Huelva

La desokupación del edificio en Macías Belmonte es un alivio para el vecindario

  • Algunos de los residentes cercanos han llegado a afirmar que era un "foco de infección"

Fachada del edificio desocupado en Macías Belmonte Fachada del edificio desocupado en Macías Belmonte

Fachada del edificio desocupado en Macías Belmonte / H. I. (Huelva)

Los vecinos de la calle Macías Belmonte, en el barrio del Molino de la Vega, han agradecido al Ayuntamiento de Huelva su actuación "fundamental" para el desalojo del edificio ocupado desde hace un año en esa calle, resaltando que era "un foco de infección" ya que estaba "lleno de basura, de ratas y todo tipo de plagas". Así lo ha indicado la representante vecinal, Teresa Paus, que ha solicitado que se cambien las leyes para que no se permitan este tipo de ocupaciones ilegales y que se autorice a las administraciones cercanas a "que tengan manos libres para actuar en consecuencia con el problema que existe".

De este modo, Paus ha remarcado que ha sido el Ayuntamiento, "con el trabajo de las diferentes áreas, pero fundamentalmente desde Medio Ambiente, el que ha conseguido convencer a los 'okupas' para que se marchen del edificio, que se han ido finalmente de manera voluntaria". De este modo, ha relatado que el Consistorio "ha tomado la determinación de tratar este problema y empezaron a limpiar y a cercar el edificio para que los ocupantes del mismo se vieran forzados a marcharse".

Asimismo, ha criticado que los propietarios del inmueble "no hayan hecho nada" para "impedir la ocupación ni para echarlos de allí", aseverando que ella misma los había llamado en varias ocasiones "y dejaron de coger el teléfono". Por otra parte, ha agradecido también que se hayan acometido las labores de limpieza y desinfección, destacando que la cuba de recogida "estaba hasta arriba de elementos de desecho" y, además, "el ultimo 'okupa' trató de torear a los policías, aunque finalmente consiguieron que se marchara sin problema".

Esta desocupación se ha producido por partes, según ha indicado Paus, que ha reiterado que los vecinos podían haber cogido "cualquier infección porque había excrementos y elementos de putrefacción", todo agudizado también por "el calor" que, además provocaba que "los olores fueran insoportables". Además, Paus ha apuntado que en el edificio se realizaban "actividades ilícitas" tales como "tráfico de drogas y prostitución", algo que también preocupaba a los vecinos. Problemas que se agudizaron con "los olores debido al calor".

Por último, ha recordado los diferentes problemas que se han encontrado como el incendio en una nave en la calle Santiago Apóstol en el que resultó herido un hombre de unos 60 años  a principios de junio, además, un joven fue detenido por presuntamente apuñalar a otro joven en este barrio onubense, todos "relacionados con esta ocupación". Por su parte, el Consistorio apuntó este jueves en una nota de prensa que la presencia policial continuará en toda la zona hasta que finalicen los trabajos de limpieza y desinfección y se termine de sellar todo el edificio para evitar futuras ocupaciones. 

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios