Huelva

Los escolares onubenses se concentran por el medio ambiente

  • Leerán un manifiesto en la Universidad y entregarán una carta dirigida al presidente del Gobierno exigiendo soluciones

Escolares de Huelva participan en un anillamiento en el paraje natural de Marismas del Odiel. Escolares de Huelva participan en un anillamiento en el paraje natural de Marismas del Odiel.

Escolares de Huelva participan en un anillamiento en el paraje natural de Marismas del Odiel. / Alberto Domínguez (Huelva)

Los escolares de toda Huelva se concentrarán hoy entre las 11:00 y las 13:00 en la puerta del comedor universitario del Campus del Carmen para una protesta en defensa del medioambiente. Tras el evento se entregará una carta dirigida al presidente del Gobierno en la Subdelegación en Huelva. La colaboración de la Universidad y el Ayuntamiento permitirá a los escolares disponer de un escenario donde leer su manifiesto. El acto se enmarca en la campaña regional Escuelas Andaluzas por el Clima.

En su escrito a la Presidencia del Gobierno, los escolares muestran su preocupación por la degradación que sufre el medio ambiente. “Como usted sabe no vivimos en una de las mejores épocas posibles ya que nos estamos enfrentando al gran problema del calentamiento global, pero en sí el anterior mencionado no es el único foco de peligro que amenaza a nuestra generación si no que la inacción de los gobiernos es cien veces más peligrosa que el cambio climático”, señalan.

Los escolares denuncian la falta de iniciativas “reales” porque “importan más los beneficios económicos que las vidas. Ahora somos un coche dirigiéndose a un acantilado y podemos seguir sentados en el sillón del conductor y esperar caer o podemos frenar y salvar nuestra vida y la de todos los demás viajeros”. Los escolares recuerdan a los dirigentes públicos que “en nuestro caso ustedes son el conductor y por mucho que nosotros intentemos abrir las puertas y salir del coche si no se frena es imposible. Solo piense que ahora nuestro sueño es ganar la lucha contra el cambio climático, pero quizás dentro de diez años el nuestro sueño sea volver al ahora, cuando todavía podíamos salvarnos”.

Los niños onubenses piden que “una transición a las energías renovables, una mayor protección de los lugares con fauna y flora salvaje, y todos los demás debates ambientales estancados se retomen en una mesa redonda donde se sienten todas las formaciones políticas dejando intereses económicos, colores y eslóganes aparte.

Recuerdan que “somos la primera generación que vamos a sufrir los efectos del cambio climático y somos la última generación que podemos hacer algo por salvarnos”. Tras defender su papel en la lucha contra el cambio climático, los escolares sostienen que “somos una revolución que no contamos dinero, contamos vidas y les necesitamos. Así que, por favor, les preguntamos: ¿Van a unirse a nuestra revolución? Son nuestra única esperanza y necesitamos que actúen de manera contundente”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios