Huelva

El caso Aljaraque vuelve a la campaña

  • PP y Ciudadanos piden la dimisión del presidente de la Diputación tras la continuidad del proceso judicial, mientras el PSOE defiende que la decisión de la jueza instructora de seguir adelante con el proceso solo es "un paso más". Adelante pide que se respete la presunción de inocencia

Ignacio Caraballo, durante una rueda de prensa. Ignacio Caraballo, durante una rueda de prensa.

Ignacio Caraballo, durante una rueda de prensa. / Josué Correa (Huelva)

El caso Aljaraque llega al Pleno de la Diputación que se celebra esta mañana, donde la causa se convierte en batalla política. Las dos principales fuerzas de la oposición, PP y Ciudadanos, exigen la marcha del presidente Ignacio Caraballo, mientras el PSOE defiende que el proceso sigue su curso y evita pronunciarse. Izquierda Unida sostiene su respeto a la presunción de inocencia y se emplaza al desenlace final del proceso abierto.

Son las posturas claras y esperadas horas después de que la magistrada María José Maqueda, instructora del caso –que aborda el supuesto soborno a dos concejales de Sí Se Puede para abortar la moción de censura planteada contra el PSOE a finales de 2016 en el municipio–, ornadenase que siga la causa contra el líder de los socialistas onubenses y presidente de la Diputación de Huelva, Ignacio Caraballo; a los dos concejales de la formación morada aljaraqueña, Francisco Martín y Pedro Escalante; al representante de CCOO José Luis Rodríguez, y al directivo de Aguas de Huelva J.M.M.R.

La titular del Juzgado de Instrucción 1 de Huelva rechazó así la petición de sobreseimiento de las actuaciones formulada por las defensas y apoya la tesis de la Fiscalía y del PP, que ejerce la acusación popular. Por ello acordó "la continuación del presente procedimiento para juicio ante el tribunal del jurado", al estimar que "existen indicios de la comisión del delito de cohecho" en el caso de los cinco encausados, como consta en el auto adelantado por Huelva Información.

El PSOE respalda a su secretario general provincial como ha hecho desde el inicio. Su portavoz en la Diputación, José Fernández, calificó la decisión judicial como “un paso más del proceso”, por lo que considera que “no hay movimiento judicial y por lo tanto no hay movimiento político”. Ante las peticiones de dimisión de PP y Ciudadanos y sus alegatos al código interno socialista que fija la apertura de juicio oral de un cargo como motivo de cese, Fernández les responde que “el código ético lo aplica el propio partido, no lo solicitan el resto de grupos políticos”.

Adelante Huelva califica el tema como “grave”, si bien “hay que preservar la presunción de inocencia” por lo que “hay que esperar a que se dirima el proceso antes de hacer valoraciones”.  Su portavoz en la Diputación Provincial, David Calderón, señala que "son hechos muy graves" y espera que "se diluciden lo antes posible". A su juicio, "hay muchos motivos para pedir la dimisión de Caraballo pero en lo que estamos interesados es en que este juicio termine y se dilucide si realmente estos hechos tan graves han tenido lugar".

Ciudadanos y PP se han mostrado más contundentes en sus posiciones. El portavoz popular, Juan Carlos Duarte, denuncia que “esta institución que no puede estar manchada por un proceso judicial”. Acusa al PSOE de ser “un especialista en cambiar la versión”. Por ello, reclama “la dimisión del presidente de esta institución que es fundamental para vertebrar esta provincia” María Ponce (Cs) sostiene que le parece “increíble que haya que seguir hablando de corrupción”. Recuerda que “mi partido lleva más de un año solicitando la dimisión” de Caraballo, a quien acusa de “manchar el nombre de la institución y de Aljaraque”. En consecuencia, le piden a Susana Díaz y Pedro Sánchez, como líderes regional y nacional, que “lo obliguen a dimitir”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios