El primero y más frío y objetivo que son testigo de las construcciones militares en la ciudad, donde no queda mucho patrimonio histórico por conservar.

Por eso, como dije al inicio de esta década en estas mismas páginas, es una responsabilidad de la propia Universidad el mantenimiento de estos elementos que forman parte de nuestra historia, y está obligada a salvaguardar no solo los pabellones ya restaurados, sino igualmente no dejar perder el depósito de agua, los muros del cuartel que marcaban en el bulevar de hoy espacios bien definidos. E, igualmente, mantener la última garita y parte del muro perimetral que está en pie.

La ciudad no se puede permitir perder elementos históricos. Si no tiene aún un plan de integración patrimonial en el Campus, al menos hay algo que se llama un poquito de limpieza. Estaría bien que se blanqueara. No se vaya a ir dejando caer, al estar sumido en el más triste de los abandonos. La Universidad de Huelva está llamada a ser lugar donde se transfiera a la ciudadanía la sensibilidad en unos sectores donde casi ni se nota y se ve cómo desaparecen edificios que marcaron una época.

Hoy cualquier elemento que traslade a pensar en el Ejército Español como es esta garita, sus muros y los pabellones, muestra a un colectivo al que mayoritariamente el pueblo español le tiene reconocido sus servicios por este país en tantas misiones humanitarias que realizan a lo largo del año, aquí y en el extranjero. El rey y el gobierno los felicitan en estas fechas a aquellos que están fuera. Vayan también las nuestras.

Patrimonio militar

El Cuartel de Nuestra Señora del Carmen se levantó en 1944 en terrenos cedidos por el Ayuntamiento. Aquí se alojaba el Regimiento de Infantería Granada 34. La despedida del cuartel se realiza el 8 de diciembre de 1985, dentro del Plan de Modernización del Ejército de Tierra, con el objetivo de concentrar en algunas zonas las unidades militares, quedando en la capitanía nada más que la Zona y el Gobierno Militar.

Pabellones para universitarios

Tras la creación de la Universidad de Huelva, el 12 de julio de 1990 se presenta en el Ayuntamiento la maqueta con el proyecto de reforma de los pabellones militares del antiguo cuartel del Carmen. Aquí se encuentran en la actualidad las facultades de Humanidades y de Educación. Un nuevo uso a edificios que forman parte del patrimonio histórico de la ciudad y que, de alguna forma, deberían estar protegidos en la revisión del PGOU.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios