Huelva

Las empresas onubenses se juegan más de 345 millones en la incertidumbre del Brexit

  • Frutos rojos, calzado y materias primas básicas son los productos más exportados al Reino Unido

  • Las entidades onubenses se aferran a lo ya logrado en ese mercado para continuar con su presencia en el mismo

Los frutos rojos son los principales exportadores al Reino Unido. Los frutos rojos son los principales exportadores al Reino Unido.

Los frutos rojos son los principales exportadores al Reino Unido. / M. G. (Huelva)

La abruptas votaciones en el Parlamento británico, esconden más que un canto a la vitalidad de la flema. La incertidumbre en la que se encuentran todos los miembros de la Unión Europea sobre qué va a ocurrir con el Reino Unido, cuándo y cómo abandonará el selectivo club al que pertenecía y en qué situación quedarán sus relaciones comerciales. La posibilidad más que certera de una salida sin acuerdo de hace unos días, se ha desdibujado en favor de una prórroga sin fecha conocida, aunque todo puede ser distinto en unos días. Esa indefinición ante el futuro también tienen su repercusión en la provincia de Huelva.

En concreto son 345 millones de repercusiones, los mismos que de euros que en exportaciones se vendieron en aquel país durante el año pasado según datos de la Cámara de Comercio consultados por Huelva Información. Se trata de 4.239 operaciones y más de 127.000 toneladas, en su gran mayoría de frutos rojos de los que los británicos son más que fieles consumidores. Tampoco sorprende que su afición por la artesanía, coloque al calzado valverdeño como el segundo producto onubense más exportado a las islas. Madera, productos químicos, plantas, pescados y carne completan la cesta de la compra del Reino Unido en la provincia de Huelva. La misma que ahora se ve comprometida con un futuro que se antoja incierto; si hay una prórroga se dilatará todavía más en el tiempo; si tanto el Parlamento inglés, como las instituciones europeas se ven abocados a una salida brusca, la imposición de aranceles lastrará, sin duda, unas ventas que gozan de una salud inmejorable.

Una de las empresas que más comercializa sus productos en el Reino Unido, Onuba Fruit, se muestra más que convencida de que una salida abrupta afectará a sus ventas. Su director comercial, Carlos Esteve, espera que “el periodo transitorio, traerá consigo complicaciones sobrevenidas, principalmente en asuntos de logística.A corto plazo nos preocupa también la sobrecarga de trabajo en las fronteras, algo que seguro comparte también la distribución en el Reino Unido, que deberá hacer cambios en sus hábitos de compra y es muy posible que no cuenta tampoco con las medidas para hacerles frente”.A largo plazo, también aventura “incrementos en los costes, lo que repercutirá en los precios”.

Las 12.000 toneladas, un 30% de la facturación anual de la empresa, son demasiado importantes como para que “nuestros asociados su nos plantean dudas y preocupaciones”, pese a que está convencido de que “incluso si dejamos de tener ventajas comunitarias, seguiríamos teniendo una gran cuota de mercado”.

La propia centralita de la empresa Surexport deja claras sus intenciones al poco de llamar. El primero de los mensajes que recibe el interlocutor es la posibilidad de hacer las gestiones en inglés. Venden allí más de 20% del total de su producción, cerca de 8.300 toneladas. Miguel Benjumea, su director adjunto, se muestra más optimista ya que considera que “las ventas no se tienen que ver afectadas. Los frutos rojos para ellos, son un producto muy consolidado y con una demanda muy estable y las grandes cadenas de supermercados no parece que vayan a bajarlos”. No obstante, sí tira de “incertidumbre” a la hora de plantearse la manera en la que “se verá afectada la cadena logística. No hay que perder de vista que nuestro producto es muy perecedero y cada minuto de retraso o ineficiencia en la cadena, afectará directamente a la calidad de la fruta. Se han habilitado algunos procedimientos simplificados para ciertos requisitos como la emisión de los certificados sanitarios, pero no sabemos la agilidad de estas medidas hasta que se pongan en funcionamiento y todo eso sin tener en cuenta el incremento de coste que va a tener para el exportados, que también hay que tenerlo en cuenta”.La obsesión por la calidad, lo preside todo; “nuestros asociados sí nos han hecho llegar esa preocupación por el incremento del tiempo de tránsito, ya que la calidad de la fruta se resentirá.Esa calidad es clave a la hora de permanecer en ese mercado y, junto a la estacionalidad, el servicio al cliente o los volúmenes demandados, son los fundamentales para seguir en el mercado británico”.

El presidente de Apical (Asociación Provincial de Industrias del Calzado de Valverde), José Cejudo, también agita el fantasma de al incertidumbre como el que amenaza a su sector; “no sabemos lo que va a suceder, así que habrá que esperar a que se aclaren”. No obstante, es de los que se apuntan al optimismo, porque considera que “creo que van a seguir comprando, aunque a ver a qué precio”. A su juicio “tenemos un artículo de una gran calidad, conocido en los principales mercados como spanish boot y destinado a un tipo de cliente con un alto poder adquisitivo, que compra en tiendas de moda y a través de la red, por lo que no creo que nos afecte demasiado”.

Para Miguel Palacios, jefe de Metalurgia de Atlantic Copper, “puede dejar a algunos sectores, como el de la automoción, el farmacéutico o el químico, especialmente vulnerables en caso de un Brexit caótico”.A su juicio “el impacto sobre las empresas españolas podría venir de numerosos frentes. Según se ha publicado recientemente, la incertidumbre ante el inminente divorcio ha restado 2,1 puntos al PIB británico, con especial incidencia en el consumo; lo que puede limitar las compras a otros países, especialmente si a los productos importados se les incorpora un arancel, o si éstos sufren demoras por un aumento de los trámites burocráticos”. En lo que se refiere a su propio mercado Palacios asegura que “si el precio del cobre fluctúa, afecta a nuestro resultado directamente. Por ello, y por lógica, la inestabilidad y la incertidumbre de los mercados respecto al Brexit puede impactar negativamente en nuestros resultados, en mayor o menor medida”. La incertidumbre parece pues que llegó para quedarse.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios