Huelva

El encarcelado por presunta violación en Colombinas empujó a la víctima cuando dijo ‘no’

  • El juez decreta su ingreso en prisión para lo que cuenta con el respaldo de la Fiscalía

  • Las relaciones sexuales fueron en un primer momento consentidas antes de la negativa

Una patrulla de la Policía Local en el recinto de las Colombinas la noche del pasado martes. Una patrulla de la Policía Local en el recinto de las Colombinas la noche del pasado martes.

Una patrulla de la Policía Local en el recinto de las Colombinas la noche del pasado martes. / Josué Correa (Huelva)

El juzgado de guardia de Huelva ordenó a primera hora de ayer el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza del joven de 25 años identificado como J. N. D.M. de nacionalidad dominicana, acusado de una agresión sexual a una joven sevillana en unos hechos ocurridos en la madrugada del lunes al martes en el recinto colombino de la capital onubense.

Según ha podido conocer Huelva Información de fuentes cercanas a los hechos, el detenido, al que le constan varios antecedentes policiales por peleas en la vía pública, empujó a su víctima cuando ésta se negó a seguir manteniendo unas relaciones sexuales que, según los testimonios aportados, pudo consentir en un primer momento.

Los hechos tuvieron lugar a las 6:45 del pasado martes cuando los integrantes de una patrulla de la Policía Local de Huelva, fueron requeridos por el aviso de varias personas para que se dirigieran a las inmediaciones de una zona donde se encuentran las hamburgueserías del recinto colombino ya que una joven aseguraba que había sido violada. Cuando llegaron al lugar, un joven a quien conocían los agentes, se dirigió a los mismos y les aseguró que “me he metido en un lío con una chica”. Los policías esposaron de inmediato al joven y se dirigieron a ayudar a la víctima que se encontraba tendida en el suelo visiblemente asustada y víctima de un ataque de ansiedad.

Después de conocer su primera versión de los hechos en los que confirmó que el joven detenido había intentado violarla, se la asistió en primera instancia antes de ser conducida al hospital Juan Ramón Jiménez donde fue examinada de acuerdo al protocolo establecido para este tipo de sucesos de agresión contra la libertad sexual. Según las mismas fuentes, este mismo método de actuación se aplicó también, como es preceptivo, al presunto autor de los hechos a quien le tomaron muestras que fueron incluidas en el informe forense que se acompañó a las actuaciones.

El presunto autor de los hechos tiene antecedentes por peleas en la vía pública

Allí se produjo la segunda declaración de la víctima que coincidía punto por punto con la que señaló al agente momentos antes. La tercera fue en las dependencias de la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía donde fue trasladada después de salir de las dependencias hospitalarias. Según pudo confirmar Huelva Información, la sangre que la joven tenía en sus ropas procedía de la regla, no de la agresión directa del presunto autor de los hechos.

Éste también presentó su propia declaración de cómo sucedieron los hechos. Según la misma, la joven que acudió a las Colombinas desde un pueblo de la provincia de Sevilla acompañada de dos amigos, accedió a mantener con él relaciones sexuales, para lo que se desplazaron detrás de una furgoneta aparcada en el recinto festivo. Fue allí cuando la víctima se negó a practicarlas sin protección, momento en el que dijo en varias ocasiones que parara. Fue en ese momento cuando el joven, la agarró y la empujó hasta hacerla caer al suelo, lesiones que aparecen en el informe médico que fue incorporado a la instrucción de los hechos.

La víctima mantiene la misma versión de los hechos durante sus tres declaraciones

El presunto autor de los mismos compareció ante el juez quien, en un primer momento se decantó por imponerle una orden de alejamiento de 200 metros de la víctima. El ministerio fiscal, no obstante, fue quien solicitó la pena de prisión comunicada y sin fianza para el joven dominicano, quien ingresó en el centro penitenciario de La Ribera a primera hora de la mañana de ayer, en espera de la celebración de la correspondiente vista oral que decidirá sobre su situación.

Fue la presencia de las lesiones que sufrió la joven la que resultó determinante para su conducción a la prisión onubense, ya que el delito de agresión sexual no requiere la existencia de penetración (que al parecer no se produjo), sino de la falta de consentimiento de la víctima y la existencia de una situación de violencia e intimidación, aspecto éste último que deberá ser valorado por el Juzgado de Instrucción número 3 de Huelva que es quien se ha hecho cargo de las investigaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios