Sociedad

'Cohousing': Entre amigos se envejece mejor

  • Pedro Ponce expone las claves por las que el proyecto de ‘senior cohousing’ en el Colegio de Ferroviarios de Huelva es ya un modelo de innovación en toda España: la gestión de la edad

El gestor del proyecto de ‘cohousing’, Pedro Ponce, durante la charla, con el presidente de la Fundación Juan Manuel Flores Jimeno, Manuel Flores. El gestor del proyecto de ‘cohousing’, Pedro Ponce, durante la charla, con el presidente de la Fundación Juan Manuel Flores Jimeno, Manuel Flores.

El gestor del proyecto de ‘cohousing’, Pedro Ponce, durante la charla, con el presidente de la Fundación Juan Manuel Flores Jimeno, Manuel Flores. / Josué Correa

Al final de su intervención, entre sus respuestas a las preguntas del público, algunas de ellas con cifras y euros, Pedro Ponce aseguraba que el proyecto que lidera tiene un “capital social importantísimo”. Lo tiene claro, muy claro: “La gente. Y eso no tiene precio”. Porque no lo tendrán las caminatas diarias por el Paseo de la Ría en compañía siempre de amigos. Tampoco las tertulias improvisadas con café en el jardín. Ni ver un partido de fútbol “entre colegas” antes de irse a casa. A la cama, más bien, porque todo será casa propia, y todos esos amigos serán vecinos, compañeros con los que compartir a diario un rato de lectura o de comida, pura convivencia en un espacio común, que será el propio. Justo en ese momento de la vida en el que muchos creen perdido.

Todo eso, esas escenas, forman parte del cohousing, de ese modelo de viviendas compartidas en pleno auge en España, heredado del norte de Europa, extendido por los cinco continentes, y ya en marcha en Huelva, en todo el centro de la ciudad, con ese proyecto, la cooperativa Senior Cohousing Huelva, que tiene como bandera el antiguo Colegio de Ferroviarios, que se rehabilitará y será ejemplo de innovación social en todo el país, como ya está siendo.

Su principal ideólogo y gestor, Pedro Ponce Camarena (Tharsis, 1951), participó ayer tarde en el ciclo de conferencias Reflexiones sobre Huelva, organizado por la Fundación Juan Manuel Flores Jimeno cada miércoles en el Centro Cultural José Luis García Palacios de la Fundación Caja Rural del Sur. Y a Ponce le correspondió, como “persona innovadora e inquieta”, según le definió su director de tesis, el ex rector de la Onubense, Francisco José Martínez, hablar de esa “innovación social” por la que destaca el proyecto onubense, por su equilibrio y sostenibilidad social en cuanto a la edad de los residentes.

El complejo que prevé abrir sus puertas en torno a los meses de verano de 2022 contará con 70 residentes de entre 50 y 75 años, como punto de partida, que serán socios de la cooperativa que lo autogestionará y que lo pondrá en marcha, con la adquisición de alguna de las 48 unidades habitacionales (apartamento, más plaza de garaje y trastero), más el uso compartido de zonas comunes como gimnasio, piscina, comedor, cafetería, biblioteca, salas de televisión, aulas, salón de actos, clínica y jardines, entre otras.

La clave, apuntaba ayer Pedro Ponce, es “que no se convierta en un geriátrico, que es lo que ninguno de nosotros buscamos”. Se refiere a la necesidad de escalonar y limitar por cupo la edad de los residentes en franjas de cinco años; la inferior, de 50 a 55 años, que es “fundamental” para garantizar el futuro y la rotación entre los socios de la cooperativa. Nadie, como ocurre ahora en el centro pionero de Málaga, explicó, quiere entrar después en una comunidad en la que todos los socios rondan ya los 90 años. Todo pasa por buscar el equilibrio y una afinidad básica entre todos, por edad e inquietudes, para que la convivencia sea un éxito.

Presente estaba ayer entre el público el teniente de alcalde de Urbanismo, Manuel Gómez, cómplice del proyecto junto al alcalde, para quienes sólo tienen palabras de agradecimiento los socios. Y el ejemplo debería cundir. El profesor Martínez habló de los beneficios de proyectos como éste en un municipio: uno de medio centenar de residentes, aseguró, llega a generar 1,5 millones de euros y 15 empleos directos, a tiempo completo y parcial, en la localidad donde se radica. “Y cada vez hay más proyectos privados que llegan a Andalucía por la calidad de vida de aquí”. La oportunidad está ahí porque hay algo incuestionable: entre amigos se envejece mejor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios