Entrevista a Javier Mateo | Presidente de AECO "Hay un cambio de pensamiento en cuanto a la demanda de viviendas”

  • Señala que la capital pierde población en favor de otros municipios y provoca que la venta en Huelva sea lenta

  • Apunta que el precio de los inmuebles bajará un 5%-10% por la Covid-19

Javier Mateo, presidente de AECO.

Javier Mateo, presidente de AECO. / Josué Correa

Muchas dudas e incertidumbre es lo que ronda la cabeza de numerosas personas que antes de la pandemia ya tenían la idea de comprar o alquilar una casa. La terraza se ha convertido en un tesoro pero las condiciones para lograr una hipoteca se endurecen a lo que se suman las incógnitas laborales de muchos. El presidente de los constructores onubenses cuenta a Huelva Información cómo está el sector en estos momentos, sus reivindicaciones y hacia dónde camina Huelva en el futuro.

–¿En qué situación se encuentra el sector a día de hoy con el escenario de la pandemia?

–El sector se ha planteado que podía ser el revulsivo por la pandemia por un volumen importante de infraestructuras y de inversión que se iba a trasladar al sector pero de momento está bastante parado. Los últimos datos muestran que ha aumentado el desempleo en el sector de la construcción. Dependemos muchísimo de la inversión privada, que ahora mismo está un poco parada, y de la inversión pública, que esperemos que con los nuevos presupuestos esto se anime. Por parte de la Junta de Andalucía sí hay una parte importante en cuanto a presupuestos, eso sí.

–¿En cuánto cifra las pérdidas económicas del sector durante todos estos meses?

–Los nueves días que obligatoriamente se tuvo que parar la actividad por la orden del Gobierno podríamos estar hablando entorno a 20 millones de euros. Los sueldos se seguían generando pero no podíamos producir. Entonces estábamos en un arrastre. ¿Qué es lo que está ocurriendo? Que todo se está ralentizando muchísimo. La Administración se ha ralentizado y todo va mucho más lento. Los proyectos y grandes planes de inversión que se iban a establecer pues también han ido más lento porque los PGE se han retrasado y todo el sector está involucrado. En cuanto a la actividad privada, fundamentalmente en la parte de edificación, sí es cierto que se ha ralentizado bastante. Aquí en Huelva no habíamos tenido un despegue muy alto. Siempre entramos un poquito más tarde en las crisis y salimos más tarde.

–El golpe económico para los bolsillos de los ciudadanos es un hecho (subida del paro, ertes..). ¿Considera que comprarse una vivienda hoy en día es casi una utopía?

–Comprar una vivienda en Huelva en comparación con cualquier otra capital es asequible. Aquí una persona con una cierta capacidad de ahorro que haya tenido puede estar comprando una vivienda con una hipoteca de 400-500 euros sí. No es tan descabellado.

–Pero cruzar la puerta del banco para pedir una hipoteca hoy es más difícil que nunca.

–Sí, es cierto que la banca ha hecho una restricción. Aunque los precios de las hipotecas han bajado. Ahora mismo hay una competencia muy fuerte entre la propia banca buscando a quien darle una hipoteca, con lo cual, hacen ofertas muy buenas. Pero sí es cierto que las condiciones que te está exigiendo para poder darte una hipoteca en la situación actual de mercado son más complejas.

–¿Hay muchas similitudes entre esta crisis y la de 2007-2008?

–Para mí la principal diferencia, que ojalá sea así, es que esta crisis es coyuntural. No sé si de un año o de dos y después empezaremos a recuperar. La anterior crisis fue más estructural. El peso de la construcción a nivel nacional era enorme. Ahora estamos en unos 12.000 trabajadores pero en el 2007 estábamos en 39.000.

–¿Cuál es el escenario que se le presenta a jóvenes que se quieren independizar o a las parejas que quieren vivir juntos?

–Valoro dos cosas. Realmente la gente joven, ahora mismo entiendo que no todos tienen la capacidad de comprar una vivienda pero sí de alquilar. Pero luego uno de los grandes problemas que ha tenido el mercado laboral en España sin duda ha sido el asentamiento propio. Realmente no sabes dónde vas a tener trabajo. Y eso hace que la gente joven se plantee si la compra o la alquila y lógicamente el primer paso es alquiler. Y ese mercado es muy interesante. Y con las nuevas normativas se está protegiendo mucho al inquilino. En Huelva también nos encontramos que tenemos muy poco mercado de alquiler. No se ha planteado por parte del promotor habitual hacer edificios con viviendas para alquiler. Pero entiendo que va a ser un mercado de futuro. Y los grandes fondos apuestan por ese producto. Por otro lado ahora mismo el precio del alquiler se va a mantener o incluso puede subir porque hay mucha demanda.

Javier Mateo. Javier Mateo.

Javier Mateo. / Josué Correa

–Lo que está claro es que desde el confinamiento tener una terraza se ha convertido en un preciado tesoro.

–Sí. Mire hay un estudio de hace muchos años (entorno a 1993) que se hizo en Huelva en el que la gente prefería tener un balcón incluso a tener un ascensor. Lógicamente después del confinamiento hay mucha demanda de casitas. De vivienda unifamiliar, o al menos un pareado. Has visto lo que ha pasado cuando te has quedado encerrado en casa y por si acaso.

–¿El confinamiento puede ser un punto de inflexión en el parque de viviendas futuro de Huelva?

–Sí, sí. Ahora mismo estamos en proceso de un PGOU nuevo. Los redactores deben contemplar qué es lo que quiere el ciudadano de Huelva. Más espacio, sitios donde poder caminar sin gente al lado...

–Se ha llegado a comentar que el precio de la vivienda podría caer hasta un 20% debido a la Covid. Sin embargo en diciembre hubo una subida interanual del 8,05% en la provincia según pisos.com.

–Yo no dudo de ese dato. Desde mi punto de vista nosotros tenemos dos mercados: el de la ciudad y el de la costa. Y la costa es apetecible y el precio es alto. El precio por metro cuadrado en la capital es de lo más bajo que hay en España. No se hacen tantas operaciones y la media al final te la desvirtúa porque las viviendas que se venden en playa su precio no tiene nada que ver con el de Huelva, es que puede ser más del doble que en Huelva capital.

–¿Pero el coronavirus va a provocar una bajada en el precio de la vivienda?

–La situación económica es la que hace y mueve el precio de la vivienda. ¿Que la vivienda va a bajar? Yo entiendo que sí, ¿qué va a bajar un 20%? Quizá no pero entre un 5% y un 10% va a bajar porque no va a haber durante al menos un año capacidad de compra real.

–El año pasado se consiguieron más visados para vivienda nueva. Los años 2019 y 2020 apuntaban maneras para el sector pero se dice que se ha producido un frenazo.

–Totalmente. Lo decía antes. Nosotros entramos un poquito después en la crisis de 2007. Y también hemos entrado en la recuperación del sector un poquito más tarde. El proceso de maduración de un proyecto no es de hoy para mañana. Estás hablando de proyectos que con visados del año 2019 son proyectos del 2017 y 2018. Nos hemos encontrado en el 2019 con un volumen mayor en cuanto a visados que lógicamente a día de hoy se ha parado. Quien se plantea hacer una promoción a día de hoy lo tiene parado a la expectativa de qué va a ocurrir con el mercado laboral. Al final tienes que vender a un señor que tiene que pagar una hipoteca.

–No hay demanda para tanta vivienda nueva.

–Efectivamente.

–Parece que la ciudad crece por la Avenida de Andalucía.

–Sí, ahí hay varios proyectos de cierto tamaño. Hay uno en Villa Conchita, otro al lado de la Avenida de Italia, también. Pero crece por la Avenida de Andalucía primero porque hay mucho suelo vacío. Y en principio el próximo crecimiento de la ciudad debe venir por el Ensanche.

–Al final para que crezca la ciudad se resume en convencer a gente que no vive aquí que lo haga.

–Salieron datos hace poquito de que se habían empadronado no se cuantas personas más en Punta Umbría. Eso ha ocurrido también en El Rompido, en El Portil... donde la gente se ha ido buscando la playa. Claro, el que viene de Madrid no va a venirse a Huelva, va a la playa. Y la capital está perdiendo habitantes año a año. En su día la Dehesa, la Monacilla y otras urbanizaciones que hay, y otros municipios con el precio diferente hace que la capital pierda población ganando municipios como Aljaraque, que eran nada y ahora son municipios con más de 20.000 habitantes. Pero claro esa zona de tener tu casa, tu parcela, tu jardín... es lo que está atrayendo. Ese cambio de modelo de pensamiento en cuanto a la demanda. Esa gente en su mayoría son de la capital. Por eso la venta en Huelva capital no es ágil. Aquí es lenta. El promotor local que conoce el terreno no lo verás haciendo grandes promociones.

–¿Cuáles son las reivindicaciones del sector?

–Nosotros mantenemos reivindicaciones históricas y las trasladamos a todas las Administraciones continuamente. La provincia de Huelva tiene un déficit tan alto, valorado en más de 1.000 millones de euros, que aun en un aumento de inversión que se pudiera hacer en Huelva, que lógicamente en la situación en la que nos encontramos podrá ser que estemos en un 2, 3 o 7% más que la provincia de al lado, da igual, el déficit de presupuesto que tenemos acumulado nos exigiría que tuviéramos esa mayor inversión proporcional en el año y una compensación mayor del lastre histórico. Es decir, cuando nos planteamos obras, como puede ser el tren, que nos ponemos las manos en la cabeza porque es una obra de 800 millones de euros. Sí, pero es que 700 o 800 va a costar los puentes que se van a hacer en Sevilla en la SE-40. Para nosotros es una infraestructura vital y para Sevilla también, yo lo entiendo, pero en el volumen de inversiones no es realmente ninguna barbaridad. Y nosotros tenemos un déficit medido. Otra reivindicación que tenemos es la gran dificultad que tenemos en esta provincia para que las empresas adjudicatarias de obra sean de Huelva. La ley es la ley y hay que cumplirla. Pero sí le digo que es muy difícil que una empresa de Huelva coja una obra fuera de la provincia y bastante fácil que una empresa de fuera la coja en Huelva. Y la ley es igual para todo el mundo, no sé si serán los criterios o qué es lo que nos ocurre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios