Atención Primaria

Los médicos de La Orden declaran "no poder más" por la sobrecarga de trabajo

  • Los facultativos dan una semana de plazo para ver cambios significativos en la gestión

Fachada del centro de salud de La Orden. Fachada  del centro de salud de La Orden.

Fachada del centro de salud de La Orden. / Correa (Huelva)

Los médicos del centro de salud de La Orden consideran que se ha llegado a una situación límite que compromete la atención que se presta a los usuarios y al estado de salud de los propios profesionales. Así se lo han hecho saber a los responsables del SAS en Huelva, más en concreto a la dirección-gerencia del Distrito sanitario Huelva-Costa, en un escrito presentado ante esta institución el pasado día 18. Una de las carencias más significativas es la de no poder contar siquiera con 6 minutos para tratar a un paciente.

Los médicos dan a los responsables del SAS, el plazo de una semana para que “de manera urgente se lleven a cabo cambios organizativos”, de lo contrario “pediremos de manera formal la dimisión de la actual dirección o su cese inmediato –del responsable del centro de salud– por la dirección del distrito por no estar en sintonía con las necesidades del equipo, habiendo perdido la posición de liderazgo que requiere nuestro centro de salud y porque entendemos que este modelo de gestión no ofrece una medicina con unos mínimos de calidad para nuestros pacientes”.

Estos profesionales sanitarios celebraron el día 11 una asamblea en la que “de manera unánime” mostraron su descontento con la gestión y organización de la demanda tanto en medicina familiar como en pediatría tal y como está establecida por el actual director. Los médicos sufren “un deterioro asistencial con medidas tales como duplicar los pacientes cada media hora:“Esta medida además de ningunearnos como especialistas y restar valor al acto médico, supone una situación de conflicto entre los pacientes frecuentemente”.

La percepción que estos profesionales tienen es la de un descontrol organizativo que ha llevado a una “sobrecarga desmedida de trabajo” que pone en riesgo la seguridad del paciente y repercute de manera grave” en la salud física y psíquica de los profesionales, lo que se viene padeciendo desde hace años de manera que la plantilla de médicos no tiene reparos en expresar su “no podemos más”. Para salir de este marasmo, la asamblea de facultativos fijó una serie de pasos que entienden que son irremplazables en su puesta en marcha. De este modo, apuntan a la necesidad de que “no se citen a dos pacientes a la misma hora cada 30 minutos, manteniendo un mínimo de 6 minutos por paciente hasta la consecución de unas de las reivindicaciones principales de la Plataforma Basta Ya Huelva:10 minutos por paciente”.

El escrito enviado al Distrito sanitario Huelva-Costa prosigue con una serie de propuestas que intentan, según señalan, poner una organización adecuada a la atención que prestan y que incluye lo que se entiende por consulta a demanda pacientes que piden cita para ir a su médico de familia–, los casos considerados no demorables que son los que se presentan en el centro de salud de manera no planificada para los que piden un máximo de 24 pacientes por turno y al menos 4 minutos para poder atenderlos. Asimismo, entienden que “en sigtuaciones de hiperfrecuentación el director participe solidariamente con el resto del equipo en la asistencia a los no demorables y en los avisos a domicilio”.

Tampoco se olvidan de que se agilice la cobertura de las ausencias de los profesionales “haciendo especial énfasis en pediatría donde hasta ahora, algunas profesionales han dejado de pasar su consulta de adultos para pasar la de los niños, sin que esto sea un hecho aislado”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios