Celebración El Rocío refuerza su seguridad este fin de semana con motivo de la celebración de la Candelaria

Entrevista al presidente de AECO

Javier Mateo: "No se están construyendo viviendas por la subida de precios"

Javier Mateo durante un momento de la entrevista para Huelva Información.

Javier Mateo durante un momento de la entrevista para Huelva Información. / Josué Correa (Huelva)

En un contexto marcado por la subida de precios generalizada que ha afectado de lleno a la vivienda, el presidente de la Asociación de Empresarios de la Construcción de Huelva (AECO), Javier Mateo, analiza la situación de la edificación en la capital. Los costes inasumibles o la falta de personal son algunas de las principales preocupaciones del sector, que evoluciona hacia un trabajo cada vez más maquinizado. Atraer a trabajadores, apostar por la entrada de la mujer o desestigmatizar la profesión son varios de los objetivos que el presidente se marca de cara a su nuevo mandato. 

-Según un reciente estudio del portal Idealista, Huelva es la quinta provincia española donde más sube el alquiler, con un 3,6% el pasado mes de julio. ¿Qué le parecen estos datos?

Posiblemente será cierto, porque fundamentalmente no hay vivienda de alquiler en Huelva, tampoco hay mucha vivienda nueva, pero de alquiler hay muy poca. Eso hace que, a una mayor demanda y poca oferta, el precio esté caro. Aunque los precios de Huelva no son comparables a los de ciudades próximas como Sevilla, Córdoba o capitales más pequeñas. Pero no dejamos de estar en una capital de provincia en la que no hay suficiente oferta de vivienda para alquilar. 

-Con este contexto, ¿sería una opción limitar el precio del alquiler como plantea la Ley Estatal por el Derecho a la Vivienda aprobada en febrero?

Esta ley en Huelva no sería aplicable porque no hay grandes tenedores de parques de viviendas o fondos de inversión como en otras capitales. El alquiler es una operación rentable en un tiempo, pero que requiere grandes cantidades para soportar esa inversión, que suele ser muy alta. A Huelva capital no ha venido aún ningún grupo inversor para construir un gran número de viviendas en alquiler, tampoco tengo claro que vengan. Además, el alquiler tiene un gravísimo problema, que es la inseguridad jurídica. A mayor dificultad económica, aumenta el riesgo de impago, pero este en España no se soluciona a corto plazo, sino que se prolonga en el tiempo y se convierte en un problema judicial. Eso genera incluso rechazo a personas que podrían poner su vivienda en alquiler y no lo hacen ante la posibilidad de impago, de desalojo de la casa o el miedo a que se la estropeen. Ante eso hay gente que prefiere no alquilar.

-Si hablamos de la venta de viviendas, ¿en qué situación está actualmente el precio en la capital?

Ha salido hace poco un dato que indica que el precio medio del metro cuadrado ha subido más que en otras provincias, pero es que nosotros partíamos comparativamente de un precio muy bajo. Si estábamos vendiendo a 1.200-1.400 euros el metro cuadrado, una subida del 10% realmente son unos 140 euros por metro cuadrado. Un incremento de precio en Sevilla a 3.000 euros el metro, igual no soporta ese 10%. Aquí está por debajo de la media nacional. 

-¿Y qué factores determinan este precio?

Puramente económicos. Todo tiene un encaje a nivel de oferta, demanda y precio que se puede pagar. Hay un ejemplo de una capital similar, un poco mayor a Huelva, como puede ser San Sebastián, que tiene el precio más caro de España. Pero hay un tema económico de base, que es la renta per cápita de la ciudad, que no es comparable a la de aquí. Sin embargo, otra ciudad similar que está aquí al lado como es Cádiz, también tiene precios más altos que Huelva. Es un motivo puramente económico. Huelva no tiene clientes para hacer viviendas a 3.000 euros el metro cuadrado. De hecho, ahora mismo no se están haciendo viviendas en la capital debido a la subida de los precios de la energía o las materias primas, que hace que a día de hoy las promociones que hay sean las iniciadas, pero no se empiezan nuevas. Eso no solo está ocurriendo aquí, también en Sevilla, Madrid, Barcelona, Málaga, etc. Todo en su nivel. En Huelva ocurre que nuestro precio de venta ahora mismo es similar al coste de construcción (sin imputarle suelo, gastos, financiación o beneficios). Eso está provocando que estemos a la expectativa, esperando a que la subida se controle o a tener una referencia de precio, porque yo no puedo estar subiéndole el precio al cliente cuando he firmado un contrato, me cueste más a mí o no. Eso está haciendo que se paralicen incluso promociones que tenían ya la licencia.  

-¿Cómo se puede hacer frente a esta situación?

Es complejo. La subida del precio de la materia prima viene desde después del Covid, donde hubo una paralización de la economía y de pronto una fuerte demanda. Eso hizo que la materia prima subiera su precio. En algunos productos habituales de la construcción, como el hierro o el aluminio, subió a un 100%, de una manera desproporcionada. Lo que antes costaba 100 euros ahora cuesta 180. Eso el proveedor te lo traslada a ti y tu tienes que trasladárselo al cliente final, pero esto no es sostenible, porque en Huelva no hay cliente final que afronte estos precios, como ocurre en Madrid, donde cuesta 10.000 euros el metro. 

-Hablando del cliente final, el euríbor ha subido en julio por séptimo mes consecutivo hasta situarse en los 0,992 puntos. ¿Se podría decir que comprarse una vivienda hoy es un lujo?

No. Lo que pasa es que nos hemos acostumbrado a que durante diez años el euríbor era cero, y eso no es lo normal. Que el dinero no cueste nada no tiene mucho sentido, tiene que tener un coste. Pero venimos de esa situación. No es que la subida imposibilite comprar una casa, pero hay que ajustar las cuentas. Estamos con el sobresalto de que antes estaba a cero y ahora a 0,9, pero porcentualmente no ha subido un 100%. Realmente lo que no era normal era lo otro. Ahora estamos en un momento inflacionista altísimo que provoca que tenga que costarte más caro el dinero, tiene que ser más caro endeudarte. Es una mecánica económica habitual. Te subo el precio del dinero para que tengas menos disponibilidad y en teoría eso hace que la inflación baje. 

-En este momento de inflación e inestabilidad, entonces, ¿es mejor optar por una hipoteca variable o una fija?

Ahora todo el mundo quiere firmar un tipo fijo ante el temor de una subida del euríbor. A la gente le da más seguridad saber que va a pagar siempre la misma cantidad. Con el variable dependo de una cifra que no está en mi mano. Con la fija sabes lo que vas a pagar de aquí a 20 años y no tienes ningún sobresalto. Hay gente más arriesgada que prefiere el variable. Durante muchos años aproximadamente el 65% de las hipotecas en España han estado referenciadas al euríbor. Primero porque la banca quería y segundo porque el euríbor era cero, aunque luego te incluían un diferencial, que igual es lo que hoy equivale a una hipoteca fija, porque al banco le estaba costando el dinero cero y hoy ya no. Es cierto que tienes un riesgo al irte al euríbor. Una vez que se corrija la cifra inflacionista que tenemos ahora, entiendo que el euríbor volverá a estabilizarse. Por tanto, depende de la situación. 

-El precio medio para sellar la entrada de una casa supera los 20.000 euros en Huelva , ¿qué le parecen estas cifras?

El precio medio de una vivienda en Huelva ahora está un poco más alto, pero antes estaba entre 100.000 y 120.000 euros, eran unos 20.000 euros lo que tenías que aportar de entrada. Esto corresponde más a una operativa financiera, que a la parte promotora. La banca exige que hagas este desembolso. El precio medio de la vivienda ahora en Huelva está en torno a 1.500 euros el metro cuadrado, en el centro en 1.800 euros. Pero es que ahora mismo el coste de construcción ronda los 1.400 euros el metro cuadrado. Por eso es fácil que no se hagan viviendas, porque si a esta cifra le sumas el precio del suelo, el arquitecto, la licencia, la notaría...

-Respecto al acceso de los jóvenes a la vivienda, cada vez más tardío, ¿qué se puede hacer para favorecerlo?

Esto se consigue con empleo, no hay otra manera. De hecho, en el sector de la construcción faltan en torno a 700.000 trabajadores. En España hay como 1,2 millones de personas trabajando aquí, es un sector muy grande y potente, supone más del 10% del Producto Interior Bruto (PIB). Pero la media de edad de la gente que trabaja en la construcción está cerca de los 50 años. No tenemos gente. No hay gente joven que quiera entrar a trabajar, mientras que es un sector que acaba de firmar las tablas salariales, siendo el primero que firma una subida y una aportación a un plan de pensiones. Uno de los objetivos de esta subida del 4% es atraer gente. Es un sector que da mucha estabilidad. Incluso se ha creado una figura específica para este sector dentro de la reforma laboral, para recoger sus contratos. La construcción da ingresos continuamente. Es cierto que hay empleos más duros que otros, pero es muy amplio. Cada vez hay más maquinaria para evitar el esfuerzo físico que se hacía antes, muchos procesos están industrializados y hay más prefabricados. Ante la falta de mano de obra se está reinventando. Por tanto, se está haciendo una apuesta salarial y también porque la mujer entre en el sector. Seguimos planteándonos que la construcción es un señor poniendo ladrillos, pero ya no se trata de eso. 

-Si hablamos del plan urbanístico de la capital, ¿qué futuro le ve a zona del Ensanche como lugar residencial?

El Ensanche es ahora mismo la zona de expansión natural de la ciudad. Tiene una parte importante todavía de urbanización sin hacer, aún falta mucho. Lo ideal es que la ciudad se desarrolle hacia la ría, porque es lo más inmediato. Nosotros venimos de un plan general que planificó una ciudad para más de 200.000 habitantes, pero ya estamos por debajo de los 150.000. A día de hoy, Huelva tiene espacio en la ciudad para más de 2.000 viviendas, sin usar zonas de expansión. Se podrían hacer todas esas viviendas en solares que ya hay en la ciudad. Ahora estamos en el inicio de un nuevo plan general, que es importante que recoja la demanda de la gente. ¿Por qué hay tanta salida de la ciudad a la Monacilla? Porque la gente está buscando ese producto, que se podría hacer dentro de la ciudad, que solo tiene la Florida. Eso nosotros se lo hemos indicado al Ayuntamiento. Recojamos cuáles son las inquietudes que tiene ahora la gente. Hay una cantidad de personas importante que al no ver satisfechas sus necesidades en Huelva se ha ido. 

-Y sobre las viviendas de protección oficial, ¿hay suficientes en la capital?

Que yo recuerde no se está haciendo prácticamente nada. Se está haciendo una en Pescadería, pero es que el precio a día de hoy de una vivienda protegida es igual que el de una libre, incluso en algunos casos hasta mayor. Aunque esto no pasa solo en Huelva, es un caso generalizado, porque no interesa. Hay mucha demanda de vivienda protegida, pero fundamentalmente para alquilar.

-Para terminar, ha sido reelegido recientemente como presidente de la AECO, ¿cuáles van a ser sus reivindicaciones en esta nueva etapa?

Reivindicar el sector. Hemos sido un sector que en su momento fue un grandísimo generador de riqueza y trabajo, pero que por circunstancias de la crisis de 2008 se le achacó profundamente que éramos los culpables de la situación, aunque no era así. Hemos tenido ese estigma y esa marca. Las empresas constructoras y las ingenierías españolas son de las más potentes del mundo. Ahora de lo que se trata es de posicionar y reivindicar el sector, necesitamos gente para trabajar y aquí se paga bien, además tenemos muy en cuenta la prevención de riesgos, es un sector seguro. Mi intención es que el sector tome su posición y se le reconozca, y que seamos capaces de atraer gente para trabajar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios