Huelva

Los exempleados de Supersol salen del acto de conciliación sin un acuerdo

  • La veintena de afectados por el ERE aguardarán a la resolución judicial del conflicto laboral

  • Los juicios no se celebrarán antes de las próximas navidades y pueden demorarse dos años

Varios de los trabajadores perjudicados, ayer con el abogado David Hernández tras salir del CMAC. Varios de los trabajadores perjudicados, ayer con el abogado David Hernández tras salir del CMAC.

Varios de los trabajadores perjudicados, ayer con el abogado David Hernández tras salir del CMAC. / Josué Correa (Huelva)

La veintena de trabajadores de Huelva e Isla Cristina afectados por el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de la compañía de supermercados Supersol –representados por los letrados David Hernández y Juan Francisco Moreno– acudieron ayer al Centro de Mediación, Arbitraje y Conciliación (CMAC) con buenas intenciones y con ganas de alcanzar un acuerdo, pero finalmente este no fue posible.

Y no se alcanzó, aseguró ayer a Huelva Información David Hernández, porque "un representante de la empresa compareció en el acto de conciliación pero no ofreció nada" a los damnificados, por lo que fue inviable obtener la deseada "aveniencia".

El jurista remarca que sus representados "se fueron un poco tristes porque pensaban que les iban a ofrecer algo después de tantos años trabajando para la empresa".

Ahora aguardarán a que el conflicto laboral se resuelva en los tribunales. Los letrados ya han presentado las pertinentes demandas en los órganos de lo Social de Huelva, como avanzó este periódico en exclusiva. "Se verán por separado y no de forma colectiva", puesto que cada exempleado de la cadena de supermercados "tiene una situación diferente". La clave estará en "ver si tienen mejores requisitos que los que se quedaron en la empresa", lo que abocaría a los despidos a ser declarados nulos, señala Hernández.

Hay que recordar que estos abogados representan a la mitad de los 40 perjudicados y que Supersol "no ha cerrado todos los supermercados de la provincia, sino que mantiene abiertos varios de ellos". También hay que reparar en que la sociedad tramitó un ERE con una serie de condiciones que con estos trabajadores "no se ha cumplido en absoluto".

Por ejemplo, "los han despedido con 28 días de salario por año trabajado", a lo que hay que sumar que la mayoría de ellos tiene una antigüedad en la empresa de entre 15 y 25 años, por lo que todos los ejercicios en que hayan prestado servicio anteriores a 2013 deben ser indemnizados con "45 días por año cotizado y no con 28".

La previsión es que los primeros pleitos se señalen, como muy pronto, "para Navidad, especialmente los que caigan en el Social 3, que es el que va más rápido". Peor suerte correrán a los que por reparto correspondan los juzgados de lo Social 1 y 2, muy colapsados, lo que podría demorar las vistas "para dentro de año y medio o dos años". Pese a todo, puede que "se produzca algún acuerdo antes de los juicios".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios