Huelva

La garantía de estabilidad, aval para convencer a los candidatos

  • El Ayuntamiento se encuentra con la negativa de posibles consejeros si no se les asegura paz social e institucional · La ampliación de capital es el principal argumento municipal para atraer a las alternativas

Comentarios 7

"Es una patata caliente". Con esas palabras definió un alto responsable municipal la situación actual en la que se encuentra el Recreativo. Desde el Ayuntamiento se trabaja a marchas forzadas para encontrar a empresarios y profesionales capacitados que deseen formar parte del nuevo consejo de administración que debe tomar forma antes del encuentro contra el Celta de Vigo. Es la fecha máxima, aunque se espera que sea antes. Los dirigentes actuales no quieren estar en el palco en el próximo partido en casa de los albiazules.

El problema es que encontrar y convencer a personas dispuestas a embarcarse en el actual Decano no está siendo una tarea fácil. La crispación que se vive alrededor del club, unida a las crisis deportiva e institucional de la entidad convierten la decisión en un verdadero acto de fe recreativista. La única fórmula para ello es garantizar la viabilidad económica del proyecto.

El aval que están presentando los responsables públicos para ello no es otro que la ampliación de capital. El máximo accionista de la entidad asegura a aquellos con los que ha entablado negociaciones que ejecutará en los plazos establecidos la inyección económica que permitiría al club cubrir sus compromisos económicos sin mayores sobresaltos a medio plazo.

Ya anteriormente al comunicado de los consejeros salientes el Ayuntamiento estaba buscando alternativas, ante la eventualidad de una dimisión. Después de tener la petición formal el martes, el consistorio comenzó a presentar propuestas sin demasiado éxito. No es fácil convencer en estas circunstancias a los candidatos.

De hecho, en los últimos días se habían sucedido las reuniones y los contactos sin resultado satisfactorio. Por esta razón, desde Huelva Deporte, empresa municipal propietaria del 97 % de las acciones, se le pidió a la junta de Francisco Mendoza que aguantase en el cargo o, al menos, que no hicieran pública su renuncia hasta la próxima semana.

Los hechos se han adelantado, con lo que las gestiones se desarrollaron a lo largo de la jornada de ayer de forma precipitada. En estos momentos el club se encuentra en una situación compleja. Mantiene un consejo de administración en el que todos sus miembros han anunciado que no quieren continuar. Por otro lado, vive en pleno proceso concursal y bajo una presión deportiva insostenible. Argumentos todos ellos que pesan a la hora de tomar la decisión de aceptar el cargo.

Los casi cuatro millones de euros que debería ingresar el Decano en la ampliación de capital permitiría al club afrontar el tramo final del campeonato con otra realidad. Llegado el momento, pendiente todavía del informe de los administradores concursales sobre la deuda final que tiene la entidad, podría incluso plantear la opción de abandonar el proceso concursal. Hay que recordar que el Recreativo todavía está pendiente del último trámite para obtener la titularidad definitiva de la Ciudad Deportiva. Con ambos elementos y un impulso externo podría salir mucho antes de lo previsto del concurso de acreedores en el que se encuentra inmerso. En una campaña sin demasiadas aspiraciones deportivas sería su mayor logro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios